GRAN PODER SIGUE LOS PASOS DE SALUD Y CONSUELO Y SUSPENDE SU ESTACIÓN DE PENITENCIA

0
356

Domingo A. López Fernández

Fotos: Paulino Martínez Moré

Miércoles santo aciago para los desfiles procesionales por causa de las inclemencias meteorológicas

La realidad se ha impuesto en toda la costa granadina por causa de las inclemencias meteorológicas. Los desfiles procesionales, el gran atractivo de toda la comarca, se han visto afectados desde el inicio de la semana por unas precipitaciones que, si bien no han sido fuertes, sí que han inducido a tomar decisiones drásticas a las respectivas juntas de gobierno. En unos casos ha sido la suspensión, en otros, la clausura anticipada de los cortejos penitenciales. De un modo u otro, la devoción que atesoran las imágenes procesionales no se ha visto mermada en ningún caso, pues han sido muy numerosos los motrileños que han acudido a iglesias y casas de hermandad para mostrar su solidaridad con las corporaciones cofrades y orar durante breves minutos ante las respectivas imágenes pasionistas. Son tres días los trascurridos desde el inicio de la semana santa y los tres han estado marcados por los incidentes reseñados, lo que ha causado el desconsuelo y la desolación entre los hermanos y fieles de la ciudad. Las escenas que se han podido contemplar en los templos no dejan lugar a dudas; nada es circunstancial, y la fe prima en los corazones de todos los participantes en los cortejos, grandes y pequeños, que se han abrazado entre hermanos y han dejado brotar con libertad sus sentidas lágrimas.

En verdad, los pronósticos lo decían todo. Según el portal de la Agencia Española de Meteorología, se preveía lluvia para Motril desde las 18:00 hrs a las 24:00 hrs de la noche, con lo cual, los dos desfiles procesionales para el día se habrían de ver afectados. Y todo ello con un 100% de probabilidades. La sentencia estaba echada, y solo había que esperar a la evolución de los acontecimientos conforme avanzaba el día.

Durante toda la jornada, la junta de gobierno de la hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor ha estado atenta a las previsiones meteorológicas que ofrecen varios portales de internet. La esperanza ha estado en todo momento presente en los miembros del cuerpo directivo, pero a medida que avanzaba la tarde los malos auspicios han hecho acto de presencia. Una lluvia fina y constante desde las 18:00 hrs ha marcado el devenir de la tarde sin visos de que la precipitación pudiese parar.

El desencanto hacía acto de presencia en el seno corporativo minutos antes de las 20:00 hrs, al tener conocimiento que la cofradía del Santísimo Cristo de la Salud y Nuestra Señora del Mayor Dolor había suspendido su estación de penitencia. Restaban, pues, cuatro horas de interminable espera para ver la evolución de las precipitaciones. Nervios y mucha impaciencia es la que se ha podido vivir en la casa hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, lugar desde el que sale en procesión esta corporación. Desde su fundación, lleva a gala ser la que representa con mayor sentido de conciencia la penitencia pública. Así se deja ver en la expresión de sus hermanos de pasión que arrastran pesadas cadenas asidas a sus pies o grandes cruces al hombro, en connivencia con las palabras que hace público el evangelio de San Mateo: “Si alguien quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y que me siga”. Y lo mismo con el tránsito por las calles de la ciudad y el encierro del cortejo, que lo hace a las seis de la mañana, la más tardía de todas las cofradías motrileñas.

Bien entrada la noche, la junta de gobierno reunía al cabildo de oficiales y debatía la resolución a tomar. La postura fue clara desde un principio, pues debido a la persistencia de las negativas condiciones meteorológicas, determinaban con pesar no efectuar su estación de penitencia. La noticia se hacía pública a las 22:30 hrs de la noche y corría rápidamente por las redes sociales. La misma cundía entre el cuerpo de costaleros, que evidenciaban en sus caras gestos de desazón y abatimiento. A pesar de ello, numerosos vecinos y devotos se posicionaban frente a la casa hermandad para mostrar su solidaridad con la decisión de la junta de gobierno. Incluso, había personas venidas desde Granada para ver la salida procesional de Gran Poder, y así lo comentaban entre las personas de su entorno, evidenciando su decepción, pero, al mismo tiempo, comprendiendo la postura del cuerpo directivo ante la realidad de la noche.

El comunicado oficial de la corporación cofrade ponía en conocimiento de todos, asimismo, que las puertas de la casa hermandad quedarían abiertas a las 23:00 hrs de la noche para que todo aquel que quisiese pudiese acercarse a los titulares y dedicarles sus oraciones. La entrada del cuerpo de costaleros en la casa hermandad fue verdaderamente conmovedora, pues los abrazos se fueron sucediendo sin parar, hasta que el capataz, Francisco José López Morales, avisó a todos “dejadme que me escape un poquito y descargue mis emociones”, y con ello se refugió tras las puertas.

Tal como había programado la hermandad, a las 00:00 hrs del ya jueves santo, se verificaba en la casa hermandad el rezo del santo vías crucis que ha presidido el vicario provincial, D. Alberto Sedano.

Se hace preciso destacar que avanzando la noche fueron llegando hasta la casa hermandad personas desde distintos puntos de la ciudad, algunos tocados todavía con el hábito penitencial. Fue todo un espectáculo de sentimiento cofrade, pues hermanos y no hermanos se fundían en pronunciados abrazos para dar ánimo a la junta de gobierno por la decisión tomada y considerar que ha sido la mejor opción por la seguridad del cortejo y en evitación del deterioro artístico de las imágenes titulares. Ese sentimiento de solidaridad y fe se hizo presente, igualmente, cuando el cantante Miguel Garena, dedicaba una sentida saeta a los titulares de la hermandad, interpretación que fue muy aplaudida por el público y hermanos en hermandad presentes.

Con ello se daba por concluido ese aciago miércoles, y se daba entrada a uno de los días grandes de nuestra semana mayor, el jueves santo, en espera de que el tiempo mejore y deje salir a la calle a las tres corporaciones penitenciales que tienen fijadas sus estaciones de fe en la calle.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí