La cofradia de la Oración en el Huerto de los Olivos consigue el primer premio del concurso de belenes 2011

1
1434

DOMINGO LÓPEZ FERNÁNDEZ

            Días pasados, Inmaculada Torres, concejala de Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Motril, daba a conocer el resultado del Certamen de Belenes de este año 2011. Concretamente en la categoría de instituciones o asociaciones el Belén ganador ha sido el que ha erigido la cofradía de la Oración en el Huerto de los Olivos en su propia casa hermandad, sita en la calle de las Cañas. El jurado compuesto por la propia concejala, María León Salido en representación de una asociación deportiva y Mercedes Lorenzo Jiménez por parte de la hermandad de la Virgen de la Cabeza así lo han decidido en base a determinadas características, aunque como bien dicen, lo han tenido muy difícil. El Belén ganador se encuentra abierto todas las tardes, de 17 hrs a 20,00 hrs, y se va a poder disfrutar hasta el próximo día 6 de enero, momento en el que habrá de ser desmontado por sus artífices.

            Al frente del Belén de la Cofradía de la Oración en el Huerto se encuentra todos los días quien fuera su antiguo hermano mayor, Antonio Ruiz Sánchez. Antonio hombre de fe y de trato agradable se muestra totalmente complaciente con todo aquel que entra en la casa de hermandad para ver el Belén y ha comentado a EL FARO las particularidades del mismo. Según cuenta, siente una especial predilección por esta época del año y su tradición belenistica arranca de bastantes años atrás. Desde su juventud ha ido coleccionando figuras del Nacimiento que ha cuidado con mimo al objeto de  montar el Belén para uso exclusivo de su familia . Cada año incorporaba algo nuevo, una vivienda, algún romano, personajes hebreos, animales de granja…, el caso es que el Belén fue creciendo de tamaño y hubo un momento en el que ya no cabía en su comedor. De ahí salió la idea de erigirlo en la casa hermandad, tarea que desempeña con especial cuidado su mujer, María José Blanco, que es su diseñadora y que cada año le confiere una escenografía singular para huir de la monotonía. Este año el Belén ocupa aproximadamente ocho metros cuadrados de espacio y constituye una autentica delicia para los ojos y el sentimiento cristiano. El pasaje tiene su orden y concierto; comienza con el peregrinar de los Reyes de Oriente que portan sus ofrendas subidos a sus camellos junto a un oasis florido. A su lado se encuentra el castillo de Herodes con su guardia romana y escenas cotidianas de labores agrícolas y pastoriles. Aquí se ha cuidado tanto el detalle que se puede contemplar, por ejemplo, una encarnizada lucha de dos carneros o una mujer hebrea que ordeña a una vaca. Tras cruzar el puente sobre el río se puede ver el Nacimiento con figuras de mayor porte que exhiben al Niño Dios en el pesebre acompañado de su madre, la Virgen María, San José y dos ángeles. La estructura bajo la cual se encuentran tiene luz eléctrica, lo que contribuye a darle un especial fulgor. Mas abajo continua la vida cotidiana de la aldea con pastores, ganaderos, artesanos…etc., por haber hay hasta una castañera que ofrece este producto típico de la época. Es tal su realismo que se puede contemplar como en el pequeño huerto instalado han florecido semillas que ya se encuentran germinadas.

Desde luego podemos decir que el Belén de la Cofradía de la Oración en el Huerto ha merecido el premio por su originalidad; pasen por el y lo podrán comprobar. Pero igualmente hay que hacer notar que el Belén tiene también un componente social. Allí, en la casa hermandad, la cofradía mantiene abierto un punto de colecta de productos alimenticios para familias necesitadas. Regularmente la cofradía confecciona lotes de productos en función del número de personas que componen la familia menesterosa y a través del Padre Agustino responsable de la iglesia de la Victoria se les socorre. Todo ello queda perfectamente anotado en un libro de registro que da cuenta del control exhaustivo que rige el reparto. La junta de gobierno de la cofradía también tiene abierto un punto de recogida de juguetes para niños al objeto de que en estas fechas tan entrañables puedan gozar de la alegría que se vive en la calle. Su lema es ningún niño sin juguetes y eso es lo que pretenden conseguir.

Queda, pues, poco tiempo para que el Belén de la Cofradía de la Oración en el Huerto de los Olivos sea desmontado, pero aproveche estos últimos días. Sólo visitándolo podrá comprobar porqué ha resultado premiado. Y de paso, si su economía se lo permite, lleve algún producto alimenticio no perecedero o algún juguete, alguna familia necesitada se lo agradecerá infinitamente.

1 Comentario

  1. Muchas gracias, Domingo: No merezco tantos halagos por tu parte, sabes que estas cosas sociales se hacen con el corazón y durante todo el año. La norma de una cofradía es ser correspondiente con to el que lo necesita.
    Te deseo un feliz año nuevo y lo mejor del año venidero con toda tu familia

    Gracias. A. Ruiz

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí