Jesus Preso escucha la sentencia de Pilatos y hace cumplir la estacion de penitencia a los cofrades del Carmen

0
317

DOMINGO LOPEZ FERNANDEZ

El tiempo, el verdadero protagonista de la Semana Santa de este año 2013, abría una luz de esperanza en los círculos cofrades motrileños el día del martes santo al quedar despejada la amenaza de precipitaciones durante toda la mañana y las primeras horas de la tarde. Al menos esas eran las previsiones de los principales institutos meteorológicos del país, pronósticos que parecían turbarse una hora antes de la salida procesional del Cristo del Perdón. De nuevo las nubes, densas y oscuras, ponían en jaque a los miembros de la junta de gobierno de la popular cofradía del Carmen, aunque la decisión de salir estaba tomada. Eso por lo que respecta a la costa granadina. En la capital, por ejemplo, el día anterior se tuvieron que suspender precipitadamente todos los desfiles procesionales. En concreto las hermandades del Trabajo y el Huerto salieron a la calle pero tuvieron que refugiarse anticipadamente en sus templos y en el caso del Rescate se tomó el acuerdo de retrasar su partida una hora, aunque en vista de los acontecimientos suspendía definitivamente su estación penitencial, de la misma forma que lo hacía el Cristo de San Agustín. El martes capitalino, en cambio, dio una tregua esperanzadora y en las primeras horas de la tarde pudieron salir todas las hermandades que tenían prevista su estación de penitencia.

Ayer en la tarde, con ambiente, con expectación y con ganas de disfrutar en directo la salida penitencial del Cristo del Perdón se concentraba en la calle de las Cañas una impresionante marea humana en una ya habitual estampa para asistir a la sentencia de Poncio Pilatos. En esta ocasión la persona encargada de efectuar la lectura ha sido el conocido cofrade José Antonio Rodríguez, cometido con el que la cofradía ha querido reconocer su dilatada actividad en pro de la misma y, particularmente, su labor como antiguo costalero del paso de misterio.

Con extrema puntualidad, a las 21:00 hrs de la noche, el cortejo penitencial del martes santo quedaba formado en la calle situando la cruz guía y los faroles del frente de procesión a su cabeza. Inmediatamente después el emblema del «Senatus Romano» daba pie al inicio de las filas penitenciales en las que los hermanos se revisten con el tradicional hábito de color burdeos y capillo y cíngulo amarillo. En el interior de las mismas se hace destacar con fuerza el grupo joven en habito penitencial, sección que se pretende sea la sabia nueva que refuerce los lazos de hermandad en el futuro y, tras ellos, el libro de reglas escoltado por hermanos con báculo presidencial. El cuerpo de acolitado con su pertiguero al centro y los auxiliares con incensarios preceden al paso de misterio que porta la imagen de Jesús Preso, obra del insigne escultor Domingo Sánchez Mesa. La imponente efigie de Cristo ha sido ataviada para la ocasión con una túnica de color marfil que parece darle vida propia, quedando extendido a sus pies un espléndido monte de cardos y flores que realza imponentemente el exorno de la canastilla. A su frente y dirigiendo las evoluciones marcha su capataz, Ángel Luis Castillo Márquez, que comanda una cuadrilla compuesta por 32 costaleros. Finalmente, la capilla religiosa presidida por el padre conciliarlo de la cofradía, D. Manuel Jiménez Jiménez y la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo del Mar de Vélez Málaga cierran el cortejo.

Por lo que respecta al tramo mariano quedaba abierto por los faroles del frente de sección que disponen las filas penitenciales, ubicando en su centro la bandera concepcionista. Tras ella, el simpecado bordado y la tradicional «bacalá» que da paso a la formación del cuerpo de camareras de la Virgen. A continuación, la representación oficial que ostenta en este año la junta de gobierno de la hermandad de Nuestra Señora de las Angustias, un hermano de la hermandad de Pasión y el sacerdote motrileño Javier Sabio, además de la camarera mayor de la Virgen y el hermano mayor de la cofradía del Perdón. El cuerpo de acólitos ceriferarios y sus auxiliares con incensarios preceden al majestuoso paso de palio de María Santísima de la Misericordia, cuya imagen titular es obra del escultor Juan Antonio González Ventura. Y junto a ella, la efigie de San Juan Evangelista, tallada por el mismo autor en 1993. Precisamente el trono mariano concentra los estrenos que la cofradía incorpora en este año, en concreto una espectacular saya bordada que ha donado la hermana cofrade Elena Burgos Muñoz y el siempre atractivo «pollero» que abre y realza majestuosamente la caída del manto de la titular. En la dirección del paso marcha su capataz Francisco Pérez Lorenzo, que comanda una cuadrilla compuesta por 35 costaleros de un total de 42 que suponen el «refresco» del mismo. Finalmente cierra la marcha la Asociación Músico Cultural de San Sebastián del Padul (Granada).

El itinerario dispuesto en este año por la cofradía de Jesús del Perdón ha partido desde la Casa Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y ha seguido por calle Cañas, Mercado Alto, Chispas, Nueva, Teatro, Plaza Bustamante, Cruz Verde, Plaza Gaspar Esteva (Carrera Oficial), Catalanes, San Rafael, Plaza Trinidad, Plaza España y Puerta Granada, momento en el que comenzó a caer una casi imperceptible lluvia que provocó que la junta de gobierno se reuniese a pie de calle para deliberar la decisión a tomar. La postura tomada fue la de continuar, pero acelerando el paso de los tronos, con lo que a marcha forzada transcurrieron por Rambla de Manjón, Cañas y Monjas, siendo aquí cuando la lluvia se hizo más intensa aunque permitió que las RRMM Nazarenas cantasen el tradicional Miserere. Cumplido el acto la procesión transcurrió por la calle Buenos Aires, Rambla del Carmen y Cañas, procediendo al encierro en la casa Hermandad del Nazareno en torno a las a las 1:30 hrs de la madrugada.

Hoy, miércoles santo, dos cofradías ejercitan en la calle su estación de penitencia. La primera de ellas, la del Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora del Mayor Consuelo, tiene fijada su salida procesional para las 21:00 hrs. desde su sede canónica, la iglesia de la Victoria. Al filo de la medianoche, concretamente a las 24:00 hrs, lo hará la fervorosa hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor, que efectúa su partida desde su propia casa hermandad, sita en la calle Monjas. Día grande, pues, para Motril con dos procesiones que han de ultimar sus respectivos itinerarios bien entrada la madrugada del jueves santo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí