El Puerto de Motril acoge un ejercicio militar sobre defensa aérea nacional en el que participan los tres ejércitos

0
788

EL FARO

 El objetivo es integrar las capacidades del Ejército del Aire y del Espacio, el Ejército de Tierra y la Armada en el sistema de defensa aérea nacional y mejorar la eficiencia en el desarrollo de las operaciones de presencia, vigilancia y disuasión

El Ejército de Tierra español vuelve al Puerto de Motril acogiendo esta semana a la Unidad de Defensa Antiaérea Hércules, desplegada en los municipios de Motril, Salobreña y Torrenueva Costa, completando así la activación de la operación permanente militar Eagle Eye (Ojo de Águila) en el Mar de Alborán. El objetivo es integrar las capacidades del Ejército del Aire y del Espacio, el Ejército de Tierra y la Armada en el sistema de defensa aérea nacional, con el fin de mejorar la eficiencia en el desarrollo de las operaciones de presencia, vigilancia y disuasión.

Por parte de la Armada, la fragata Cristóbal Colón trabajará en aguas del mar de Alborán con el cometido de integrarse en el sistema de defensa aérea, aportando capacidades de vigilancia y defensa antiaérea y complementar la cobertura de los Escuadrones de Vigilancia Aérea y de la Unidad de Artillería Antiaérea desplegada. Esta fragata pertenece a la serie F-100 y es la quinta de la clase “Álvaro de Bazán”. Su sistema de combate AEGIS, unido al radar multifunción SPY-1D, le proporcionan una gran capacidad de defensa aérea. La fragata multipropósito está optimizada para actuar como buque de mando y control en un escenario de alta y media intensidad, capaz de operar integrada en una flota aliada y de proporcionar cobertura a fuerzas expedicionarias.

Por parte del Ejército del Aire y del Espacio participarán seis Eurofighter C.16 del Ala 14 (Albacete).  Para llevar a cabo las funciones asignadas de vigilancia aérea, un total de 56 militares de esta unidad, entre tripulaciones y personal de mantenimiento y apoyo, se desplegarán en la base aérea de Málaga. A su vez, el Grupo Central de Mando y Control (GRUCEMAC), ubicado en la base aérea de Torrejón, será el encargado de ejercer la vigilancia del espacio aéreo. Para ello, el GRUCEMAC empleará los datos proporcionados por los diferentes Escuadrones de Vigilancia, así como los distribuidos por los medios terrestres a través de la Unidad de Artillería Antiaérea.

El Ejército de Tierra contribuye a la activación con la UDAA Hércules, compuesta por un total de 350 militares provenientes de San Roque, Sevilla, Almería, Cartagena y Madrid. Los sistemas de armas participantes son cañones antiaéreos 35/90 SKYDOR, misiles MISTRAL, misiles NASAMS y HAWK, todo ello liderado desde el puesto de mando que se ubica en las instalaciones del Puerto de Motril por el Grupo de Artillería Antiaérea I/74 ubicado en San Roque, Cádiz.

Esta movilización de medios supone una magnífica oportunidad para poner en práctica la interoperabilidad e integración de las capacidades del Ejército del Aire y del Espacio con las de la Armada y las del Ejército de Tierra. De este modo se mejora la integración conjunta de todas las capacidades y la eficiencia del sistema de defensa aérea nacional, garantizando así las tareas de presencia, vigilancia y disuasión, que se llevan a cabo las 24 horas del día, los 365 días del año, en el espacio aéreo nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí