Los Tablones clausura con gran éxito la II edición de su belén viviente

0
776

DOMINGO LOPEZ FERNANDEZ

            El lunes, 26 de diciembre, la asociación de vecinos de los Tablones clausuraba con inusitado éxito el Belén viviente que en ésta, su segunda edición, ha multiplicado el número de visitantes con respecto a la representación del pasado año. Los casi cien personajes que han participado en ese pasaje bíblico de especial significación para el mundo cristiano se mostraban en este día bastante satisfechos por la enorme acogida del público y porque el nombre de los Tablones suena ya en todo el mundo. Sí, desde luego, puesto que hasta la asociación han llegado comunicados de felicitación de países como Argentina o Australia, por citar solo algunos, estados en los que residen familiares de personas nacidas en el anejo motrileño. Sea desde el extranjero, sea desde Motril, lo cierto es que durante estos dos días los Tablones se ha convertido en el centro de atención de medios de comunicación locales, provinciales y nacionales y eso, de por sí, ya complace enormemente a los actores intervinientes, aunque para ellos lo trascendente es que han idealizado la escena del nacimiento de Jesús en su tierra natal. Con siglos de diferencia, el Niño Jesús ha vuelto a nacer en una gruta de los Tablones, sí, cierto es.

            Desde primeras horas de la mañana la carretera de los Tablones se vio enormemente concurrida de tráfico hasta el punto de llegar a colapsar en determinados momentos las calles del anejo. Tras aparcar en el espacio habilitado junto a la ermita los visitantes habían de esperar pacientemente cola de forma que el acceso real se verificaba tras esperar treinta minutos. El sendero que lleva hasta el Belén se iniciaba con un soldado romano y de seguida una mujer junto a un pozo daba la bienvenida. Mas adelante aparecía el profeta que anunciaba el nacimiento de Jesús, quedando gratificado el visitante con la visión de hombres y mujeres hebreas que realizan trabajos artesanales de esparto, carpintería, herrería y elaboración de productos naturales como queso o, incluso, las tradicionales migas de la zona. Todo ello rodeado de animales de granja, cabras, cabritillos o asnos en improvisados establos. Tras andar unos cincuenta metros la escena se detiene en el nacimiento con los personajes de San José, la Virgen María y el Niño Jesús junto a los Reyes Magos. Es aquí donde el visitante se detiene varios minutos para ensimismarse en ese espectacular pesebre montado bajo la gruta del tablón. Ese mismo sendero lleva también hasta la posada que este año ha sido restaurada por la asociación de vecinos con idea de incorporarla a la ruta del Belén. Desde aquí el visitante inicia el camino de regreso encontrándose en el mismo diversos oficios tradicionales y, particularmente, una mujer hebrea que ofrece un pequeño recordatorio escrito junto a una ramita de tomillo.

            En total el sendero se recorre durante aproximadamente 35 minutos y constituye un paisaje único y espectacular en cuanto a la ambientación y la recreación histórica. Según daba a conocer la asociación de vecinos esta iniciativa surgió espontáneamente el año anterior a propuesta de la concejala de participación ciudadana, Inmaculada Torres. Su idea era montar en Motril un Belén viviente y la iniciativa le llegó de parte de los Tablones, que ofrecía un lugar apropiado que podría acondicionarse. Así fue y el resultado de aquella primera representación fue bastante espectacular por la respuesta del público. Hasta los Tablones llegaban gentes de Motril y de lugares distantes de la provincia, que convirtieron al anejo en un punto de referencia en la época de Navidad. La representación del Belén constituyó todo un éxito y animó a sus organizadores a ampliar el recorrido y el número de personajes para este año. Es una labor solidaria que cuenta con el trabajo desinteresado de las personas que intervienen y, asimismo, de los propietarios de los terrenos que han autorizado su uso.

            Con evidencia los Tablones se ha ganado un nombre que le identifica como atractivo cultural y turístico en la provincia. Es un nombre ganado a pulso por todos los miembros de la asociación de vecinos, donde cada uno tiene su cometido, unos representar personajes, otros ofrecer productos típicos del lugar para recoger fondos con los que solventar los gastos de la representación. Por haber, hay, hasta aguador que lleva el liquido alimento a todos los participantes. El Belén viviente de los Tablones ha sido todo un éxito en ésta su segunda edición. Así lo atestigua desde luego el número de visitantes que ha tenido y que ya sabe donde se encuentra el anejo. El turismo religioso tiene, pues, un referente más en Andalucía. Si Riogordo, en Málaga tiene bien ganada su fama por los pasajes de la Pasión Viviente de Jesús, ahora, los Tablones, cogen el testigo de la historia para retrotraerse treinta y tres años antes de la muerte del Hijo de Dios. Jesús nació en Belén pero durante dos días el anejo de los Tablones ha tenido sobre sí la estrella que marca el acontecimiento más señero de la humanidad. Hoy ha concluido y ya habrá que esperar al año que viene para volver a ver la representación. Seguro que repetiremos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí