LA OTRA NOCHEBUENA

1
522
FELICITACIÓN NAVIDEÑA 'EL NORTE PERDIDO'

Miraba por la ventana cuando oí el sonido de mi móvil “diciéndome” que alguien me buscaba…. ¡qué poco imaginaba yo, que esa llamada iba a ser tan importante en la vida de María y Ana! Una madre y su hija de 11 años, que solas las dos afrontaban día a día la ansiedad de ver su nevera vacía, de tener que aparentar una falsa tranquilidad con sonrisa postiza y un gran abrazo de amor verdadero cuando Ana simplemente le pedía un yogurt… Un yogurt que nunca llegaba, un yogurt que iba acompañado de las llamadas de la entidad bancaria, porque su madre no podía pagar el recibo de la hipoteca, un yogurt que iba cargado de recibos de luz y agua sin pagar…   – ¡Marisa, o pago o le doy de comer a mi hija! ¡Sólo tengo un contrato de una hora semanal! Me decía María entre sollozos.

Lo que podría ser el principio de un buen libro, o una película americana de Navidad en la que todo acaba bien, es una historia real, una historia de una madre y una hija que viven solas, y a las que hemos cambiado los nombres, por razones obvias.

No os puedo describir el rostro de María el primer día que la Ong ‘El Norte Perdido’ le llevó comida a casa;  al principio era una mezcla de agradecimiento y vergüenza, después cuando Ana descubrió los yogures, la ilusión y las risas llenaron la cocina.

En la actualidad, en ‘EL Norte Perdido’ atendemos semanalmente a casi treinta familias en nuestra zona de actuación; son familias que han perdido sus trabajos, las prestaciones y los subsidios en la mayoría de los casos.                  

Se sienten solas y tristes. Sienten que no tienen futuro, y lo que es peor, ni proyecto de futuro. Familias a las que pagamos sus recibos de luz y agua porque de una forma implacable y sin miramientos de ninguna clase, las grandes empresas les cortan el suministro como si de morosos se tratase. ¡No son morosos! Son víctimas. Víctimas de una clase social que esta Nochebuena está en su casa bien acomodada con su calefacción y sus bombillas adornando el árbol.  Mientras, los voluntarios de ‘El Norte Perdido’ hemos tenido que ir a pedir a las carnicerías, verdulerías y supermercados en busca de los excedentes de alimentos, para que estas pobres familias con niños, que sueñan con la llegada de los Reyes Magos, puedan tener un trozo de carne que echarse a la boca esta Nochebuena….

En El Norte Perdido, sabemos que en estos momentos hay muchas familias que están sufriendo esta situación en silencio, y por ello, trabajamos día a día para llegar hasta ellas.

A través de estas líneas, te pedimos a ti que estás leyendo este artículo, que cierres los ojos y que por un instante intentes imaginar cómo sería tu vida y la de tu familia, si sólo ingresaras en tu casa 15€ semanales como María y Ana. Cuando los abras, espero que te haya impactado tanto verte en esa situación, que decidas ser protagonista y ayudar a las familias que tan mal lo están pasando.

Por todo ello, y por más, colabora en todo lo que puedas para recoger fondos que nos permitan pagar recibos de luz, comprar botellas de gas, etc. pues las grandes compañías todavía no nos aceptan ni ropa usada, ni comida no perecedera.                                                   

ONG ‘EL NORTE PERDIDO’ – Ayúdanos a ayudar

Artículo: Marisa Escribá –Coordinadora ONG-

C.C. ES56 0081 1309 9400 0102 7407 BSAB. (Cuenta de colaboración con ‘El Norte Perdido’)

  • Desde El Faro hemos decidido publicar los artículos de la ONG ‘El Norte Perdido’ que tanto tiempo estuvo trabajando y luchando desde Motril por los más desfavorecidos, principalmente, realizando campañas de recogida de alimentos y ropa para poder abastecer a personas que habitan en zonas deprimidas del cercano continente Africano. Ahora, su labor la tienen ubicada en tierras valencianas, pero el empeño, el esfuerzo y la dedicación de los integrantes de la ONG siguen siendo las mismas. Por ello, la historia que nos ha traído nuestra admirada Marisa Escribá, la hemos insertado en nuestra sección de opinión, máxime, cuando estamos ya en el día de Nochebuena. Enhorabuena por el trabajo que desarrolláis, porque gracias a vosotros parte de la sociedad encuentra sustento, dignidad y herramientas para mirar al futuro. Y como no puede ser de otra forma, aquí tenéis vuestro periódico digital, en vuestra querida tierra del Sur, en Motril.

1 Comentario

  1. Muchísimas gracias a tod@s los que formáis la gran familia Andaluza que dejé en Motril. Gracias a esta ventana digital «El Faro» os puedo tener más cerca día a día. Gracias por seguir colaborando con todas las actividades de El Norte Perdido Ongd, Os necesitamos estemos donde estemos…
    AYÚDANOS A AYUDAR.
    El Norte Perdido Ongd.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí