CORPUS SOLEMNE EN LA VILLA DE SALOBREÑA

0
332

Domingo A. López Fernández

  Fotografías: Daniel López Rodríguez

La Sagrada Custodia es recibida con fe y devoción a su paso por las calles

Durante estos días Salobreña, la villa turística de traza y enclave que nos recuerdan su pasado musulmán, vive con extraordinaria relevancia la inminente llegada de la estación veraniega. En verdad ya se nota en sus playas, en sus establecimientos restauradores y los propiamente hoteleros, donde es masiva la presencia de visitantes y personas que mantienen aquí su segunda residencia. Desde luego, es ésta una semana grande para la localidad, pues el domingo la parroquia de Salobreña, juntamente con las cofradías radicadas en la localidad, celebraban con gran suntuosidad la festividad del Corpus Christi. Y, además, durante estos días, la villa ya se encuentra preparada para conmemorar la fiesta de San Juan, quedando ya desplegadas en el ferial las atracciones que recuerdan que Salobreña se encuentra en fiestas.

El pasado domingo, 19 de junio, día en el que la mayor parte de ciudades de España celebra la festividad del Corpus Christi, tenía lugar en la iglesia del Rosario, la solemnidad de la ceremonia religiosa que recuerda la presencia de Cristo en la eucaristía. Con muy buen criterio, el párroco de la villa, D. Jorge Nieto, adelantaba la celebración de la santa misa para evitar los rigores de las altas temperaturas que durante estos días nos afectan, de forma que los fieles estaban convocados a las diez de la mañana en el templo patronal. Toda Salobreña se hizo allí presente y, es más, se tuvieron que habilitar sillas en los laterales de la nave central e, incluso, algún banco que fue llevado expresamente desde la calle Bóveda. Impresionante, pues la acogida que ha tenido la festividad del Corpus Christi entre los feligreses, muchos de los cuales tuvieron que seguir la ceremonia desde el exterior. Finalizada la eucaristía, el párroco procedía con solemnidad a colocar la sagrada forma en la custodia, auténtica joya de arte religioso que según las investigaciones llevadas a cabo por el profesor Juan Aranda Doncel, fue realizada en Córdoba por el platero Pedro Bares en el año de 1637. A destacar ese momento único y simbólico de la colocación de la Hostia sagrada en el viril, pues al tiempo todos los parroquianos, postrados de rodillas, entonaban con devoción la composición “Cantemos al amor de los amores”.

De inmediato, daba comienzo la tradicional procesión, que iniciaba su salida a las 10:45 hrs por la puerta principal de la iglesia, aspecto éste nada habitual, pues todas las procesiones de la villa suelen partir por la puerta lateral. Iniciaba su marcha el numeroso grupo de niños que este año han recibido su primera comunión, junto a las filas de fieles que en todo momento han ofrendado a Jesús Sacramentado los tradicionales cantos eucarísticos. Tras ellos, las andas sobre las que va portada la sagrada hostia bajo el tradicional templete que igualmente realza a la Patrona el día de su fiesta. A continuación, el párroco, D. Jorge Nieto, acompañado de Francisco Villaescusa en labores de acólito, y la representación municipal que este año se ha hecho presente con  Mª Belén Sánchez Aparicio, Concejala de Economía y Hacienda, y María José García García, Concejala de Bienestar Social e Igualdad. Finalmente, cerraba la marcha la Banda de Música de Salobreña, que como es habitual, ha amenizado el trayecto con escogidas composiciones religiosas, entre las que hay que hacer destacar “Macarena”. “Jerusalén”, “Coronación”, “Aniversario Macareno” o “Encarnación Coronada”, entre otras. A destacar, sin duda, la gran predilección que ha mostrado el público presente en determinados momentos de su intervención en los que ha podido granjear a los integrantes con sonoros aplausos.

El itinerario marcado por la parroquia para el desarrollo de la procesión ha tenido la misma disposición que se verifica el día de la Patrona, la Virgen del Rosario. Así, partiendo desde la puerta principal, ha continuado por el Paseo de la Iglesia, calle Torre, donde ha sido habilitado el primer altar, Gloria, Plaza del Pescado, lugar en el que se ha habilitado el segundo altar cofrade, Muralla, Puerta de la Villa, lugar en el que han quedado expuestos dos altares, Plaza del Museo, Bóveda, donde se ha mostrado otro altar habilitado por los vecinos, Martín Recuerda, que ha dejado ver el altar erigido por las vecinas del Albaicín y el grupo joven de la cofradía del Nazareno, y Plaza de la Iglesia, para proceder desde aquí a su encierro en la iglesia, momento que se ha podido verificar a las 12:00 hrs del mediodía. Se hace preciso destacar la impresionante acogida del cortejo por parte del pueblo, así como el continuo repique de campana que se ha podido escuchar durante toda la procesión. Como es habitual y ya tradición, la Sagrada Custodia ha podido se portada por cualquier vecino que ha querido ofrendar así su fe a Cristo Sacramentado.

Igualmente, se hace preciso señalar la numerosa presencia de altares que ennoblecen el paso de la Sagrada Custodia por las calles. Han sido seis en total, en cuya configuración han participado la totalidad de las cofradías erigidas en la villa, así como los particulares que han podido exponer vecinos y feligreses del casco antiguo. Fiel a la tradición, en cada uno de ellos el trono del Santísimo Sacramento ha verificado una parada, mientras que el sacerdote entonaba una oración e incensaba a la Sagrada Forma, al tiempo que el pueblo hacía entonar canticos eucarísticos.

Como ha quedado expresado, la procesión ha verificado su encierro a las 12:00 hrs. Ya en las puertas de la iglesia, el director de la Banda de Música de Salobreña, Jorge García Quirantes, ha querido dirigir unas palabras a EL FARO, para agradecer la acogida que ha tenido por parte del pueblo, pues como bien ha reconocido “han sido muchas las personas que se han acercado a felicitar a los músicos, al margen de que en ocasiones las andas de la Sagrada Custodia ha pospuesto el reinicio de su marcha hasta que la composición musical ha concluido”. Desde luego, ha podido afirmar que “la procesión del Corpus Christi en Salobreña es una de las más emotivas en cuanto al reconocimiento del pueblo a nuestra banda”.

Jornada, sublime, pues y llena de fervor la vivida en la vecina villa de Salobreña al fragor de una fiesta religiosa que hunde sus raíces en la conquista cristiana y que ha hecho trasladar su conmemoración a través de los siglos gracias a la devoción del pueblo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí