‘Pensión Loly, no va de boas’ de Antonio Bueno, invita a la reflexión de los seres contradictorios que habitan en un mismo ser

0
880

José Manuel González/EL FARO

La ópera prima del artista motrileño desgrana miedos, frustraciones, contradicciones sociales y luchas internas buscando la libertad plena

‘PENSIÓN LOLY, NO VA DE BOAS’, DE ANTONIO BUENO…

El polifacético artista motrileño, Antonio Bueno, presenta su primera obra teatral, ‘Pensión Loly, no va de boas’ en Ágora Café y Cultura de Motril, el próximo sábado 16 de noviembre, a partir de las 22:00 horas.

Antonio Bueno, peluquero de profesión, hasta ahora conocido por sus variadas performance, colaboraciones artísticas y musicales y, sobre todo, por su particular forma de interpretar la vida a través de la pintura, con la realización de varias exposiciones en diferentes enclaves de su ciudad natal, Motril, echa ahora mano de su innegable creatividad y trabajo para dar rienda suelta a ideas y pensamientos vitales, en ocasiones, directamente existenciales.

Como inspirado por el propio William Shakespeare, Bueno envuelve su obra en un periplo sustentado en ‘Ser o no ser… esa es la cuestión’, a través de una muestra escénica enmarcada en diferentes personajes, que él mismo interpreta, atreviéndose con una clara y rotunda valentía a desnudarse ante el público y bordar un hilo argumental lleno de vida -la propia y la ajena- desde la perspectiva del ¿cómo me veo, cómo me ven?, con el pudor justo que ha salido de su puño y letra, pero al tiempo, sacando con atrevida libertad las vicisitudes de toda una vida que recorre y transita hábilmente desde la infancia a la edad adulta, pasando por un sinfín de estadios personales impregnados de virtudes y defectos, de realidades y anhelos.

Propone una versátil puesta en escena convertida en una sorprendente catarsis, que lleva al espectador al recrearse en el pasado y presente del protagonista principal de la obra, o deberíamos decir protagonistas, mediante una permanente lucha interna marcada por egos, complejos, frustraciones y miedos impuestos por una sociedad injusta, incluso cruel, que va dejando cicatrices en la persona, o dicho con mayor acierto, en los diferentes estereotipos que habitan en un mismo ser que gravitan en un controvertido triángulo que combina el deseo de crecer ante la adversidad impuesta, batallando contra el corsé de las reglas establecidas en círculos sociales y familiares tristemente estereotipados.

ANTONIO BUENO Y LA GESTORA DE ÁGORA CAFÉ, MARÍA CASTILLO, EN UNO DE LOS ENSAYOS…

Antonio Bueno, en su ópera prima, desgrana por espacio de cincuenta minutos su particular visión de aquello que se esconde tras la máscara que el ser humano se autoimpone para buscar estrategias que lo hagan sobrevivir en un entorno hostil y no dejarse arrastran al precipicio, a la duda existencial, provocando en el espectador una reacción interna que invita a preguntarse ¿quién fui, quién soy, quién quiero ser?

‘Pensión Loly, no va de boas’, establecimiento al que llamarán por teléfono huéspedes insospechados, está diseñada con un toque de humor e ironía en una mezcolanza de ideas confusas y opuestas, que desatan desesperación, burla, y también, evolución personal, conceptos que giran sobre la base de una estructura pergeñada para hablar, al fin y al cabo, de la propia vida, con todos sus rincones, recovecos y aristas en diversos ámbitos aparentemente inofensivos: familia, trabajos, amistades, educación, religión, viajes, ciudades, sexualidad, etc…

Una obra llena de verdad, con arañazos vitales, con pros y contras en etapas de vida reídas y lloradas que no dejarán indiferente al receptor de la trama, pues Antonio Bueno, con una actitud deliberada, hará una invitación a ser uno mismo, de manera absolutamente libre, eso sí, sin olvidar los seres que habitan en nuestra, a veces, traicionera y contradictoria mente.

ANTONIO BUENO, EN PLENO PROCESO DE CREACIÓN DE ‘PENSIÓN LOLY,…’

La expectación de esta novedosa creación teatral ha sido tal, que las entradas -3 euros- se han agotado dos semanas antes de la presentación pública de ‘Pensión Loly, no va de boas’, por lo que han de permanecer atentos, ya que no es de extrañar que Antonio Bueno, en diciembre, plantee realizar una segunda función.

¡Avisados quedan!, ‘Pensión Loly…’, no es una pensión al uso, más al contrario, está preñada de la simbiosis propia que emana de atajos y carreras de fondo permanentes…

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí