Una pareja de agentes de la Policía Nacional salva la vida a un niño que fue trasladado hasta la Comisaría de Distrito Sur de Granada

0
1313

Los progenitores trasladaron al menor en brazos hasta la comisaría

Una pareja de agentes de la Policía Nacional salva la vida a un niño que fue trasladado hasta la Comisaría de Distrito Sur de Granada.

Una pareja de agentes de la Policía Nacional salva la vida a un niño de siete años al que sus padres trasladaron hasta la Comisaría del Distrito Sur inconsciente y sin respiración. El menor fue posteriormente estabilizado por el personal sanitario de la ambulancia que se solicitó desde las dependencias policiales y trasladado a un centro hospitalario donde continúa ingresado.

El menor fue trasladado por un familiar en estado de inconsciencia y sin respiración ni pulso

Alrededor de las 16.30 horas del pasado jueves día 20, dos agentes de la Comisaría de Distrito Sur adscritos al Grupo de Delincuencia Urbana, se encontraban realizando sus funciones de investigación en las dependencias policiales cuando, desde el exterior, escucharon voces de varias personas pidiendo auxilio. De inmediato, salieron y observaron a una persona corriendo con un niño en sus brazos, con evidentes síntomas de estar inconsciente y sin respiración. Además presentaba restos de vómito en su cuerpo.

Debido a la gravedad del estado del menor y a la urgencia vital inherente a esta situación, los agentes comenzaron a realizarle la maniobra de Heimlich e intentaron liberarle las vías respiratorias. En ese momento observaron que tenía la mandíbula muy encajada y le abrieron esta vía, manteniéndola despejada, siendo cuando notaron que, aunque con dificultad, volvía a entrar aire en sus pulmones y que además, recuperaba el pulso.

Los agentes mantuvieron despejadas las vías respiratorias del niño hasta la llegada de una UVI móvil, que previamente había sido avisada por otro agente que prestaba su servicio en funciones de seguridad del edificio. El personal sanitario consiguió estabilizarlo en el lugar, después de intervenir durante alrededor de 15 minutos. Acto seguido el menor fue trasladado por dicha ambulancia, aún en estado de inconsciencia, hasta un centro hospitalario donde quedó ingresado.

Horas más tarde, esta pareja de la Policía Nacional contactó con familiares del niño para interesarse por su situación, siendo informados de que se encontraba ingresado en cuidados intensivos donde le estaban realizando pruebas para concretar un diagnóstico. Al día siguiente, supieron que el menor se encontraba en buen estado y fuera de peligro, llegando a hablar con el mismo, quien ya se encontraba en condiciones de hacerlo. Esta misma mañana continúa hospitalizado mientras se recupera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí