EFEMÉRIDES DE FIN DE SEMANA

0
531

Antonio Gómez Romera

Domingo, 17 de marzo de 2024

En el CCXXIV aniversario de la invención de la pila electroquímica por Alessandro Volta

Alessandro Volta (grabado de Garavaglia Giovita (1790-1835) – Gaetano Bonatti (inc.) – Edgar Fahs Smith collection).

Hoy domingo, 17 de marzo, festividad de San Patricio (385 – 461), misionero tradicionalmente considerado el introductor del catolicismo en Irlanda, en la undécima semana de 2.024, se cumplen 224 años (lunes, 1.800), de la primera prueba con éxito de la Pila Electroquímica, precursora de la batería eléctrica, de Alessandro Volta (Alessandro Giuseppe Antonio Anastasio Volta, Como, Lombardía, 1.745 – Camnago, 1.827), literalmente una pila hecha con discos de cobre o plata y de zinc, colocados de forma alterna y separados por discos de cartón mojados en salmuera.

BREVES NOTAS BIOGRÁFICAS

Alessandro Volta es químico, físico e ingeniero. Un hombre de ciencia práctico y autodidacta, católico practicante de misa y rosario diario, enemigo de las corrientes que intentan mezclar magia y ciencia e inmune a la presiones anticlericales y anticatólicas del

Enciclopedismo y la Revolución francesa. Es reconocido por descubrir el metano (1.776), gas que él llama “aire nativo inflamable de pantano”, por perfeccionar el  electrodo perfecto (1.775), aparato utilizado en la generación de electricidad estática inventado por el físico sueco Johannes Wilcke, (1.732 – 1.796) y de inventar y desarrollar el electrómetro condensador, un electroscopio con dos pajitas encerradas en un recipiente que terminaba exteriormente en una bola metálica y que podía detectar pequeñas cargas de electricidad y determinar si una carga era positiva o negativa, y la pila eléctrica.

Alessandro Volta y nota de sus apuntes.

Alessandro Volta nace en Como, en la Lombardía, ducado de Milán, el jueves 18 de febrero de 1.745. Es el sexto de los siete hijos de una familia adinerada, formada por Filippo Volta (1.692 – 1.752) y Magdalena Inzaghi ( / – 1.782, hija de los condes Inzaghi).

Su padre fallece (1.752) cuando Alessandro tiene sólo 7 años de edad y a su madre y a su familia le van a apoyar sus tíos clérigos: un canónigo y dos archidiáconos. Dos de sus hermanas se harán monjas. Y, de sus hermanos, dos serán sacerdotes en la catedral de Como y otro fraile dominico. Su hermano Giovanni Serafino Volta (1.754 – 1.842), sacerdote y paleontólogo, escribe el primer tratado sobre ictiología fósil en Italia (“Ittiologia Veronese del Museo Bozziano, ora anesso a quello del conte Giovambattista Gazola, e di altri gabinetti fossili Veronesi”).

En su juventud estudia Retórica y Filosofía con los jesuitas, pero en 1.761, cuando ingresa en el Real Seminario Benzi de Como, se hace amigo del canónigo Giulio Cesare Gattoni (1.741 – 1.809), también físico, quien le transmite la pasión por los temas científicos. Finalizado el Bachillerato comienza a interesarse por los fenómenos eléctricos y a leer los textos de Pieter van Musschenbroek (1.692 – 1.761), Jean – Antoine Nollet (1.700 – 1.770) y Giovanni Battista Beccaría (1.716 – 1.781), los tres principales científicos de la época en el campo de la electricidad.

Dibujo que ilustra algunos de los experimentos realizados por Galvani en ranas.

A partir de 1.765 y durante muchos años, utiliza el laboratorio que Guilio Cesare Gattoni, su amigo de la infancia, construye en su casa y pone generosamente a su disposición. En 1.769, con apenas 24 años, escribe su primer trabajo sobre electricidad y magnetismo: “De vitractiva ignis electrici ac phaeominis inde pendentibus” (“Sobre el poder de atracción del fuego eléctrico y sobre los fenómenos que de él dependen”).

En 1.774, con 29 años, es nombrado Superintendente y Regente de las Escuelas Reales de Como. Un año después, el conde Carlo Giuseppe di Firmian, Gobernador General de Lombardía, le concede la Cátedra de Física Experimental en el Real Gimnasio de Como. En 1.776, durante sus vacaciones de verano en el Lago Maggiore, cerca de Angera, en casa de su amiga Teresa Castiglioni, descubre el gas metano, estudia sus propiedades explosivas y construye un dispositivo llamado “Cañón de Volta”.

El Templo Voltiano.

El 6 de noviembre de 1.780, el anatomista y médico Luigi Aloisio Galvani (1.737 – 1.798), amigo de Alessandro, perfecciona sus estudios de Fisiología y estando diseccionando una rana fijada a un gancho de latón, toca su anca con el bisturí, contrayéndose los músculo. Galvani cree que la energía que impulsa esta contracción proviene de la propia rana y la llama “electricidad animal”. En 1.794, a Alessandro le interesa la idea y comienza a experimentar únicamente con metales, y llega a la conclusión de que el tejido muscular animal no es necesario para producir corriente eléctrica y, fruto de sus experimentos, en 1.800, inventa la pila voltaica, una de las primeras pilas eléctricas que puede producir una corriente eléctrica constante y continua.

El lunes 22 de septiembre de 1.794, con 49 años de edad, contrae matrimonio con María Teresa Alonsa Peregrini (1.748 – ), en la Iglesia de San Provino de Como. Alessandro es un buen marido y padre y la familia tiene 3 hijos: Zanino (1.795 – 1.869), Flaminio (1.796 – 1.814) y Luigi Tobía (1.798 – 1.876).

La batería eléctrica de Volta.

El 20 de marzo de 1.800, escribe en francés al entonces Presidente de la Royal Society, Joseph Banks (1.743 – 1.820), para anunciarle el descubrimiento de una pila eléctrica. Esta carta es leída ante la Royal Society el 26 de junio y tras varias reproducciones del invento efectuadas por los miembros de la Real Sociedad, se confirma el invento y se le otorga el crédito de este.

Medalla Copley otorgada a Alessandro Volta por la Royal Society de Londres.

El término “batería”, es utilizado convencionalmente para indicar un generador de potencia electromotriz constante y éste nombre deriva de la disposición en batería del generador Volta, formada por apilamientos de discos de cobre (Cu) y zinc (Zn) y separados por una placa llena de una solución de electrolitos.

En septiembre de 1.802, viaja a París aceptando una invitación de Napoleón Bonaparte (1.769 – 1.821) para exponer las características de su invento en el Instituto de Francia, charlas en las que participa el propio Bonaparte. El 2 de noviembre la Comisión de científicos distinguidos por la Academia de las Ciencias del Instituto de Francia encargados de evaluar el invento de Volta emite el informe correspondiente, asegurando su validez. Bonaparte, impresionado con la Pila de Volta y sus aportaciones a la Ciencia, le otorga la más alta distinción de la Institución, la Medalla de Oro al Mérito Científico (1.801). Lo nombra Senador del Reino de Lombardía (1.809) y Conde (1.810). Francisco I, Emperador de Austria (1.768 – 1.835), por su parte, lo designa en 1.815 Director de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Padua.

En 1.819 se retira definitivamente a su casa de campo de Camnago, donde fallece el sábado 3 de marzo de 1.827.

Volta expone la Pila a Napoleón (Óleo de Giuseppe Bertini, 1891, Tempio Voltiano, Como).

COLOFÓN

Alessandro es un científico pionero que realiza importantes aportaciones al campo de la electricidad. Estudia la capacitancia eléctrica, que es la capacidad de un material para almacenar energía eléctrica, y descubre que el potencial eléctrico (V) y la carga (Q) de un objeto determinado son proporcionales. Este descubrimiento, ahora conocido como la “Ley de Volta de la Capacitancia”, es tan influyente que la unidad de potencial eléctrico, unidad de fuerza electromotriz del Sistema Internacional de Unidades, recibe en 1.881, su nombre: el voltio.

A pesar de su enorme éxito, sigue siendo una persona modesta y con los pies en la tierra; de hecho, en una carta escribe: «No me hago vanidoso en señal de creerme más de lo que soy; y prefiero la tranquilidad a una vida agitada por la vanagloria y la dulzura de la vida doméstica”.

El 21 de abril de 1.863, la aldea de Camnago di Como, donde vivió y está enterrado Alessandro, pasa a llamarse Camnago Volta. Albert Einstein (1.879 – 1.955) declara en cierta ocasión que la «base fundamental de toda invención moderna» es precisamente la creación de la pila eléctrica. Antes de ella, no habíaforma de almacenar electricidad y sólo se podía generar poniendo en marcha máquinasenormes con discos que se frotaban creando electricidad estática que se detenía en cuantose paraban los discos.

Tumba de Volta en Como.

El legado de Alessandro Volta se conmemora en el Templo Voltiano, situado en los jardinespúblicos del lago de Como (Italia). Este monumento se construyó en 1.928 paraconmemorar el centenario de la invención de la pila eléctrica por Volta. Es un edificioneoclásico, diseñado por el arquitecto Giuseppe Terragni (1.904 – 1.943). En los jardineshay un busto de Volta y una placa conmemorativa de su invención de la pila eléctrica. ElMuseo Alessandro Volta, dedicado a su vida y obra, alberga algunos de los equiposoriginales utilizados por Volta en sus revolucionarios experimentos.

Villa Olmo, una gran villa del siglo XVIII situada en Como (Italia), es la sede de la Fundación Volta (“Fondazione Alessandro Volta”), una Organización, fundada en honor a Alessandro Volta, dedicada a hacer avanzar el conocimiento científico y la investigación en los campos de la Física, la Química y la Ingeniería. La Fundación también organiza conferencias, seminarios y otros actos que reúnen a expertos de todo el mundo para debatir los últimos avances de la ciencia y la tecnología.

En 1.964, un cráter de la Luna recibe el nombre de Volta en su honor e, incluso, un mineral descubierto en 1.841 es llamado Voltaíta.

De 1.984 a 1.998 el retrato de Volta aparece en el anverso de los billetes de 10.000 liras italianas.

CURIOSIDADES ELÉCTRICAS

La creación literaria del monstruo de “Frankenstein o el moderno Prometeo” (1.818) obra de la escritora inglesa Mary Shelley (1.797 – 1.851), toma su origen en el debate científico que sostuvo Volta con Galvani, fundador de la Electrofisiología, y hoy se sabe que existen potenciales eléctricos en las células de los animales y las personas.

En 2.010, un equipo de investigación de la Universidad de Jerusalén dio a conocer la posibilidad de utilizar una patata como batería. Para lograrlo, la hirvieron durante 8 minutos, colocaron rebanadas de la patata entre un cátodo de cobre y un ánodo de zinc, conectados a través de un cable, para producir un “puente salino” y lograron producir 10 veces la cantidad de energía que conseguían con una patata cruda. Según Haim D. Rabinowitch, profesor y científico de la Facultad de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de la Universidad Hebrea de Jerusalén, la idea era demostrar que el sistema podía proveer luz de LED, durante 40 días, a un décimo del costo de una pila AA. Una sola patata, con los cables y metales mencionados, puede cargar un teléfono móvil o dar energía a otros pequeños aparatos en lugares sin acceso al tendido eléctrico. La investigación fue publicada en “Journal of Renewable and Sustainable Energy”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí