Regresan los efectivos de la Unidad Canina de Rescate de Bomberos de Almuñécar desplazada a Marruecos

0
2243

José Manuel González/EL FARO

Han decidido finalizar su trabajo tras haber batido todas las zonas asignadas por las autoridades

La unidad canina actuando en las zonas afectadas por el terremoto (EL FARO)

Los dos bomberos de Almuñécar pertenecientes a la Unidad Canina de Rescate Método Arcón, Ismael Martín y José Antonio Cabrera, y que formaban parte de expedición junto bomberos del Consorcio de Málaga, desplazados a terremoto de Marruecos, han regresado a España tras los intensos trabajos de búsqueda de supervivientes que han llevado a cabo durante el domingo y lunes, en la zona asignada por las autoridades marroquíes, al sur de Marrakech y cerca del lugar del epicentro donde los daños han sido mayores, según informó el jefe de la intervención Ismael Martín.

“Hemos decidido finalizar nuestro trabajo tras haber batido todas las zonas asignadas por las autoridades, en las cuales se tenía certeza de que existían personas sepultadas donde había posibilidad que hubieran personas con vida”, señala.

Y agrega: “El motivo principal de nuestra retirada es la drástica disminución de las posibilidades de localizar personas con vida bajo los escombros, por la falta de escenarios donde físicamente puedan quedar personas sepultadas con vida y también por el tiempo ya transcurrido desde acaecido el sismo”, subraya.

La expedición, compuesta en total por cuatro efectivos y junto a cuatro perros, tras realizar multitud de búsquedas descartando la existencia de vida por los equipos caninos, “los cuales han intervenido con visibles niveles máximos de autonomía, motivación y concentración en todas las operaciones de búsqueda y detección”, destaca el jefe de la intervención.

Ismael Martin explica que han trabajado dentro de la provincia de Al Haouz y en otros lugares próximos al epicentro del terremoto como: Amizmiz, Tahnaout, Tafkatqht, Imi Ntala o Chichaoua.

Cabe recordar que esta Unidad Canina de Rescate Método Arcón cuenta con experiencia ya que ha  intervino en terremotos como el de Turquía y otros anteriores. “Tras las primeras 72 horas después del terremoto las posibilidades de vida son mínimas o exiguas. En el caso de Marruecos, dadas las características de las construcciones la supervivencia es aún más difícil”, reconocen los bomberos sexitanos de la Unidad Canina de Rescate.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí