Adjudicada la revegetación de autovías de Granada, Almería, Granada, Jaén y Málaga con 5.200 plantas y arbustos

0
197

EL FARO

El contrato, que incluye tareas de poda, persigue la plantación en medianas y márgenes de vías como la A-92, la A-395 o la A-357 

Circulación de vehículos por la Autovía A-92 (EL FARO)

El perfil del contratante de la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda ha publicado la adjudicación de los trabajos de poda y plantación de más de 5.200 arbustos, plantas y especies en autovías de las provincias de Almería, Granada, Jaén y Málaga. Este contrato contempla plantar ejemplares en márgenes, medianas y enlaces en carreteras como la A-92, la A-92N o la A-92M y, con ello, minimizar el impacto del tráfico sobre el medio ambiente, a la par que se mantendrá el control de la vegetación existente con podas y tareas de conservación y mantenimiento.

Este contrato, que se complementa con otro en vías de alta capacidad de Andalucía Occidental (Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla), se ha adjudicado a la UTE formada por las empresas Coralsur Mantenimiento y Molifer Construcciones y Jardines con un coste para la administración autonómica de más de 2,8 millones (2.830.935) y abarcará 710 kilómetros de autovías de titularidad de la Junta de Andalucía.

Los pliegos recogen la plantación de 5.215 arbustos y plantas y poda en 249 kilómetros de la A-92 en las provincias de Almería, Granada y Málaga, la autovía A-92N entre Guadix y el límite con la región de Murcia, ya en Almería; o la A-92M, de la estación de Salinas al puerto de las Pedrizas. Además, se acometerán plantaciones y podas en tramos de la carretera A-334, de Baza a Huercal-Overa; la A-395 de Granada a Sierra Nevada; la vía A-316, de Úbeda a la carretera de Granada-Córdoba; la A-7282, en los accesos a Antequera; la A-357 de Campillos a Málaga por el Valle del Guadalhorce, y la A-7056 en los accesos al PTA de Málaga desde la A-357.

Estas actuaciones tienen como finalidad garantizar la seguridad vial y mantener la red viaria de titularidad autonómica en condiciones óptimas. Estas vías de alta capacidad contaban ya con cierta vegetación que inicialmente se incluyó en su construcción, pero durante el tiempo transcurrido ha desaparecido en parte o se encuentra mal conservada.

Ante esta situación, la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda ha marcado una doble línea de trabajo con estos contratos. Por un lado, se incorporarán plantaciones en las carreteras que carecían de ellas cuando se pusieron en servicio y se repondrá la vegetación desaparecida en las autovías que ya contaban con especies en márgenes o medianas.

Así, se repoblarán zonas de vegetación para evitar erosión superficial y reforestación con plantas jóvenes para evitar un envejecimiento de la flora. Las especies escogidas serán autóctonas, de crecimiento rápido y fácil implantación. Las plantaciones pueden cumplir funciones de carácter utilitario, como contener taludes, evitar la erosión, orientar el tráfico o proporcionar a los viajeros zonas de sombra y descanso. Además, también aporta funciones de orden estético, como la integración de las carreteras en el paisaje que se atraviesa, además de para mostrar u ocultar determinados enclaves del recorrido.

Por otro lado, se recoge la conservación y el mantenimiento de la vegetación existente, con tareas de poda de seto arbustivo o desbroce mecánico o manual. Estas operaciones aumentarán la visibilidad del trazado, de las señales verticales y de los elementos de balizamiento, mejorando las condiciones de seguridad vial en la conducción. También reducirá el riesgo de incendios, sobre todo en verano; prevendrá la generación de daños a vehículos y personas, facilitará el drenaje en caso de lluvias y agilizará la labor de los equipos de conservación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí