Afecciones al tráfico por obras de seguridad vial en la ladera de la carretera de acceso a Sierra Nevada  

0
501

EL FARO

Las restricciones comenzarán el martes y se han planificado para afectar lo menos posible al normal desarrollo de la estación de esquí

Una máquina elimina nieve de la calzada (Archivo)

La carretera de acceso a la estación de esquí de Sierra Nevada (A-395) registrará afecciones al tráfico a partir del martes 9 de abril con motivo de las obras de seguridad vial en la ladera para garantizar la estabilidad del talud tras los últimos desprendimientos sufridos a la altura del kilómetro 22. La Delegación Territorial de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda ha informado previamente de estos cortes, que serán de lunes a viernes, a todos los actores afectados por estas obras de emergencia: Cetursa-Sierra Nevada, el Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Granada, empresarios de la sierra, la Guardia Civil y la Dirección General de Tráfico (DGT).

Aunque los trabajos se desarrollan desde el pasado mes de marzo, ahora encaran una fase de mayor envergadura y complejidad y, por motivos de seguridad, hay que restringir el tráfico en las horas en las que se desarrollan estas tareas. Los cortes se han ideado de manera que afecten lo menos posible a los horarios de la estación, las horas de más tránsito (apertura y cierre) y los desplazamientos de los trabajadores y visitantes, así como a los servicios de autobuses y transporte de mercancías.

De esta manera, la carretera permanecerá cortada de lunes a viernes entre las 9.15 y las 16.30 horas para todos los vehículos, aunque se abrirá una ventana entre las 11.00 y las 11.15 horas para facilitar el tránsito para autobuses y transporte de mercancías). Además, de lunes a jueves también se cortará el tráfico entre las 18.00 y las 21.00 horas, dejando la vía abierta durante el resto de la noche. Desde el viernes por la tarde y durante todo el fin de semana, la carretera también permanecerá abierta al tráfico.

Estos trabajos de reparación se están llevando a cabo tras un desprendimiento que se produjo a mediados de marzo en la carretera A-395 de acceso a la estación de esquí, a la altura del kilómetro 22, provocado por un fuerte episodio de lluvia y nieve. Los servicios de conservación de carreteras actuaron con rapidez: quitaron todas las piedras y habilitaron un semáforo por seguridad.

En tiempo récord, la Consejería de Fomento ha declarado la obra de emergencias para garantizar la seguridad vial y actuar en la ladera y estabilizar el talud. Para ello, se ha recurrido a una empresa especializada en contención de desprendimientos. Con ellos se ha establecido un cronograma de los trabajos que no sólo garantice la vialidad, sino que afecte lo menos posible a la movilidad y a la actividad de la propia estación, sobre todo en días con más afluencia, como se ha trasladado en las reuniones de coordinación que ha mantenido la Consejería de Fomento con todas las partes afectadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí