La Policía Nacional detiene a una mujer que tenía escondido a su hijo tras fugarse este  del centro de menores donde se encontraba tutelado

0
483

EL FARO

Agentes de la Ufam de Motril (Granada) detuvieron a la mujer como presunta autora de un delito de sustracción de menores

Agentes de la policía patrullando a pie.

Agentes adscritos al Grupo de Policía Judicial de la Comisaría Local de Úbeda (Jaén) han llevado a cabo una investigación relacionada con la búsqueda de un menor que se fugó de un centro de menores en el que se encontraba en la situación de tutela y protección por parte de la Junta de Andalucía, al habérsele retirado a los padres la tutela del mismo mediante resolución judicial, resultando con la detención por parte de los agentes de la Ufam de Motril de la madre en dicha localidad, como presunta autora de un delito de sustracción de menores al tenerlo escondido en su vivienda. Desde un primer momento, el carácter poco conflictivo del menor hizo pensar a los agentes de que alguien desde el exterior le habría instigado a fugarse, sospechando los agentes de su madre a pesar de su actitud colaboradora, comprobando finalmente como esta habría estado aportando pistas falsas sobre el paradero de su hijo para que no fuese localizado. Las pesquisas llevaron los agentes a la localidad de Motril, lugar donde detuvieron a la madre del menor como presunta autora de un delito de sustracción de menores.

Los agentes tuvieron conocimiento de la desaparición del menor de 15 años a raíz de la denuncia de un centro de menores, donde relataba que el joven se encontraba ingresado en régimen abierto teniendo permitidas las salidas y que ese día más exactamente, salió del centro por la mañana teniendo que regresar a las 20:00 h, no regresando y no contestando a llamadas ni a mensajes, desconociendo su paradero.

Investigación en torno a su círculo más cercano: amigos y familiares

Los agentes adscritos la Unidad de Familias y Atención a la Mujer (Ufam) de la Úbeda cogieron las riendas de la investigación, decantándose desde un primer momento por indagar y analizar el círculo más allegado del menor.

Lo primero era averiguar si el menor en alguna ocasión habría manifestado su intención de fugarse del centro, para lo que los agentes se entrevistaron con los compañeros y educadores del centro.

Las primeros resultados arrojaron información relacionada con el carácter poco conflictivo y amigable que le caracterizaba al menor, hecho que hizo que cogiera peso la idea de que el menor no habría podido planificar solo su fuga, si no que alguien desde el exterior del centro alguien le había instigado a fugarse.

En cuanto a la familia, si bien la madre se mostró colaboradora desde un primer momento para dar con el paradero de su hijo, las informaciones que obtenían los investigadores no hacían más que poner en duda la versión que esta daba, teniendo serias sospechas de que el menor se encontrase con ella.

Una fuga con probabilidad de haber sido planificada con ayuda desde el exterior

Con estos indicios los agentes valoraron que la desaparición del menor pudiera ser voluntaria y comenzaron a hacer gestiones para reconocer a su entorno más cercano por si pudiera haber colaborado en una posible fuga del centro de menores donde se encontraba hospedado.

Aunque las informaciones que aportaba la madre desviaban la posibilidad de que el menor tuviera algún tipo de relación con la familia, si no que todo lo contrario, dejaba ver que se pudiera encontrar con algún amigo en otras localidades de la provincia, las pesquisas que llevaban a cabo los agentes acotaron a la familia más cercana como la principal sospechosa de la fuga del menor.

La principal hipótesis era de que la madre le estaría dando cobijo y que además, dos hermanas del menor habrían colaborando en su fuga y estarían ocultando el paradero actual.

Detención de la madre con la colaboración de agentes de la Ufam de Motril – Granada –

Tras una larga investigación donde en reiteradas ocasiones los agentes tuvieron que comprobar las informaciones facilitadas por la madre, que ubicaba a su hijo en diferentes localidades de la provincia, finalmente, los investigadores determinaron que la madre del menor habría sido parte  fundamental en la fuga de su hijo del centro de menores, trasladando al menor desde el centro, donde tiene su residencia habitual hasta su vivienda ubicada en Motril.

Además de lo anterior, también se confirmó que aun teniendo numerosas ocasiones para colaborar con los agentes para localizar a su hijo, obstaculizó la investigación aportando pistas falsas acerca de su ubicación, perjudicando a su hijo privándole de la escolarización obligatoria.

Con toda la información recabada, los agentes de Úbeda solicitaron colaboración a los compañeros de Motril, quienes de manera inmediata se dirigieron a la vivienda de la madre, procediendo a la detención de la misma como presunta autora de un delito de sustracción de menores y desplazándose hasta otra localidad Granadina donde la madre tenía oculto al menor, trasladándolo a un centro de menores de la capital tras informar a la Fiscalía de Menores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí