El Faro

Jesús de Pasión rememora con extraordinaria brillantez el camino del calvario en la noche del jueves santo

DOMINGO LOPEZ FERNANDEZ

El sino de la semana santa de este año 2013 para Motril y para el resto de poblaciones andaluzas lo constituye, sin duda, el tiempo, verdadero protagonista al que nos sentimos atados todos nosotros y, particularmente, las cofradías de penitencia que dependiendo de él pueden echar al traste todo el trabajo de un año. Pues bien, hoy, como ayer y como anteayer hemos seguido en la misma tónica, tiempo revuelto y nubes amenazantes, aunque un aspecto positivo hacía especialmente esperanzadora la tarde del miércoles santo y es el de pronósticos que hablan de ausencia de precipitaciones para las próximas veinticuatro horas.

El Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, el emblema espiritual de la ciudad, acoge desde hace años la partida de la estación de penitencia de la hermandad de Jesús de Pasión, confraternidad que se encuentra establecida oficialmente en la iglesia de Puntalón. Desde primeras horas de la tarde los hermanos de hermandad tenían prevista su concentración en la ermita para ultimar los detalles de la procesión, fijada para las 19:00 hrs. de la tarde. Con puntualidad, el hermano mayor ha dado la orden de partida con los tradicionales golpes sobre la puerta, momento en el que ha comenzado a organizarse el cortejo en la misma cuesta del cerro de la Virgen.

A su cabeza se ha dispuesto la cruz guía y los faroles del frente de procesión seguidos por el emblema del «Senatus» y los soldados romanos que desde hace dos años se han integrado para dar guardia de honor al trono de Cristo. A continuación filas de hermanos con cirios en la mano desfilan junto a hermanos de penitencia que arrastran cadenas asidas a sus pies, dando paso a la bandera pasionista y el estandarte de la hermandad que exhibe el rostro de Jesús de Pasión pintado al óleo. Le siguen los hermanos portacruces, la popular «bacalá» escoltada por bocinas y la amplia representación oficial que incorpora este año el séquito, entre ellos la parroquia de San Antonio, la de San José, miembros de la junta de gobierno de la hermandad de la Divina Pastora, la de las Angustias, Virgen de la Cabeza, cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, con la que se encuentra hermanada la hermandad de Jesús de Pasión y el Cuerpo Nacional de Policía que es Hermano Mayor Honorario de la misma.

El cuerpo de acólitos ceriferarios precede al paso de misterio que marcha espléndidamente exornado sobre un tapiz de «statis» lila que realza poderosamente la figura de Cristo, que en esta salida procesional estrena túnica lisa de color azulón que han donado varios hermanos de la hermandad. La imagen es obra del escultor granadino Antonio Barbero Gor y fue realizada en 1986 siguiendo las prescripciones de la entonces junta de gobierno que querían representarle en una de las caídas en el Monte Calvario. Precisamente su salida del templo constituye un momento emotivo y pleno de sentimiento pues los costaleros, diezmados en su número, han de salir a gastas sobre el terreno en una siempre complicada maniobra que ha de salvar el desnivel y los márgenes del propio pórtico. En esta ocasión el paso estrena capataz, el joven cofrade Carlos Monferrer, que asiste con su voz de mando a veintidós costaleros bajo el mismo y que incorpora como asistente a Manuel Arquero Escañuela.

Finalmente cierra el cortejo la Banda de Cornetas y Tambores Santa Bárbara de La Línea (Cádiz), conjunto musical que a lo largo del recorrido ha dado buena cuenta de su saber hacer en la interpretación de las marchas procesionales. Iniciado el cortejo y una vez libre de sus ocupaciones parroquiales, se ha incorporado al séquito D. Rafael Funes Álvarez, consiliario de la hermandad, que ha marchado junto al paso de Cristo hasta su encierro en la iglesia.

El itinerario dispuesto por la junta de gobierno de la hermandad de Jesús de Pasión para este año 2013 ha partido desde el Santuario de la Nuestra Señora de la Cabeza y ha continuado por la calle González Cervera, Carrera, Plaza Jardinillos, Zapateros, Plaza San Agustín, Ruiz, Señor de Junes, Rambla Manjón, Puerta Granada, Plaza de España, Comedias y Plaza de Canalejas, donde ante un inmenso gentío aprestado sobre las aceras se ha verificado el emotivo encuentro con el titular de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. A continuación el séquito ha marchado por Cruz de Conchas, Pozuelo, Plaza Garrido, Travesía Garrido, Plaza del Ciprés, Milanesa, Marques de Vistabella, Ventura, Gaspar Esteva (Carrera Oficial), Emilio Moré, Catalanes, Jardinillos, Carrera, Narciso González Cervera y de aquí la subida al Santuario para clausurar la comitiva a las 11:45 hrs de la noche. Jesús de Pasión ha sorprendido, pues, gratamente a los motrileños con un amplio y extenso cortejo en el que ha primado el orden y el concierto y en el que sigue llamando poderosamente la atención la figura de los soldados romanos, fina estampa que recuerda con nostalgia a las antiguas escuadras que acompañaban en los años setenta a dos cofradías señeras de la semana santa motrileña, el Santo Entierro y la Soledad.

Hoy viernes santo, tienen fijada su salida procesional dos cofradías motrileñas. La primera de ellas, la de la Santa Vera Cruz ejercerá su estación penitencial a las 20:30 hrs partiendo desde la iglesia Mayor de la Encarnación. Media hora más tarde, es decir, a las 21:00 hrs. y desde el mismo templo parroquial lo hará la cofradía del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de los Dolores, señero cortejo que es considerado como la procesión oficial de nuestra semana santa.

URL: http://www.elfaromotril.es/?p=19939

Escrito por ElFaro en 29 mar 2013. Archivado bajo Cultura y Sociedad, Destacados, Galerías, Imágenes, Motril. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

mugen 2d fighting games

Galería de fotos

Acceder Premium WordPress Themes
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire