ALBUÑOL CONMEMORA LA LLEGADA DEL NAZARENO A LA LOCALIDAD

0
2960

Domingo A. López Fernández

Fotos: EL FARO

El motrileño Jesús Ortega diseña y presenta el cartel de su 75 aniversario

En la tarde del viernes, 2 de septiembre, la parroquia de San Patricio daba inicio a los actos conmemorativos que recuerdan el aniversario de la llegada de la actual imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno a la localidad. Se trata de una efeméride que no ha pasado desapercibida para el actual párroco de la misma, D. Fernando Rodríguez, así como a la cofradía que le da culto y, por supuesto, al pueblo de Albuñol, que ha colaborado en todo cuanto le ha sido propuesto para hacer realzar la serie de actos que se han programado en su honor. Probablemente, la advocación nazarena fue incorporada a la parroquia de San Patricio en el siglo XVIII, constituyendo desde entonces una de las principales imagen de pasión que efectuaba procesión de penitencia en la tarde del jueves santo. A lo largo de la historia ha quedado constatada la gran devoción desplegada en la iglesia, donde le fue erigido un espléndido altar en el lado del evangelio. Lamentablemente, la guerra civil provocó la destrucción de casi todo el patrimonio artístico del templo y con ello, la desaparición de esta sentida imagen del pueblo. Llegada la etapa de posguerra, el mismo pueblo quiso restaurar su culto, iniciándose una suscripción popular que promueve Andrés Rodríguez Gómez, “El Cubano”, albuñolense que va a posibilitar la llegada de la nueva imagen en el año de 1947 y que será realizada por el reputado escultor granadino Manuel Roldán de la Plata. Desde entonces, la fe y la singular devoción pasionista se hace presente en su capilla para ofrendarle los rezos que tradicionalmente y durante generaciones le han dedicado los feligreses de Albuñol.

 Con motivo de esta señalada efeméride, la parroquia y la cofradía nazarena han diseñado un completo programa de actos que se van a extender durante un año y que han dado comienzo este mismo viernes con la celebración de una solemne función de iglesia, la presentación del cartel conmemorativo del aniversario, del que es autor el artista motrileño Jesús Ortega Fernández, y un besamanos extraordinario a Nuestro Padre Jesús Nazareno como ofrenda del pueblo.

El solemne acto ha tenido lugar tras la misa de la tarde, que ha presidido el párroco, D. Fernando Rodríguez, quien ha recordado los 75 años de historia que ha desplegado esta devota imagen de Jesús cargado con el madero en el que habrá de ser crucificado. Asimismo, en su homilía, ha querido profundizar en el lema elegido para realzar el aniversario, “sus cicatrices nos curaron”, salmo que ha sido extraído del Libro de Isaías y que viene a revelar que el Hijo de Dios dio su vida para redimir a la humanidad. Finalmente, ha abundado  en el significado intrínseco de la imagen sagrada, este sentido “estandarte” que porta la cruz de su martirio y que viene a ser similar a la propia del crucificado del altar, pues ambas iconografías, en su concepción, están separadas cronológicamente por horas.

Impresionante ha sido, sin duda, la acogida que ha refrendado el pueblo de Albuñol a su imagen sagrada en este inicio de aniversario, ya que la eucaristía se ha visto desbordada por la ingente y masiva presencia de fieles en todos los espacios libres del templo. Para este solemne acto la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno ha presidido un sencillo altar en el presbiterio, donde ha figurado realzada sobre la peana que ha cedido para la ocasión la Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Rescate de Granada. Y, asimismo, la imagen ha sido ensalzada con la cruz de taracea que Nuestro Padre Jesús Nazareno de Motril porta el día del voto de la ciudad, que igualmente ha sido cedida por su cofradía. A destacar, igualmente, que la función de iglesia ha contado con la representación oficial del jefe de la Policía local de Albuñol, además de la hermandad del Patrón San Patricio, la Hermandad de la Virgen del Rocío y las Asociaciones de senderistas Virgen del Rosario y Virgen de las Angustias y el Quinteto de viento A.M. San Luis de Albuñol entre otras.

Finalizada la santa misa, la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno ha accedido al ambón para dar por inaugurado ese 75 aniversario de la llegada de la sagrada imagen a la localidad. De seguida ha trasladado a los fieles que la apertura del mismo va a tener lugar el día 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, con una interesante conferencia que se ha de adentrar en los aspectos espirituales y devocionales de la iconografía de Jesús Nazareno y muy particularmente en la historia que liga la imagen al pueblo de Albuñol. Entre otras actividades programadas hay que referir que la corporación nazarena ha previsto la realización de un taller entre sus hermanos para profundizar en la identidad y espiritualidad de la figura de Jesús Nazareno, la restauración del camarín del titular, y la propia imagen en las partes de la policromía que muestran cierto deterioro. Asimismo, y tal como se ha anunciado, la cofradía va a realizar diversas obras de caridad que van a redundar en las necesidades más perentorias del pueblo.

Finalizada su intervención, el artista motrileño Jesús Ortega Fernández procedía a descubrir el cartel del aniversario en compañía del hermano mayor de la cofradía, D. Eloy Heredia Cortés. Seguidamente, iniciaba su discurso recordando los lazos que ligan a Albuñol y Motril con su Nazareno, pues “el Señor motrileño también ha querido estar presente de alguna manera hoy aquí en la Cruz que hoy porta el Nazareno de Albuñol. Cruz de taracea que nuestro Cristo porta en su procesión del 13 de enero con motivo del voto perpetuo el día de los terremotos. A Él se le ha tenido en mi familia paterna un cariño muy especial, principalmente mi abuelo quien estuvo muy presente en sus primeras salidas procesionales y del que todavía conservamos su capillo”.

El cartel presentado ha sido realizado en técnica de acuarela sobre papel y en tabla con bastidor. Aparece presidido por la imagen de Jesús Nazareno con su túnica de color morado, el “color nazareno por excelencia”, su característica cruz de camarín y la antigua corona de espinas de plata sobre sus sienes. Sobre ella, orla la imagen una guirnalda de flores y frutos autóctonos de Cuba, en homenaje a D. Andrés Rodríguez Gómez, “El Cubano”, albuñolense que tuvo que emigrar por motivos profesionales y que a su regreso, movido por su devoción, acaudilló una colecta popular para encargar la imagen y donarla a la iglesia. Ya en la parte inferior, se muestra al Nazareno portado en andas por la calle de la iglesia con la parroquia de fondo, pero en sentido contrario al habitual de cada jueves santo, con idea de recrear el traslado que condujo a la imagen desde el domicilio de “El Cubano” hasta el templo parroquial el día de su entronización. Finalmente, remata todo el fondo del bastidor un colorido alegre en el que predominan tonos rojizos y azules, de cuya mezcla se obtiene el color morado que es esencia del titular.

La presentación del cartel dio paso seguidamente al acto del besamanos extraordinario de la imagen, que causó una impresionante manifestación de fe, en la que todo el pueblo se pudo acercar a su Nazareno para mostrarle su piedad y sentimiento, ya que por causa del Covid-19 se guardaron las previsibles medidas anti contagio. Sin más se concluía el acto, momento que los feligreses aprovecharon para posar junto a la imagen en fotografías familiares que han de constar para la posteridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí