EN EL FARO, EFEMÉRIDES DE FIN DE SEMANA

0
392

EN EL FARO, EFEMÉRIDES DE FIN DE SEMANA: EN EL 146 ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE LA BAILARINA Y ESPÍA MATA-HARI

Antonio Gómez Romera

Domingo, 7 de agosto de 2022

Hoy se cumplen 146 años (lunes, 1876) del nacimiento de la bailarina exótica y espía holandesa, Margaretha Geertruida Zelle (Leeuwarden, Países Bajos; 7 de agosto de 1876-Vincennes, cerca de París, Francia; 15 de octubre de 1917), conocida con posterioridad con el nombre de Mata-Hari. Leeuwarden es la capital de la provincia de Frisia, situada al Norte de Holanda, a 140 kilómetros al Norte de Ámsterdam y está surcada por canales de agua, el principal, el Nieuwstad.

El inicio

Margaretha nace en la casa familiar, en el número 28 de la Grote Kerstraak, hoy Museo Literario de Friesland. Es la hija primogénita de Adam Cornelius Zelle (1840- 1910) y de Antje van der Meulen (1842-1891). Y tiene 3 hermanos pequeños: Johannes Hendriks (1878-1936), y los gemelos: Arie Anne (1881-1955) y Cornelius Coenraad (1881-1956). Su padre, apodado «el Barón», un sombrerero con delirios de grandeza que obtiene grandes beneficios en su trabajo la envía al colegio más caro, y el primer día llega Margaretha, en una carroza dorada tirada por dos cabritas. Hasta los 12 años, Margaretha vive en su ciudad natal, Leeuwarden, que cuenta entonces con unos 30.000 habitantes. Al fallecer prematuramente su madre (1891) Margaretha es ingresada en un internado de señoritas, donde estudia para ser maestra.

“Intermedio: de Margaretha a Mata-Hari”

Margaretha Geertruida Zelle, contrae matrimonio (11 julio 1896) con un oficial del ejército colonial holandés, el capitán Rudolph Mac Leod (1856-1928), 20 años mayor que ella y convaleciente en Ámsterdam por sufrir diabetes y reumatismo. Después de su luna de miel en Wiesbaden (Hesse, Alemania), la pareja se establece en Ámsterdam, en la casa de Louise, hermana del marido. Su primer hijo, nacido el 30 de enero de 1897, recibe el nombre de su abuelo paterno, Norman John. En mayo, la familia se embarca hacia la isla indonesia de Java, donde su marido reanuda su servicio en Ambarawa (centro de la Isla Grande). Al año siguiente (1898) se mudan a Teompoeng, cerca de Malang, donde el 2 de mayo de 1898 nace su hija, Jeanne Louise, llamada familiarmente por el nombre malayo “Nonah”, “niña”.

La vida familiar es difícil, con peleas entre los cónyuges por la dureza de la vida y con la carencia de las comodidades de las ciudades europeas, así como también por los celos de su marido y su tendencia a abusar del alcohol. En 1899, su marido es ascendido a Mayor y comandante de la Plaza Medan, sita en la costa Este de Sumatra. Como esposa del comandante, Margaretha es responsable de hacer los honores a los otros oficiales que, con sus familias, frecuentan sus aposentos y se reúnen con los notables del lugar. Uno de ellos la hace asistir por primera vez a un baile local, dentro de un templo, que le fascina por la novedad exótica de la música y los movimientos.

La familia queda igualmente conmocionada por la trágica muerte del pequeño Norman, quien el 27 de junio de 1899, con apenas 2 años y medio, fallece por envenenamiento, circunstancias que se creen intencionadas. Posteriormente se trasladan a Banjoe Birae (isla de Java), donde Margaretha enferma de tifus. El 2 de marzo de 1902, regresan a Holanda, pero los problemas conyugales persisten. El matrimonio se divorcia y Rudolph se queda con la custodia de su hija. Margaretha. En marzo de 1903, la futura espía marcha a París, donde no conoce a nadie y trabaja y malvive en lo que puede. Lo hace de modelo de pintura, haciendo pequeños papeles en el teatro. Cambiando su «decencia» por la libertad, se inventa una vida pasada y un nuevo nombre: “Mata-Hari” para formar parte de la “Belle Epoque”, convirtiéndose en la bailarina exótica y en la cortesana de carrera más exitosa, ambiciosa y astuta de su tiempo.

“El Final”

En la madrugada del lunes, 15 de octubre de 1917, un vehículo militar gris sale de la prisión “Saint-Lazare”, en el centro de París. En él, acompañada por dos monjas y su abogada, va una mujer holandesa de 41 años con un abrigo largo y un amplio sombrero. Llegando a Chateau de Vincennes, a las afueras de París, “Mata-Hari” es llevada a un poste, frente a un pelotón de fusilamiento formado por 12 soldados. “Mata-Hari” hace gala de un valor insospechable en una mujer que ha pasado su vida entregada al placer. Se le informa que su petición de clemencia al Presidente de Francia ha sido denegada. Tras un breve momento de abatimiento se recupera y dice a la monja que la asiste: «¡No tema nada, madre! ¡Va a contemplar una muerte hermosa!».Y al doctor, con quien ha hecho una amistad genuina, le informa: «¡He dormido muy bien! Otro día no le habría perdonado que me despertara tan temprano. ¿Qué sentido tiene esta costumbre de ejecutar a los condenados en la madrugada? En la India, la muerte es una ceremonia que se celebra en pleno día, en medio de la muchedumbre coronada de jazmines… Me gustaría ir a Vincennes a medio día, después de haber comido bien. De cualquier manera, no creo que me fusilarán en ayunas. ¿Qué podría comer, mi querido doctor?» Y poco antes de caer fulminada, se le oye decir: «¡Bah, estos franceses…! ¿De qué les servirá haberme matado? ¡Si cuando menos esto les hiciera ganar la guerra! ¡Ya verán…!» Cuando delante del pelotón de fusilamiento le preguntaron si tenía alguna revelación que hacer, “Mata-Hari” respondió: “Ninguna y si tuviera alguna, me la guardaría para mí”. Margaretha Zelle, “Mata-Hari” muere fusilada en la Fortaleza de Vincennes, a los 41 años de edad. Como se supo años más tarde, “Mata-Hari” no fue la espía fatal cuya leyenda ha trascendido; las pocas informaciones que reveló eran casi todas simples cotilleos e historias picantes acerca de la vida íntima de algunos oficiales. Los escasos datos que realmente interesaban a la inteligencia militar eran anticuados y, probablemente, sacados de los periódicos de los países neutrales no sujetos a la censura de guerra. Además, ella siempre sostuvo que no había dado a los alemanes ninguna información de valor a pesar de la oferta que le hicieron, porque lo habría considerado una traición a Francia, su país de adopción. De ahí la famosa frase que supuestamente pronunció durante el juicio: “¿Una ramera? Sí, pero una traidora, ¡nunca!”.

Los muchos adeptos que tuvo en Francia y en el extranjero, elevaron una ferviente protesta contra lo que calificaron de felonía de parte de las autoridades francesas. Un diario holandés condenó, con particular encono, lo sucedido: «El crimen que se cometió con Mata Hari, mancha para siempre el Honor de Francia y, aparte de no ser defendible, desde ningún punto de vista, sólo puede explicarse por la degeneración que necesariamente acarrea la guerra”.

Colofón

La “leyenda” de “Mata-Hari”, con el paso del tiempo, la ha convertido en un icono cultural, si no, mundial; sí, en el mundo Occidental. Su figura ha sido mimada por la industria cinematográfica, pues en 1927, sólo 10 años después de su muerte, el director de cine austríaco, Friedrich Feher (nacido Friedrich Weiß, 16 marzo de 1889-30 septiembre 1950) rueda la película dramática muda “Mata-Hari, the Red Dancer”, en la que su esposa, la actriz austro húngara, Magda Sonja(Věnceslava Johana Veselá, Hradištko, actual República Checa, 23 mayo 1886-Los Ángeles, California, 20 agosto 1974), interpreta a “Mata-Hari” y en la que se describe la vida y muerte de la espía durante la Iª Guerra Mundial. Se rodó en los “Staaken Studios” de Berlín con decorados diseñados por Alfred Junge. Ya en 1931, cede su nombre a la película del director estadounidense de origen francés, George Fitzmaurice (París, 13 febrero 1885-Los Ángeles, 13 junio 1940), en la que la actriz sueca nacionalizada estadounidense, Greta Garbo (Greta Lovisa Gustafsson, Estocolmo, 18 septiembre 1905-Nueva York, 15 abril 1990), aporta su granito de arena en la formación de la “Leyenda – Icono”de su personaje y, de hecho, su pareja en la película, el actor mexicano nacionalizado estadounidense, Ramón Novarro (Juan Ramón Gil Samaniego, Victoria de Durango, Durango, 6 febrero 1899-Hollywood, California, 30 octubre 1968), declaró sobre ella en su papel de “Mata-Hari”: “Es todo lo que uno podría soñar. Además de hermosa, es seductora, llena de misterio, con una lejanía que sólo los hombres comprenden, porque esa es una cualidad que usualmente solo se encuentra en los hombres”.

Después de “La Divina” Greta, han dado vida a “Mata-Hari” en el celuloide, las siguientes actrices:

● Niní Marshall(Marina Esther Traveso, Buenos Aires, 1 junio 1903-18 marzo de 1996) en “Yo no soy la Mata-Hari” (1949), dirigida por Benito Perojo González (Madrid, 14 junio 1894-11 noviembre 1974).

● Ludmilla Tchérina (Monique Tchemerzine, París, 10 octubre 1924-21 marzo 2004), interpreta a Eline en “La hija de Mata-Hari” (1954) dirigida por Carmine Gallone (Taggia, Italia, 10 septiembre 1885-Frascati, 11 marzo 1973).

● La actriz danesa de origen chino, Greta Chi(nacida Chi Ke Ping; Copenhague, 1940) hace el papel de “Mata-Hari”, en la película “La reina del Chantecler” (1962), dirigida por Rafael Gil Álvarez (Madrid, 22 mayo 1913-Madrid, 10 julio 1986) y protagonizada por Sara Montiel (María Antonia Abad Fernández, Campo de Criptana, Ciudad Real, 10 marzo 1928-Madrid, 8 abril 2013).

● Jeanne Moreau(París, 23 enero 1928-31 julio 2017) en “Mata Hari, Agente H 21” (1964), dirigida por su ex-marido, Jean Louis Richard (París, 17 mayo 1927-3 junio 2012).

● Joanna Pettet(Londres, 16 noviembre 1942), que interpreta a “Mata Bond”,producto de un desliz amoroso del agente 007, en la Primera Guerra Mundial, conla espía alemana “Mata-Hari”, que fue ejecutada poco después de nacer ella.Ingresada en un orfanato a los tres años, ha estado viviendo en la India con elnombre de “Virgen Celestial del Sagrado Altar”) en la película “Casino Royale”(1967), parodia protagonizada por David Niven (James David Graham Niven;Londres, 1 marzo 1910-Château-d’OEx, Cantón de Vaud, 29 julio 1983), PeterSellers (Richard Henry Sellers, Southsea, Hampshire, 8 septiembre 1925-Londres,24 julio 1980) y Woody Allen (Allan Stewart Konigsberg, Nueva York, 1 diciembre1935).

● Gracita Morales (María Gracia Morales Carvajal-Madrid, 11 noviembre 1928-Madrid, 3 abril 1995) en la comedia “Operación Mata-Hari” (1968) dirigida por Mariano Ozores Puchol (Madrid, 5 octubre 1926).

Y, finalmente,

● Sylvia Kristel (Utrecht, 28 septiembre 1952-La Haya, 17 octubre 2012) en el melodrama erótico de 1985 del director norteamericano Curtis Harrington (Los Ángeles, California, 17 septiembre 1926-6 mayo 2007), entre algunas más actuales.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí