DIPUTACION: La de Delegada de Empleo y Desarrollo señala «despilfarro y abuso» de la anterior Corporación

0
378
Mª MERINDA SÁDABA Delegada de Empleo y Desarrollo

Entre las facturas aparecidas con cargo a Mercamed, hay algunas llamativas como una comida por 3.852 euros en un restaurante de lujo de Granada, gastos en hoteles de alta gama por 8.500 euros, alquiler de banderas por 1.200 euros – se podrían haber utilizado las de la institución provincial, y casi comprarlas habría sido más barato –  y 26.000 euros por montaje de carpas.

En este último aspecto, se da la circunstancia de que hay dos facturas con actuación, fecha y concepto idénticos.

A la formación de emprendedores le dedicaron, sin embargo, solo 4.000 euros, y 14.000 euros para traducciones, en un programa que se basaba en la cooperación entre Granada y Tetuán.

En definitiva, el anterior equipo se gastó lo mismo en una comida en un restaurante de lujo que en la formación de emprendedores, uno de los objetos esenciales de este proyecto.

Mientras, ellos “han estado viviendo como auténticos califas a costa de este proyecto”, ha criticado Sádaba, y por eso se entiende que votaran en contra del ahorro de cinco millones de euros por la reducción de cargos de confianza que promovió Sebastián Pérez nada más asumir la presidencia de la Diputación, voto en contra que por cierto aún no han explicado.

Era un “Reino de Taifas políticamente independiente del resto de la institución” controlado por IU con el beneplácito del PSOE.

Muchos de estos gastos se ejecutaron a partir del 22 de mayo, cuando ya sabían que el Partido Popular asumiría las riendas de la Diputación.

Dentro del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza en el área del Estrecho, Mercamed, financiado con un 75% de fondos Feder, debería haber apoyado la consolidación de empresas dedicadas al comercio con Marruecos, pero sirvió principalmente para que los responsables políticos subieran notablemente su nivel de vida.

La Diputación dirigía el proyecto con una participación de más del 87% y un presupuesto de gestión de 618.309 euros.

Comenzó el 1 de marzo de 2010 y tendría que haber finalizado el 30 de junio si bien está en proceso de prórroga, una estrategia puesta en marcha por el anterior equipo de Gobierno para no asumir la mala gestión que llevó a perder, por ejemplo, 567.166 euros para la rehabilitación del Castillo de Carchuna, los cuales la Diputada se ha comprometido a solicitar de nuevo en próximas convocatorias europeas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí