2020: UN AÑO DIFÍCIL

0
2465

2020. UN AÑO DIFÍCIL

JULIO RODRÍGUEZ, Vocal del Consejo Superior de Estadística. Fue presidente de Banco Hipotecario de España y de Caja Granada…

En 2020 no se celebrarán las fiestas patronales en Motril correspondientes al mes de agosto, como también sucede en el resto de España. Hace más de 50 años se decidió trasladar dichas fiestas desde octubre al mes de agosto, dejando para el mes de octubre la feria anual de ganado, que desapareció en poco tiempo. En Motril debería de realizarse un Plan Estratégico destinado a impulsar un mayor desarrollo de esta ciudad.

2020, un año convulso

2020 está siendo un año especialmente convulso, no solo en España, sino también en el resto del mundo. Los meses de enero y febrero de este año son el último periodo “normal” de referencia. La pandemia derivada de la propagación del coronavirus Covid-19 ha tenido una fuerte incidencia en España.

Los “rebrotes” del coronavirus están siendo significativos en el verano de 2020. Está por ver si tales datos son o no un anticipo de una “segunda ola” de la pandemia, que ha podido generar unos 45.000 fallecimientos.

El impacto del confinamiento establecido para frenar la extensión de la pandemia está siendo  muy negativo. El empleo disminuyó en más de un millón de trabajadores en el segundo trimestre. Gracias a la aplicación de los ERTEs se han mantenido 3,5 millones de puestos de trabajo. El turismo y los transportes son las actividades más afectadas por el “parón” del segundo trimestre y  tienen un peso elevado en la economía española. De ahí que la incidencia de la crisis está resultando superior en España que en el resto de la Eurozona. La recuperación de los meses de junio y julio de 2020 tiene  más bien carácter de retorno a los niveles de actividad de enero-febrero y no implican ni de lejos la presencia de una recuperación.  

“La pandemia ha creado una contracción económica masiva que puede ser seguida por una crisis financiera en muchas partes del globo, en la medida que los préstamos bancarios morosos  generen posibles quiebras empresariales y bancarias” (Carmen Reinhart, “La economía global no volverá  a ser la misma”, Foreign Affairs, julio-agosto de 2020).

Motril. Se bajó de los 60.000 habitantes. Hace falta más dinamismo

La demografía revela que la segunda década del siglo XXI no ha sido un periodo brillante en la evolución de Motril. Según los datos del Padrón Continuo de Población publicados por el INE la población de Motril alcanzó al inicio de 2013 un nivel  máximo histórico de 61.194 habitantes. Después de dicha fecha  la población descendió hasta 2016, estabilizándose en los dos años siguientes. Destacó el retroceso acaecido en 2019 como consecuencia de la segregación del hasta entonces anejo de Torrenueva, convertido ahora en el flamante  municipio de Torrenueva-Costa.

Al inicio de 2019 Motril tenía una población de 58.020 habitantes, que ya no incluía los 2.682 correspondientes al anejo citado. Los datos de población y  de afiliación a la Seguridad Social revelan la presencia de una desaceleración del crecimiento económico en Motril entre 2017 y 2019.

El entorno de la provincia de Granada no ayuda demasiado a la Costa. La afiliación a la Seguridad Social en dicha provincia  asciende solo a 317.500 afiliados en junio de 2020, lo  que implica una baja tasa de empleo. La Costa aparece como una zona a saturar de segundas viviendas por parte de promotores, sobre todo de la capital y de lugares aún más lejanos. El desarrollo conseguido por dicha vía dista mucho de ser inclusivo, al favorecer solo a un estrato reducido de población y no generar empleos estables, aparte de su negativo impacto medioambiental. Las continuas noticias de descubrimientos de plantaciones ilegales de droga en la provincia (las “marías”) revelan la necesidad de crear más empleos en actividades adicionales al turismo.

La conexión de la ciudad de Motril con la autovía se ha convertido en un cuello de botella a superar. La presión política para que el agua de la presa de Rules ayude al desarrollo de la Costa de Granada debe de intensificarse. Es demasiado prolongado el periodo transcurrido desde la finalización de las obras de dicha infraestructura sin que  se hayan aprovechado las aguas en cuestión.

El puerto de Motril puede aportar mucho más al desarrollo de esta ciudad. Hay unos terrenos reservados para un parque de actividades empresariales en las proximidades del puerto que no han sido objeto de urbanización  en más de 20 años. Debería de establecerse un Plan Estratégico para esta ciudad, a aprobar por el ayuntamiento. Su elaboración debe de realizarse con una amplia participación ciudadana. Dicho Plan  debe de incluir propuestas que contribuyan a impulsar un mayor y diversificado desarrollo de esta ciudad, además de apoyar políticas respetuosas con el medio ambiente.  

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí