Un proyecto de promoción del autoempleo juvenil rural realizado por la Diputación, seleccionado como buena práctica en Bruselas

0
206

EL FARO

‘Genera Granada’ ha sido elegido por la Universidad de Girona para ser expuesto como ejemplo español de eficacia en la prestación de servicios públicos para afrontar el desempleo juvenil rural

Un proyecto de promoción del autoempleo juvenil rural realizado por la Diputación, seleccionado como buena práctica en Bruselas (EL FARO)

El proyecto ‘Genera Granada’, desarrollado por la Diputación de Granada, ha sido elegido como buena práctica en la creación de empleo para jóvenes en el medio rural y así se ha expuesto en la Conferencia Final del proyecto Track-IN, un proyecto transnacional financiado por Islandia, Liechtenstein y Noruega a través del Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo para el Empleo Juvenil. Este foro pretende ofrecer un modelo de evaluación de la efectividad de los servicios públicos de empleo para mejorar la empleabilidad de los jóvenes ‘ninis’ del medio rural.

Uno de los socios participantes de este proyecto, la Universidad de Girona, seleccionó a  ‘Genera Granada’, ejecutado por el Servicio de Promoción y Consolidación de Empresas de la Diputación de Granada, como ejemplo de buena práctica de lucha contra el desempleo juvenil rural e invitó a la institución provincial granadina a exponer el proyecto en la conferencia final en la que participaron universidades y servicios públicos de empleo de diferentes países europeos, como Portugal, Italia, Grecia, Bulgaria, Rumanía, Estonia y Lituania, así como la Organización Internacional de Trabajo de las Naciones Unidas.

El diputado de Fondos Europeos, Desarrollo, Industria y Empleo, Antonio Díaz, ha mostrado su satisfacción porque “el trabajo que desarrollamos en la Diputación sirva como espejo para otras administraciones. La experiencia en la gestión de este proyecto puede servir a otras entidades para afrontar el reto del empleo juvenil en el medio rural”.

La Diputación de Granada ha participado en la ponencia «Buenas prácticas dirigidas a los jóvenes del medio rural» junto a otras dos buenas prácticas seleccionadas de entidades públicas de Lituania y Portugal. El representante técnico de la institución granadina, Ignacio Rosales, expuso el proyecto ‘Genera Granada’, que consistió en la impartición de 10 cursos de formación para jóvenes ‘ninis’ entre 16 y 30 años de municipios rurales de la provincia de Granada con una población inferior a 10.000 habitantes.

El proyecto

Una de las particularidades del proyecto es que se dirigió a jóvenes emprendedores que tuvieran motivación o interés por crear su propio negocio, ya que desde la Diputación de Granada se apuesta por el fomento del autoempleo juvenil como una de las medidas más eficaces para prevenir la despoblación rural.

Las acciones formativas de ‘Genera Granada’ tuvieron una duración de 300 horas presenciales, en horario de 9h a 14h de lunes a viernes, y se implementaron en municipios rurales repartidos por toda la provincia de Granada: Dúrcal, Cúllar, Lanjarón, Alhama de Granada, Láchar, Iznalloz, Huéscar, Vélez de Benaudalla, Benalúa y Güéjar Sierra.

Los cursos se dividieron en 200 horas de formación en sectores de actividades identificados previamente como sectores que ofrecían oportunidades de negocio en el medio rural y 100 horas más de formación específica en autoempleo, incluyendo sesiones de motivación y asistencia técnica personalizada para analizar y madurar las ideas de negocio de los jóvenes participantes. Además, cada curso contó con un módulo específico de digitalización y redes sociales para aplicarlos específicamente a negocios de los sectores de actividad que se impartieron.

Los sectores de actividades que se identificaron como oportunidades de negocio en las áreas rurales fueron: construcción sostenible, confección textil, producción y comercialización de productos agroalimentarios, turismo rural y de naturaleza, comercio de proximidad, hostelería y restauración.

Los cursos se realizaron entre enero de 2020 y diciembre de 2021, por lo que al reto de seleccionar jóvenes emprendedores del medio rural que no estuvieran estudiando ni trabajando se añadió la dificultad de implementar los cursos en plena pandemia del Covid-19, lo que obligó a suspender algunos cursos y retomarlos algunos meses después, poner en cuarentena a cursos enteros debido a las restricciones y, en general, a estar en permanente contacto con las autoridades sanitarias para gestionar las incidencias provocadas por la pandemia.

Los principales resultados que se obtuvieron del proyecto y que fueron presentados en la Conferencia Final de Bruselas han sido que 103 participantes completaron la formación, de los cuales el 57% fueron mujeres, que el 22% pertenecían a colectivos con especiales dificultades en el acceso al empleo (minorías étnicas, inmigrantes, personas con discapacidad, etc.) y que en los seis meses siguientes se han creado 8 empresas lideradas por 9 de los jóvenes participantes. Además, 47 jóvenes consiguieron un empleo por cuenta ajena tras la finalización de los cursos y 23 jóvenes más se matricularon en cursos para ampliar su formación.

En resumen, ‘Genera Granada’, con un presupuesto de 420.000 euros y financiado por el Fondo Social Europeo, consiguió que 79 de los 103 participantes (el 77%) obtuviera un empleo por cuenta propia o ajena, o continuara formándose, lo que muestra la eficacia de este proyecto para mejorar la empleabilidad de los jóvenes, aspecto muy valorado por la Universidad de Girona para seleccionar esta iniciativa y ser expuesta en la Conferencia Final en Bruselas frente a universidades y servicios públicos de empleo de varios países europeos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí