Las ayudas al sobrecoste energético garantizan importantes inversiones de la multinacional RWC en su filial de Granada

0
388

EL FARO

El encarecimiento de la luz comprometió la viabilidad de la fábrica de tuberías de Moraleda de Zafayona, que retoma ahora sus planes de crecimiento tras sanear sus cuentas con la ayuda de la Junta

Las ayudas al sobrecoste energético garantizan importantes inversiones de la multinacional RWC en su filial de Granada (EL FARO)

Las ayudas al sobrecoste energético, que han supuesto una lluvia de 23 millones de euros en la provincia de Granada, han permitido a muchas empresas granadinas retomar sus planes de futuro. Entre ellas se encuentra el fabricante norteamericano de tuberías Reliance Worldwide Corporation (RWC), cuya filial de Moraleda de Zafayona ha podido sanear sus cuentas tras recibir 895.000 euros de la Junta de Andalucía en concepto de compensación por el encarecimiento de la energía. Así se lo han trasladado los responsables de la filial granadina de RWC al delegado territorial de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, José Javier Martín Cañizares, durante la visita que ha realizado a las instalaciones de Moraleda para conocer su situación actual.

La subida del precio de la electricidad, propiciada por la guerra de Ucrania, impactó negativamente en la cuenta de resultados de dicha fábrica comprometiendo su viabilidad “como les ocurrió a centenares de empresas granadinas. Si bien, la rápida gestión y pago de las ayudas al sobrecoste energético por parte de la Consejería de Empleo ha supuesto un balón de oxígeno para muchas de ellas permitiéndoles continuar con su estrategia de expansión”, ha celebrado el delegado.

Ese ha sido el caso de Reliance Worldwide Corporation, filial española de la compañía multinacional RWC, de origen australiano y cuya sede internacional se encuentra actualmente en Atlanta.

Especializada en la fabricación de tuberías y accesorios para fontanería y calefacción, las instalaciones de Moraleda de Zafayona alojaron en sus orígenes a otra fábrica especializada en fontanería plástica. En el año 2012, la empresa que por entonces la gestionaba entró en concurso de acreedores dejando la planta sin actividad, estructura que aprovechó RWC en 2016 para instalar allí su sede central en España y retomar la actividad, especializada en fontanería preparada para soportar altas temperaturas.

Desde entonces, el crecimiento anual de la filial granadina ha sido de entre un 20% y un 50% ejecutando un ambicioso plan de inversiones que en la actualidad supera los 15 millones de euros destinados a la ampliación y mejora de la actividad productiva. “La subvención que hemos recibido nos ha ayudado, en gran medida, a mantener la actividad en la empresa y a continuar con la agenda de crecimiento”, según han comentado los representados de RWC al delegado. Entonces, la compañía se marcó como objetivo invertir en la planta granadina más de 20 millones de euros “por lo que vamos por buen camino”, han recalcado.

Por su parte, el delegado ha agradecido a los responsables de la compañía estadounidense que “decidiesen entonces apostar por Granada para establecer su central española creando puestos de trabajo y generando actividad económica en esta comarca granadina”.

Trabajadores de la zona

Los planes de futuro de RWC pasan también por alcanzar la contratación de 120 personas y unas ventas de unos 25 millones de euros. Actualmente, la fábrica de Moraleda de Zafayona emplea a 80 trabajadores, de los que más del 80% proceden de municipios del entorno. Su volumen actual de negocio ronda los 16 millones de euros al año, de los que el 80% procede del negocio internacional con Estados Unidos y Europa como principales mercados.

José Javier Martín Cañizares ha celebrado que “las ayudas al sobrecoste energético hayan servido tanto para garantizar la viabilidad de las empresas beneficiarias como para retener inversiones tan importantes como la de esta compañía, que tanto empleo da a los habitantes de los municipios vecinos”. En total, han sido 3.660 las pequeñas y medianas empresas de la provincia que recibieron el ingreso de sus ayudas en plenas navidades.

“Entre ellas hay empresas de todo tipo de sectores y tamaños, pymes, autónomos y filiales de multinacionales como la que hoy visitamos que, gracias a estos incentivos, han recuperado su sostenibilidad financiera y su capacidad para retener inversiones internacionales”, ha añadido el delegado.

Actualmente, la sede granadina de Reliance Worldwide Corporation afronta una estrategia de expansión que pasa por fortalecer sus relaciones comerciales con las sociedades europeas de la misma compañía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí