Medio en serio, medio en broma

4
1237
MIGUEL AGUADO HERNÁNDEZ

 

Medio en serioPocos días después de las elecciones generales del 2008, el firmante de esta página escribía:

«Una vez que ‘Roma locuta est’, la causa esta finalizada. El pueblo ha hablado democráticamente y ha puesto de nuevo a Zapatero a dirigir el rumbo de nuestra nación. La diferencia con la anterior legislatura es que España está más complicada de gobernar y ahora el presidente tendrá que moderar sus experimentos de ingeniería social y comportarse como un hombre de estado».

En mayo del 2011, pasados mas de tres años de este escrito, todos los votantes tenían ya suficientes elementos de juicio para saber si el presidente corrigió sus errores y se ganaba la absolución o la reincidencia en tropiezos pasados lo hacían merecedor de una ejemplar penitencia. Las elecciones municipales del 22 de mayo indican claramente que la mayoría se ha inclinado por la segunda opción.

Según algunas encuestas también son mayoría los que piensan que debe hacer un acto de contrición y no deje pasar los nueve meses que quedan de legislatura para buscar un plácido retiro lejos de la tentación del poder. Y es que no hay nada mejor que evitar la ocasión para evitar el pecado.

«Sea como fuere, adelante el señor Zapatero en su nueva legislatura. Los problemas que se le han acumulado, al recibir su propia herencia, no son flacos y a quién corresponde resolverlos es a él. Ante la crisis económica, el paro acelerado, la inmigración descontrolada, el fracaso educativo, las amenazas separatistas…, lo más sensato es desearle acierto y algo de suerte pues nos va en ello nuestro bienestar individual, colectivo y el futuro de España como nación».

«Dice la sabiduría popular que ‘no hay santo sin pasado ni pecador sin futuro’. Claro está que la segunda parte de este adagio cristiano cobra todo su valor si el arrepentido reconoce sus yerros y hace firme propósito de enmienda. Si no es así, el halagüeño futuro se esfumará y retornará el pasado pecador. Entonces seremos los demás quiénes tengamos que rogar para que Dios nos pille confesados».

 

Medio en bromaMenuda se ha armado con el himno español con letra de Pemán que le pusieron el otro día a Contador en Italia, al ser proclamado vencedor del Giro.

En Septiembre de 2007, de buen talante henchido el corazón, yo trataba de encontrar una letra para el Himno Nacional:

«Otra posibilidad es recuperar la letra que en su día creó don José María Pemán. La verdad es que si no fuera porque ha sido muy vituperada por ser la letra del franquismo no se puede negar que tiene una calidad poética superior a la mayoría de letras de himnos de naciones con larga tradición democrática. ‘Gloria a la Patria que supo seguir sobre el azul del mar el caminar del sol’ suena más pacífico que ‘…sus estrellas, sus barras flotaban ayer, en el fiero combate en señal de victoria’ del himno de los americanos del norte; menos sangriento que ‘… vienen a degollar a nuestros hijos y nuestras esposas’ de la Marsellesa ; o no tan apocalíptico como ‘¡Oh Señor Dios, dispersa a nuestros enemigos y hazlos caer!’ del God Save the Queen». Al final de este escrito llegaba a la conclusión que era mejor dejar el himno como estaba. También me permitía transcribir la ocurrencia de un amigo que con guasa me decía que nuestros deportistas podían imitar a los Old Blaks de la selección neozelandesa de rugby, pero en lugar del Haka ritual, con las horribles muecas y los cortes de mangas, interpretaran la universal ‘Macarena’. Se imaginan a los Iniesta, Xavi, Casillas, Llorente, Villa, Puyol, Pedrito… en lo alto de podio: ¡Eeeeeeeh Macarena! ¡Ajá!.

Demasiado folclórico, pienso. Pero no más chocante que ver cómo algunos de estos jugadores se envuelven en sus banderas autonómicas al festejar las victorias de los equipos que representan a España.

Puestos así, no sería nada extraño que en un cercano futuro se haga obligatoria una cuota territorial para que todas las autonomías tengan al menos un representante en las selecciones nacionales de los distintos deportes. Así, ninguna se sentiría agraviada al no ver su enseña regional en las celebraciones. ¡Cosas veredes, amigo Sancho, que farán fablar las piedras!

4 COMENTARIOS

  1. HIMNO DE ESPAÑA (versión breve)

    ¡Viva España!,
    por cielo, mar y tierra
    camino de paz,
    justicia y libertad.

    ¡Viva España!,
    por cielo, mar y tierra
    camino de paz,
    justicia y libertad.

    Tiemble de gloria
    quien supo luchar
    por defender la esencia,
    el alma y la verdad.

    Tiemble de gloria
    quien supo luchar
    por defender la esencia,
    el alma y la verdad.

  2. ¿No es hora de que el Gobierno, representante del titular de la soberanía nacional, es decir, del pueblo, le proporcione a este la posibilidad de poder cantar a España? Hay que buscar una buena letra, por concurso público convocado al efecto, bien por el Gobierno, de acuerdo con el resto de fuerzas políticas, de nuevo por el COE comisionado para ello por el Gobierno o como sea, pero pronto. España se está jugando algo muy importante en el hecho de que los españoles no puedan cantar juntos a su patria española. ¡Que lo hagan pronto!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí