La fe y la devoción se hacen presentes en la calle al paso del Cristo de la Salud y su titular mariana

0
191

DOMINGO LÓPEZ FERNANDEZ

En el cenit de la Semana Mayor y tras un balance en cierto modo sombrío, con dos procesiones suspendidas y otras dos culminadas felizmente aunque con la mirada puesta en todo momento en el cielo, Motril llegaba al miércoles santo libre de incertidumbre y con el convencimiento de que los cortejos penitenciales señalados para el día parecía que iban a transcurrir sin incidentes. La mañana fue esplendida, con tiempo bonancible, calor y algunas nubes en el horizonte que en ningún momento presagiaban posibles precipitaciones. Eso por lo que respecta a la mañana, pues por la tarde y como viene siendo habitual en toda la semana, el tiempo se tornó amenazador y claramente predispuesto a hacer caer algún chubasco ocasional. La amenaza se hizo realidad justamente a las 20:00 hrs, momento en el que comenzaron a caer las primeras gotas de lluvia sobre Motril, situación que se hizo más persistente conforme avanzaban los minutos. A medida que se iba acercando la hora de salida la pesadumbre hizo mella en el numeroso público aprestado en la plaza de San Agustín en previsión de una más que probable suspensión del cortejo. La idea rondó igualmente la mente de los componentes de la junta de gobierno de la cofradía del Santísimo Cristo de la Salud, que en un último esfuerzo realizaron numerosas consultas en centros especializados para prever la posible evolución del tiempo. Todos los pronósticos avanzaban riesgos de chubascos ocasionales en la noche, aunque en especial a partir de las 02:00 hrs. de la madrugada, con lo que la decisión fue firme, ¡salir, salimos¡ ¡Retrasamos la hora de partida, recortamos el itinerario y regresamos al templo a las 1,30 hrs¡ Sobre la marcha se dispuso la modificación del itinerario y pasadas las 21:30 hrs. la decisión era comunicada al público presente que respondió con una sonora salva de aplausos.

Así pues, a las 21:45 hrs. de la noche comenzaba a desplegarse la organización del cortejo en la calle encabezando la marcha la cruz guía y el timbal que hace marcar el paso a los penitentes. A continuación los faroles del frente de procesión abren las filas de hermanos que portan cirios y pequeñas cruces sobre los hombros, seguidos del estandarte del Cristo de la Salud, libro de reglas y una nutrida representación miembros de la Cruz Roja, institución que ostenta el título de Hermano Mayor Honorario de la cofradía. El grupo joven precede el paso del crucificado titular que, escoltado por cuatro faroles, va portado brazo en alto por su propio cuerpo de costaleros. Esta impresionante figura de Cristo crucificado es una imagen de pasta que fue adquirida por el padre agustino Eugenio Gallástegui a instancias de una familia devota del Cristo de la Salud de Santafé. Tras el señero paso de nuestra semana mayor se dispone la capilla religiosa que compone el Padre Jesús Ángel Sainz Verano, acólitos y el hermano cofrade Luis Díaz que asiste al consiliario en el rezo del Santo Vía Crucis. Un auténtico rosario de fieles devotos sigue a continuación al Santísimo Cristo de la Salud en una auténtica muestra de fe que sale a la calle en este día para hacer cumplir sus tradicionales mandas y promesas.

El tramo de la sección de la Virgen del Mayor Consuelo aparecía abierta por el estandarte mariano y los faroles del frente de procesión junto a los que se ubican las filas penitenciales de hermanos ataviados con el capillo sin capirote. A continuación nueva representación de la institución de la Cruz Roja, cuerpo de incensarios y el paso de la Virgen portada en esta ocasión por una cuadrilla formada por cuarenta y cuatro hermanas costaleras. Marcha la titular espléndidamente exornada sobre una canastilla orlada con una preciosista composición floral en la que destacan las orquídeas «dendrobium» en su doble vertiente granate y blanco y las sugerentes rosas que asisten a la pureza de la Virgen. Finalmente cierra la marcha la Banda Municipal de Música de Güevejar (Granada) que en todo el recorrido ha dado buena cuenta de su calidad y buen hacer en la interpretación de las marchas procesionales.

El itinerario establecido por la cofradía del Santísimo Cristo de la Salud para este año 2013 mantenía inicialmente un extenso recorrido que hubo de ser modificado sobre la marcha por la caída de las primeras gotas de lluvia al momento mismo de su salida penitencial. Tras una larga espera y con la previa deliberación de la junta de gobierno se acordó suprimir determinados tramos y adelantar la hora de llegada al templo, con lo que el trazado dispuesto iniciaba su partida a las 9:45 hrs. desde su sede canónica, la iglesia de la Victoria y continuaba por la calle Victoria, Plaza de España, Puerta Granada, Rambla Manjón, Cañas, Monjas, Buenos Aires, Rambla del Carmen, Cañas, Plaza del Carmen, Federico Gallardo, Plaza Cappa, Curucho, Canalejas, Javier Gaspar Esteva (Tribuna Oficial), Emilio Moré, García Pizarro, Zapateros, San Agustín y de aquí a su iglesia. El cortejo penitencial quedaba clausurado finalmente pasadas las 2:00 hrs. de la madrugada en un postrero tramo final que tuvo que acelerar la marcha de los pasos ante la caída de las primeras gotas de lluvia, amenaza que estuvo presente hasta el mismo momento de la entrada de las imágenes en la iglesia. Como viene siendo habitual la cofradía significó su estación penitencial en forma de Santo Vía Crucis y en un estudiado itinerario hizo coincidir la lectura de las correspondientes estaciones con símbolos edificantes de la fe cristiana tales como iglesias, ermitas y sedes de cofradías motrileñas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí