El área de Inmigración de Motril colabora con el Colegio Oficial de Trabajo Social de Granada en una campaña de empadronamiento de población extranjera

0
422

EL FARO

Bajo el eslogan “Me empadrono, luego existo”, el objetivo principal que se busca es que las personas reciban la información necesaria, conozcan el trámite y puedan así empadronarse en la ciudad donde residan, de acuerdo con el marco normativo actual

Ayuntamiento de Motril en plaza de España (EL FARO)

El Ayuntamiento de Motril ha comenzado una colaboración con el Colegio Oficial de Trabajo Social de Granada para así llevar a cabo una campaña que trate información sobre el empadronamiento de la población extranjera en nuestro municipio bajo el eslogan “Me empadrono, luego existo”.

Esta campaña tiene el objetivo de que las personas extranjeras reciban la información necesaria y los trámites que deben seguir para así empadronarse en la ciudad donde residan actualmente, siguiendo el marco normativo y legal actual para esta materia. Y es que se busca poner en valor la relación del empadronamiento con el ejercicio de derechos básicos de la persona, como son el acceso al sistema de salud público o la escolarización de los menores.

El eslogan de la campaña “Me empadrono, luego existo” tiene su base en la negación e impedimento del derecho, además de la obligación a empadronarse, la cual supone una vulneración grave de los derechos, por lo que la administración debe facilitar el empadronamiento en todas las circunstancias posibles a las personas.

El empadronamiento es el acto que permite justificar a cualquier persona la residencia habitual en el municipio ya que, además, se ha convertido en uno de los requisitos esenciales para la mayoría de los trámites relacionados con la Ley de Extranjería de España, marco legal sobre los derechos y las libertades de los extranjeros en España y su Integración Social, como son el arraigo social o el reagrupamiento familiar, y otros procedimientos normativos.

El proceso para el empadronamiento consiste en asistir al ayuntamiento donde reside la persona para pedir la solicitud de empadronamiento y rellenar dicho documento añadiendo el DNI, NIE o pasaporte; el contrato de la vivienda donde reside y una copia del DNI o NIE del propietario o autorización de este. Como paso final, el solicitante debe pedir una cita en el ayuntamiento para finalizar dicho proceso de empadronamiento.

Cuando hablamos y nos referimos al padrón municipal estamos justificando el registro administrativo que hace referencia al número de vecinos y vecinas que residen en nuestro municipio, un registro que permite conocer los datos reales sobre el número de personas que habitan en ese territorio.

Y es que el empadronamiento es la puerta de acceso a derechos fundamentales como el acceso al sistema sanitario, al sistema de protección social, al sistema educativo o a la regularización administrativa. De hecho, las personas que no están empadronadas dejan de existir para la administración y para el acceso a los servicios y recursos a los que podrían acceder como ciudadanos. 

Es por este motivo que el Ayuntamiento de Motril emprende esta campaña de colaboración con el Colegio Oficial de Trabajo Social de Granada que tiene como fines, entre otros, la ordenación del ejercicio de la profesión de Trabajo Social; la defensa de los intereses profesionales de los/as colegiados/as; la protección de los intereses de los consumidores y usuarios de los servicios del colegio profesional; y, por último, la protección de los intereses de los consumidores y usuarios de los servicios de sus colegiados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí