EL SANTO SEPULCRO ORGANIZA UN CICLO DE CONFERENCIAS SOBRE FORMACIÓN COFRADE

0
728

Domingo A. López Fernández

Fotos: EL FARO

            El Delegado Episcopal, D. José Gabriel Martín Rodríguez, inaugura el ciclo con el tema de la evangelización en el seno de las cofradías

En conmemoración del LXXV aniversario de la realización de la imagen de Cristo Yacente, titular de la cofradía del Santo Sepulcro, la junta de gobierno que la corporación  penitencial ha organizado un interesante ciclo de conferencias de formación cofrade que entronca directamente con temas relacionados con la religiosidad popular, el arte y la historia. La inauguración del ciclo tenía lugar en la tarde del viernes, 19 de enero, en la sala del Centro de Arte José Hernández Quero, donde intervenía su primer ponente invitado, el sacerdote D. José Gabriel Martín Rodríguez, cuya disertación ha versado sobre las “Hermandades y Cofradías. Nos formamos en evangelización”. En próximas semanas se verificaran en el mismo centro otras dos conferencias más, una de matiz histórico que trata sobre la “Hermandad de Caridad del Santo Sepulcro de Motril y sus estatutos de 1816”, que tendrá lugar el día 2 de febrero de 2024, y otra de temática artística bajo el título de “El Santo Entierro y su representación artística en la historia”, que se desarrollará el día 9 de febrero.

El primer ponente invitado, D. José Gabriel Martín Rodríguez, es el actual Delegado Episcopal para Hermandades y Cofradías, habiendo sucedido en el cargo a D. Antonio Valverde Casado. Natural de Turón, fue ordenado sacerdote en el año 2000 por Monseñor Cañizares, arzobispo de Granada, mientras desempeñaba las tareas de diacono en la iglesia de Capuchinos de Motril. En nuestra ciudad desarrolló una fructífera labor como capellán en el Hospital de Santa Ana e, igualmente, en el Hospital Virgen de las Nieves. Desde el año 2008 hasta el 2019 ha ocupado el cargo de Delegado Diocesano de la Pastoral de la Salud, siendo igualmente Consiliario de la Hospitalidad Granadina de Nuestra Señora de Lourdes, labor que ha compaginado durante catorce años con la de Vicario Parroquial de Santa María Micaela de La Chana y, desde 2016, como párroco “in solidum” de las iglesias de San Gil y Santa Ana y de San Pedro y San Pablo. En los últimos años ha dedicado una gran atención a las cofradías de las parroquias referidas, labor que le ha proporcionado un perfecto conocimiento de la realidad cofrade y las necesidades que como colectivo evangelizador requieren estas instituciones en el mundo actual, aspecto que sigue enriqueciendo en su persona desde el actual cargo de consiliario de la Real Federación de Cofradías y Hermandades de Granada.

Iniciado el acto, D. José Gabriel Martin Rodríguez era presentado al público por el hermano mayor de la cofradía del Santo Sepulcro, D. David Correa Galeote, quien desarrolló una sucinta trayectoria personal y pastoral del ponente.

Por su parte, el conferenciante, dedicaba sus primeras palabras a destacar el papel que desempeñan las hermandades y cofradías en la parroquia, donde incidió, sobre todo, en su labor evangelizadora. Según afirmó, la cofradía es un valioso instrumento de la iglesia de la que formamos parte un amplio colectivo que se encuentra unido en la fe en Cristo. En el aspecto de la formación, el conferenciante llegó a afirmar que el buen cristiano está obligado a actualizar su formación, pues si no es así, le será muy difícil acercar a otras personas a Cristo y a los titulares a los que ofrendan su devoción. Como bien dijo, para poder “dar razón de nuestra fe y para vivirla con autenticidad necesitamos primero conocerla y estar convencidos de ella”.

Por lo que respecta a la trascendencia de las cofradías, D. José Gabriel Martín puso en valor las propias palabras del Papa Francisco al referir que “la piedad popular a lo largo de los siglos ha sido un valioso instrumento para la evangelización”. Y así lo pudo afirmar el mismo con rotundidez, pues “las hermandades están llamadas a mostrar a cada uno de sus miembros y al mundo el amor de Dios manifestado en Cristo, cuyo elemento irradiador es el patrimonio imaginero que disponen todas las cofradías”.

Desde el punto de vista del ponente, actualmente, las hermandades deben fomentar dos aspectos fundamentales, la caridad y la formación. Es fundamental, dijo, pues desde las vocalías de caridad se fomentan obras de misericordia, y como gremios corporativos están respondiendo extraordinariamente a las necesidades que actualmente surgen en las distintas crisis en las que estamos sumidos. El otro aspecto, el de la formación, es una herramienta vital a desarrollar en la nueva evangelización. El ponente aclaraba igualmente a los presentes que las cofradías deben personalizar la fe, promoverla a través de la eucaristía y dar a conocer el pasaje evangélico que se procesiona, entre otros aspectos. Y, también deben atender el aspecto cultural e histórico, al ser corporaciones que han atesorado a lo largo de los años un importante patrimonio artístico que sirve de expresión al sentimiento religioso.

D. José Gabriel refería asimismo que en su aspecto externo, una de las principales características de las cofradías radica en la estación de penitencia, es decir, la procesión. De hecho, el poner en la calle sus imágenes titulares convierte su acción en una verdadera catequesis popular, por lo que deben reflejar una profunda religiosidad, seriedad y respeto. El conferenciante, igualmente afirmaba que hoy en día nos encontramos un mundo secularizado, una humanidad que es consciente de Cristo, pero que vive apartada de Dios y su evangelio y que desconoce el misterio de la Redención y es por eso por lo que es importante salir a la calle y anunciar a Cristo y su mensaje. De hecho, en la calle, el nazareno simbólicamente ofrece la luz en la oscuridad con sus cirios. Es más, un cofrade formado da ejemplo comprometido del evangelio con sus imágenes sagradas para que la gente reconozca por las calles a su Redentor y vea a aquel que dio su vida por la humanidad.

A modo de conclusión afirmaba el ponente que las hermandades no son un instrumento para el uso y disfrute de la iglesia, sino mucho más que eso, son fecunda semilla para que en el terreno abonado de la iglesia den sus frutos y sean un órgano fundamental en la evangelización. El ponente finalizaba su discurso con las palabras que ofreció el arzobispo de Granada en la ponencia inaugural del XXXIV encuentro Nacional de Cofradías penitenciales celebrado en Granada del 12 al 15 de octubre de 2023: “Que María Santísima, Estrella de la Evangelización, permita que nuestras hermandades y cofradías sean lo que están llamadas a ser: fraternidades de verdadera vida en Cristo e instrumentos eficaces para la nueva evangelización”.

Finalizada su intervención, dio comienzo un intenso debate entre el público presente, entre el que se encontraba D. Armando Javier Ortiz García, presidente de la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Granada, quien coincidió con sus conclusiones al afirmar que es importante la necesidad de formación que requiere el cofrade para que pueda aunar sus esfuerzos y pueda acercar a nuevas personas a la que es su tarea de evangelización desde el seno de una cofradía. Concluido el turno de intervenciones, el hermano mayor de la cofradía del Santo Sepulcro hacía entrega al conferenciante y al presidente de la Federación de Hermandades y Cofradía de Granada de unos cuadros conmemorativos de los titulares de su corporación y la medalla corporativa de la que es señera hermandad del Viernes Santo motrileño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí