Más de 20.000 agricultores y profesionales del sector unen fuerzas en Almería en una multitudinaria manifestación

0
811
  • Tanto las organizaciones agrarias como las comercializadoras esperan que tras esta movilización exista un antes y después en la situación del campo hortofrutícola, principal motor del sudeste español.
  • El compromiso de las organizaciones convocantes en la unidad de acción en defensa del campo ha sido primordial y con este talante de unión se continuará trabajando para revertir esta situación por encima de todo.
MANIFESTACIÓN MULTITUDINARIA EN ALMERÍA (Foto: El Faro)

Más de 20.000 agricultores y profesionales del sector, así como la sociedad en general se han manifestado hoy por las principales calles de la capital almeriense para reclamar la atención de todas las administraciones ante la crisis estructural que padece el sector hortofrutícola.

Las organizaciones agrarias ASAJA, UPA y COAG Almería junto a COEXPHAL y ECOHAL, organizadoras y convocantes de la movilización califican de éxito la convocatoria y destacan que es de vital importancia la unión de todos para conseguir los objetivos perseguidos. “El compromiso mostrado por las organizaciones convocantes en la unidad de acción en defensa del campo ha sido primordial y con este talante de unión se continuará trabajando para revertir esta situación por encima de todo”.

Bajo el lema ‘Nuestra Agricultura en Extinción’, se sumaron a la convocatoria los agricultores junto a sus organizaciones y cooperativas de Granada, así como agricultores de Málaga, además de la industria auxiliar, ayuntamientos y empresas vinculadas con el mundo hortofrutícola.

Tras la manifestación, el periodista David Baños ha leído un manifiesto en el que los convocantes reclaman “agua de calidad y a un precio asequible y para todos los productores y limpieza del campo”. 

Los agricultores piden un plan de higiene rural y acabar con los asentamientos ilegales que tantos problemas de imagen han generado y que no se comprende que “un sector económico con 60.000 extranjeros en la Seguridad Social cada año sea considerado responsable de un problema global como es la inmigración ilegal”.

También se ha pedido una reducción de costes para algunos inputs de producción como la energía, el agua, y/o impuestos.

Además, exigen medidas para el control de importaciones extracomunitarias como la restauración de los certificados de importación, el control de tasas arancelarias y la revisión de los precios mínimos de entrada de productos extracomunitarios.

Controlar y erradicar el etiquetado fraudulento de producto de origen extracomunitario, haciéndolo pasar por producto almeriense o granadino.

Establecer un fondo paralelo y específico de gestión de crisis para todo el sector hortícola, como una medida nueva al margen de los programas operativos de las OPFHS, y que esté al alcance de todos los agricultores en igualdad de condiciones.

Los agricultores quieren también que se articulen con carácter de urgencia mecanismos de reglamentación europea para evitar imposiciones comerciales de las cadenas de distribución y supermercados europeos. Y habilitar un cuerpo de inspección que haga cumplir esas leyes, así como impedir la imposición de promociones comerciales costeadas por el proveedor.

Según el manifiesto “no es justo que todo nuestro trabajo acabe en un supermercado con unos precios que en muchos casos suponen unos márgenes comerciales de más 500 % con respecto al precio que recibe un agricultor y que está por debajo de los costes de producción.”

Tanto las organizaciones agrarias como las comercializadoras Asaja, Coag, UPA, Coexphal y Ecohal esperan que tras esta movilización exista un antes y después en la situación del campo hortofrutícola, principal motor del sudeste español. No obstante, se va a seguir trabajando unidos para conseguir que la horticultura almeriense siga siendo competitiva.

Se ha finalizado con un llamamiento a la unidad y a la esperanza de que lleguen soluciones: “Vamos a seguir defendiendo nuestro sector, y no pararemos hasta que lo consigamos. Las cosas no se consiguen de un día para otro, pero lo más importante es mantenernos unidos, algo que en momentos duros es más complicado, pero es totalmente necesario”.

Otras zonas agrícolas como Motril (Granada) y Málaga también se han sumado a esta multitudinaria movilización.

La Federación de Regantes y la Mesa del Agua de Almería se suman al paro general agrario

“Agua suficiente y precios justos para nuestros productos” es lo que han exigido ante el grave riesgo que corre el modelo agrícola en la provincia, ha señalado José Antonio Fernández Maldonado

FERAL Y MESA DEL AGUA EN LA MANIFESTACIÓN DE ALMERÍA (Foto: El Faro)

La Federación de Regantes de Almería (FERAL) y la Mesa del Agua de Almería se han sumado hoy a la jornada de huelga y paro agrario que ha tenido lugar en la provincia de Almería. El paro que ha alertado con su lema general de que “Nuestra agricultura está en peligro de extinción” ha movilizado a cerca de veinte mil personas “lo que significa que los almerienses estamos viendo cómo se está poniendo en riesgo una actividad tan potente y que tanta riqueza genera en la provincia”, ha recordado el presidente de los Regantes y portavoz de la Mesa del Agua, José Antonio Fernández Maldonado.

Tanto FERAL como la Mesa del Agua de Almería han exigido “Agua suficiente y precios justos para nuestros productos” durante la marcha que ha recorrido las principales vías de la capital almeriense y han vuelto a mostrar su “extremada preocupación” ante la falta de rentabilidad que están padeciendo los agricultores de la provincia y que viene derivada tanto de los bajos precios a los que se compra la producción a los agricultores como los cada vez más elevados costes de producción que deben afrontar. Uno de esos costes “viene derivado del precio del agua, donde los regantes de la provincia afrontan unos precios muy superiores a los que se pagan en otros lugares de España”, ha recordado José Antonio Fernández Maldonado.

Los regantes almerienses han vuelto a incidir en la calidad de las producciones hortofrutícolas de la provincia “y el esfuerzo que se ha hecho para trabajar con cultivos que cada vez son menos invasivos. Desde que tenemos la cultivo en el lineal se puede saber con qué productos se ha tratado, por eso creo que hay que reconocer el esfuerzo de la agricultura almeriense por mejorar la seguridad alimentaria”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí