Menús con originalidad y cariño

0
1450
Alvaro García cocinando para nuestros mayores

Residencia Costa Nevada de Motril (Granada) ha dado un paso más en su constante inquietud por mejorar la calidad de vida de nuestros mayores. Desde hace semanas, tanto los almuerzos como las cenas que se sirven en el centro tienen un toque especial, algo que hace que los menús potencien todas sus cualidades, que sean mucho más atractivos y que contribuyan aún más a hacer del momento de sentarse a la mesa un instante gratificante para los residentes. La intención de la dirección del Costa Nevada no ha podido encontrar mejor realización: el trabajo de Alvaro García, un reconocido profesional de la cocina en la Costa Tropical, un cocinero que acumula una interesante trayectoria profesional y que se sintió cautivado por la idea de crear y servir sus platos a los mayores de la residencia Costa Nevada de Motril, “me pareció algo bonito, es una faceta diferente pero no por ello menos gratificante”, dice García. Sus creaciones, inspiradas directamente en la alta cocina, significa una simplificación de la misma a partir de materia prima cien por cien natural y basada en el menú que indica permanentemente el nutricionista del centro. “La presentación se cuida, se le da un toque diferente, mucho más llamativo y mimando esa materia prima”, explica este profesional de la cocina que es un enamorado de su trabajo, algo que se transmite a su quehacer diario y a su vez se transmite inevitablemente a los residentes “de hecho -dice- yo hablo con ellos y les pregunto por la comida continuamente, para que me den su parecer”.

En su mesa de trabajo, en las cocinas del Costa Nevada, solo productos de primera calidad y basados en lo que admiten las dietas programadas: carnes de ternera, pollo y bastante pescado predominando, por supuesto, la verdura. Eso sí, en relación a la alta cocina, hay que derribar muchos mitos pues dentro de esta se conjugan diferentes tipos (moderna, tradicional, creativa) y en este caso hay que destacar la apuesta tan fuerte por la materia prima fresca, “se ve todo lo que hay en el plato, con una buena elaboración y una cierta delicadeza a la hora de emplatar y respetar los procesos”, explica el cocinero. Así pues, dentro de los menús que se elaboran y que pormenoriza el nutricionista se les da el pequeño cambio que lo hace diferente; así, un servicio de restaurante a un nivel sencillo en el que los ingredientes vayan en su grado perfecto.

Se trata de cumplir unos patrones estándar de aporte calórico y proteico; “estamos hablando de la dieta basal, en torno a las 2.000 calorías y cumpliendo las proporciones adecuadas de lípidos, hidratos de carbono y proteínas”, explican los responsables de la residencia,  y todo ello sobre el asiento de la dieta mediterránea. Sobre ese menú diario hay una serie de adaptaciones que van en función de las necesidades individualizadas de cada paciente, en referencia a las patologías o alguna medicación que esté recibiendo el mayor que pueda interaccionar con determinados alimentos, eliminando lo que no corresponde. En relación a estos cambios, no hay que pasar por alto que estos son positivos y que a priori su propio efecto visual es beneficioso sobre todo para aquellas personas que por su avanzada edad tienden a comer poco “por lo que la presencia del alimento es muy importante, como lo es el hecho de que la hora de comer para ellos es algo relevante y social; todo eso hay que hacerlo apetecible a la vista”, argumentan desde el Costa Nevada. Se insiste, pues, en que los residentes comen mucho mejor cuando el alimento está bien presentado y las raciones equilibradas.

Hay que resaltar, igualmente, que existen otro tipo de adaptaciones de la dieta para personas con disfagia (trastornos deglutorios generalmente a causa de enfermedades neurológicas), con lo que hay que adaptar la dieta y especialmente la textura.

Además se adecuan los platos a las preferencias de los residentes, a lo que se incluye el testado de las comidas que se realiza de manera concienzuda (presentación, saborización y textura) “has de tener una referencia objetiva, así sabemos que lo que sale al comedor va con todas las condiciones y garantías”, explican sus responsables.

En definitiva se trata de incrementar aún más la calidad en el centro Costa Nevada, con un toque de originalidad y sobre todo de mucho cariño pues, sin duda alguna, ellos lo agradecerán con su franqueza e ilusión.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí