DOMINGO DE PASCUA: ALEGRIA Y GOZO EN LAS CALLES POR LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

0
1145

Por DOMINGO LÓPEZ FERNÁNDEZ

Domingo de Pascua, Domingo de Resurrección. Motril se echa a la calle en la mañana para celebrar la subida a los cielos del Hijo de Dios. Las campanas tocan al vuelo; sí, desde luego, las de la iglesia Mayor y las propias que la hermandad del Dulce Nombre de Jesús pone a la venta en dos reservados ubicados en los laterales de la plaza de España.  Desde temprana hora este lugar se ve transitado por infinidad de familias que quieren adquirir las tradicionales campanillas de barro cocido que van a presidir la procesión matutina. Es día de fiesta, día de algarabía, día en el que los más pequeños disfrutan siendo los protagonistas de una procesión infantil que pone el colofón a la semana santa motrileña.

            Cristo ha resucitado, Cristo ha vencido a la muerte y por ello la iglesia celebra este día con una solemne eucaristía que preside en el templo parroquial el arcipreste, D. Daniel García Miranda. Terminada ésta, la junta de gobierno de la cofradía del Dulce Nombre de Jesús prepara su desfile procesional, cuya comitiva sale a la calle pasadas las 12 hrs. Figura al frente del mismo el guión de la cofradía que marcha flanqueado por dos niños con ciriales y una presidencia oficial, también de niños, con báculos en la mano. Tras ellos se disponen numerosas familias con sus hijos, que no paran de hacer tañer sus campanitas de barro en señal de alegría por la resurrección del Señor. A continuación marcha la representación de la parroquia y un cuerpo de acólitos infantiles con ciriales. Finalmente, un incensario precede al paso del Dulce Nombre, que muestra a su titular sobre un trono neobarroco que fue diseñado por el tallista sevillano Manuel Guzmán Bejarano. La imagen titular representa al niño Jesús en actitud de bendecir y es obra del escultor Miguel Ángel González Jurado. Marcha el paso que le porta en modalidad de trabajadera sevillana y va comandado por el joven capataz Miguel Rubiño y el contraguía Andrés Fernández. Finalmente cierra la comitiva la banda de música de la localidad de Itrabo.

            Como todos los años, el itinerario seguido por la procesión juvenil partía desde la iglesia Mayor y continúa por plaza España, Romero Civantos, Díaz Moreu, Catalanes, Jardinillos, Virgen del Valle, Gaspar Esteva, Emilio Moré, Díaz Moreu, Romero Civantos, Plaza España y de aquí a su iglesia. Emotivo momento fue el paso de por la tribuna oficial, donde el trono del Niño Jesús se lució en su porte y caminar, sintiéndose los jóvenes costaleros arropados por el numeroso público apostado en la plaza. Desde luego hay que hacer resaltar la gran labor que realiza esta cofradía entre los grupos juveniles, donde está creando verdadera escuela cofrade. Pero más aún, en su seno se encuentra la esencia formativa de los futuros costaleros que han de dar fuerza y tesón a nuestra semana de pasión. Tras ultimarse todo el recorrido de este domingo de resurrección la procesión se encerró en su templo cercanas las 14,30 hrs.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí