FAMPA Alhambra denuncia «el trato discriminatorio al alumnado con necesidades especiales» en el proceso de escolarización del próximo curso

0
285

EL FARO

La federación granadina apoya la huelga de docentes convocada por los sindicatos el próximo 14 de mayo por la bajada de ratio y en defensa de la Educación Pública

Un aula de un colegio preparada para los alumnos (Archivo)

La federación provincial de asociaciones de madres y padres del alumnado de Granada – FAMPA Alhambra – pone de manifiesto la alarmante situación a la que se enfrenta la Educación Pública en Andalucía para el próximo curso 2024-2025 por los recortes de la Junta.

El recorte programado por la Consejería de Educación de más de 600 unidadesconlleva el mantenimiento de ratios ilegales en numerosos centros escolares. Recordamos que las ratios máximas estipuladas por ley no deben superar los 25 alumnos en infantil y primaria, 30 en secundaria y 35 en Bachillerato. Si bien esa ratio puede aumentarse en un 10% durante el curso, por circunstancias extraordinarias o sobrevenidas, estas circunstancias dejan de ser extraordinarias al curso siguiente, cuando no puede superarse la ratio legal establecida.

La situación es aún más sangrante si se tiene en cuenta que son los centros públicos los que integran en su mayoría al alumnado con necesidades especiales, ya que, según declara Rosa Funes, presidenta de la federación provincial, “en las comisiones de escolarización nos encontramos año tras año a centros concertados que se niegan a admitir a este alumnado, a no ser que sea de altas capacidades”. Por ello, FAMPA Alhambra exige a la Junta de Andalucía que haga una apuesta clara y firme por la Educación Pública dotándola de los recursos humanos y económicos necesarios para proporcionar una atención educativa de calidad a todo el alumnado, independientemente de sus capacidades.

Una vez más, la federación granadina denuncia la discriminación que sufre el alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) y Necesidades Educativas Especiales (NEE): “es necesarioque se dote a los centros de una mayor plantilla de pedagogos terapéuticos (PT) y personal técnico de integración social (PTIS) y se reduzca la ratio en las aulas para que haya una auténtica integración y educación en la diversidad”, declara Rosa Funes, presidenta de FAMPA Alhambra.

Por otra parte, la federación se congratula de la decisión de ofertar la segunda línea para el próximo curso escolar en el CEIP Sierra Elvira y el CEIP José Hurtado, de la capital, tras la movilización de toda la comunidad educativa, impulsada desde las AMPA.  Estos centros habían recibido 42 solicitudes para infantil de 3 años y 32 solicitudes para 1º de Primaria, respectivamente. Según declara Rosa Funes, “en los centros concertados del Realejo, barrio en el que el CEIP José Hurtado es el único centro público, se mantienen dos líneas abiertas en centros privados concertados que no tienen solicitudes suficientes, como es el caso del Colegio Nuestra Señora de las Mercedes, que ha recibido sólo 22 solicitudes, o el Colegio Santo Domingo, con 24 solicitudes en infantil de 3 años.”

FAMPA Alhambra denuncia que cerrar unidades en la red pública mientras se mantienen en la privada concertada, en las mismas circunstancias de bajada de la natalidad y por lo tanto de solicitudes, que afecta a todos los centros por igual, es discriminatorio y supone, de hecho, mantener ratios altas en los centros públicos. Por todo ello, FAMPA Alhambra apoya a los docentes en la huelga convocada por los sindicatos el próximo 14 de mayo, por la bajada de ratio y en defensa de la Educación Pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí