La Policía Nacional incauta en Granada más de 2.450 plantas de marihuana y detiene a cinco personas por delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico

0
795

R.E.F.

  • La “Operación Bunker” se ha desarrollado durante el mes de abril en la zona norte de la ciudad y ha estado centrada en determinados inmuebles que se habrían constituido como plantaciones in door de marihuana a gran escala
  • Los primeros registros se realizaron en un local y en un domicilio en el que resultó detenido un varón tras localizar una plantación en la que se cultivaban 256 plantas
  • A finales del mes de abril fueron nueve los registros domiciliarios practicados, resultando cuatro personas detenidas y más de 2.200 plantas de marihuana intervenidas
  • Una de las plantaciones fue descubierta en un zulo practicado bajo una vivienda cuyo acceso se realizaba por un minúsculo hueco que se encontraba cubierto para dificultar su descubrimiento y acceso en el que los agentes descubrieron 161 plantas
Bunker con una plantación de marihuana (P. Nacional)

Agentes de la Policía Nacional de Granada han llevado a cabo la “Operación Bunker” contra la producción a gran escala de cultivos de interior de marihuana en la zona norte de la ciudad. En el operativo han resultado detenidas cinco personas, tres varones y dos mujeres de edades comprendidas entre los 29 y los 53 años y se han incautado más de 2.450 plantas de marihuana, algunas de ellas descubiertas en el interior de un zulo situado bajo una vivienda.

La “Operación Bunker” se ha desarrollado en dos fases

Agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Granada comenzaron la investigación de la “Operación Bunker” a principios del mes de abril, cuando iniciaron las pesquisas sobre varias plantaciones de marihuana a gran escala localizadas en diversos inmuebles situados en la zona norte de la ciudad. El operativo se desarrolló en dos fases diferenciadas y en ambas se llevaron a cabo servicios de vigilancia y gestiones para confirmar la existencia de dichas plantaciones así como para identificar a los presuntos responsables. Durante la primera fase, los policías realizaron registros en un local, donde se incautaron 80 plantas de marihuana y en un domicilio donde fueron 256 las plantas intervenidas y se detuvo al morador, un varón de 53 años sin antecedentes policiales.

En los últimos días del mes de abril se concretó la segunda fase de la “Operación Bunker”, en este caso sobre un total de nueve viviendas las cuales fueron registradas. El resultado fue la incautación de más de 2.200 plantas de marihuana y la detención de cuatro personas, dos varones y dos mujeres, como presuntos autores de delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, ya que los inmuebles presentaban conexiones ilegales a la red de suministro, para lo cual, los agentes contaron con la participación de personal técnico de ENDESA. Una de las plantaciones incautadas en una de las viviendas albergaba 370 plantas las cuales se encontraban ya colgadas en proceso de secado.

Un zulo oculto en los bajos de una vivienda constituido como centro de cultivo de marihuana

Los investigadores hallaron uno de los cultivos de interior en un zulo situado en los bajos de una de las viviendas registradas, cuyo acceso se realizaba por un hueco de reducidas dimensiones que estaba cubierto para dificultar su descubrimiento y acceso. En el mismo, tras bajar unas escaleras de obra, se incautaron 161 plantas, que forman parte de las más de 2.450 intervenidas en total en la operación. Durante este registro los agentes detuvieron a un varón de 38 años con antecedentes policiales como presunto titular del cultivo alojado en el zulo, el cual también contaba con una conexión ilegal a la red de suministro eléctrico.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí