EFEMÉRIDES DE FIN DE SEMANA

0
1939

Antonio Gómez Romera

Domingo, 3 de septiembre de 2023

En el LXVIII aniversario del campeonato del mundo de ciclismo que proclama campeón al español Guillermo Timoner

Guillermo Timoner Obrador en su juventud.

Hoy, domingo, 3 de septiembre, festividad de San Gregorio Magno, trigésimo quinta semana del año 2.023, se cumplen 68 años (sábado, 1.955) que, Guillermo Timoner

Obrador (Felanich, Mallorca, 24 de marzo de 1.926), se convierte en el primer español en conseguir el Campeonato del Mundo de Ciclismo, en pista, en la modalidad de medio fondo tras moto (100 kilómetros), competición que se celebró en el Velódromo Vigorelli de Milán (Italia), con un premio para el ganador de 5.000 pesetas. Las motocicletas utilizadas tienen entre 500 cc y 1.000 cc, y portan un “stayer” o rodillo en la parte trasera, como medida de seguridad, por si el ciclista roza con su rueda delantera.

Guillermo Timoner Obrador – Foto de Guy Dedieu.

Sobre su Primer Campeonato del Mundo

Cuando Guillermo gana el Campeonato, entrenado por el belga Felicien Van Ingelghem (1.900 – 1.963), conocido por el sobrenombre de “Papirus”, es todo un acontecimiento deportivo internacional. Además del campeonato, consigue el récord de 1 kilómetro, que establece en 38 segundos, a una media de 93,350 kms. a la hora, y el récord de los 10 Kms., a una media de 92,350 kilómetros hora.

Hasta entonces, el ciclismo español no ha ganado nada. Ni un Tour, ni un Mundial, ni siquiera una clásica. Pero hasta ese día, el apoyo al deporte del ciclismo en España, es mínimo. Timoner tiene que pagar todos los gastos, de su bolsillo. La Federación Española de Ciclismo sólo acepta inscribirle en el Campeonato del Mundo, pero por lo demás, le deja a su suerte. No hay dinero, ni un solo duro para las pruebas de pista.

Guillermo, además de ser el primer español ganador de un Campeonato del Mundo de Ciclismo, es uno de los primeros que tuvo un aparato de televisión. Se lo regalaron tras ganar su primer Mundial. Un obsequio de Phillips, pero dejó la “tele” en Ámsterdam, pues “En España andaban aún con pruebas para las emisiones”. Eso sí, cuando es recibido por Franco como Campeón del Mundo, muchos quisieron estar junto a él, para salir en la foto. Y Guillermo, recuerda: «Él fue Capitán General aquí en la isla, y siempre me dijo que no le extrañaba que fuera tan bueno porque en Mallorca había visto mucha gente en bicicleta. Franco me llamó cinco veces al Pardo. También estuvo en San Sebastián, en la inauguración del Palacio de Deportes de Madrid».

Guillermo en 1.958 – Foto de Wim Dingemanse.

El Campeonato le abre las puertas del éxito. Su especialidad, tras moto, ya ha desaparecido. Pero no era nada fácil. Movían un desarrollo de 70 x 14, es decir 14 metros por pedalada, 100 kilómetros dando vueltas en la pista a 90 km/h, en ocasiones a más de 100. Y había fuerte competencia. Por aquellos años, la pista era una de las pocas pruebas deportivas donde se movía dinero. En la prueba de medio fondo, 100 kilómetros, Timoner alcanza su mejor promedio, con 82,800 kilómetros por hora y su velocidad punta llega a pasar de los 115 kilómetros por hora. Siendo campeón, las cosas se arreglan mejor y pasa de tener que buscar carreras y dinero, a tener que desechar carreras por falta de tiempo y a ofrecerle dinero para su participación. Guillermo, reflexiona y hace memoria: “Quizá lo más importante es la compenetración con el entrenador, que lleva la moto. Yo tuve dos: primero, Van Ingelgen, y después, Meuleman. No dirige la carrera el entrenador ni el corredor, sino los dos de acuerdo. Cuando parecía importante tirar, el entrenador me preguntaba: «¿Ça va?». Si yo no le contestaba nada, era que iba reventado. Si contestaba “oui”, era que me sentía fuerte, y si le decía “oui, oui” o “je me promené”, era que estaba fortísimo y, entonces, él tiraba y tiraba, hasta que sacábamos vuelta al segundo”.

Timoner entregando un maillot arcoiris a la imagen de la Virgen del Puig.

Tras ganar su primer Campeonato del Mundo en pista, repite la victoria en cinco ocasiones más: Ámsterdam, 13 agosto 1.959- Karl-Marx-Stadt (Sachsen) de Leipzig, República Democrática Alemana, 12 agosto 1.960 – Milán, 28 agosto 1.962 – París, 13 septiembre 1.964 y San Sebastián, 7 agosto 1.965, récord que va a durar cerca de medio siglo. Además, logra dos medallas de plata (Ordrup, Hovedstadem, Dinamarca, 1.956 y París, 1.958) y fue Seleccionador Español de Ciclismo en Pista entre 1.971 y 1.978. Ganador de tres Copas del Mundo (1.960, 1.963 y 1.965), seis títulos del Gran Premio de las Naciones (1.959, 1.960, 1.962, 1.963, 1.964 y 1.966) y hasta 23 de campeón de España en distintas modalidades, el último de ellos cuando tiene 58 años de edad.

En 1.995, con 69 años, es Campeón de Europa en la categoría de Veteranos, consiguiendo una velocidad media de 37.4 kilómetros por hora, en un recorrido de 53.4 kilómetros. El mismo llegó a reconocer que “este deporte es muy duro y recuerdo que me partí dos veces el cráneo. Una vez en la plaza de toros “Las Arenas” en Barcelona y luego en Madrid, en 1.960. Estuve casi un año sin poder competir. La gente no está hoy por los sacrificios, porque la vida es más sencilla que antes. Yo no quiero colgarme ninguna medalla, pero, a los 35 años, tuve una tremenda caída en los Seis Días de Madrid. Tuve fisura de cráneo y estuve unos días entre la vida y la muerte. Después necesité de dos operaciones en el brazo derecho, con injerto de hueso de la cadera, para recuperar en parte el movimiento. Estuve ocho meses escayolado, con un clavo en el brazo. Bueno, pues los dos últimos meses, con el brazo escayolado en avión, me entrenaba por aquí, por Mallorca. Hacía cada día ochenta kilómetros y, al final, no podía ni ducharme, porque la escayola me cubría gran parte del pecho. Mi mujer me lavaba como podía, limpiándome por debajo de la escayola con unos palillos con un algodón mojado en alcohol. Lo hacía porque no quería dejar el ciclismo. Los médicos me dijeron que me retirara, que estaba loco si pensaba que podía volver a ser alguien. Y yo no tenía necesidad de dinero. Era sólo afición. Bueno, pues me recupere y, después de eso, fui campeón del mundo tres veces más, la última, a punto de cumplir los cuarenta años”.

Guillermo da popularidad a una disciplina deportiva que casi no cuenta con seguidores en España, aunque tras él, no hay una continuidad.

Guillermo celebrando la consecución de su segundo maillot arcoiris.

Notas biográficas

Guillermo es hijo de Juan y de Margarita, de profesión campesinos. Según recordaba, “no pasé hambre en la infancia. En mi familia había lo bastante para vivir. Lo que me ató a la bicicleta fue la afición, el gusto por la victoria. Cuando ganas, sientes algo muy grande, y yo me acostumbré a eso». Se dedicó a la pista «porque entonces las carreteras eran muy malas en Mallorca”.

Su primer oficio es el de carpintero, especializado en construir arados, aunque siempre fue muy aficionado al ciclismo. Su primera licencia la obtiene a los 15 años, en una farmacia, que es donde se podía conseguir. Fue la de “principiante”. Para ello tuvo que mentir al farmacéutico diciéndole que tenía 16 años. En 1.939 corre su primera carrera sin licencia, la gana y recibe como premio un pollo. A Juan, padre de Timoner, le convencen para que le compre una bicicleta a su hijo, ya que ven en él mucho potencial. Por suerte, hace caso, vende una cerda y le compra una bicicleta, que cuesta 510 pesetas, unos 3,06 €.

 Óleo de Timoner con su esposa e hija – Diplomas – Trofeos.

Su primer campeonato en pista lo disputa en 1.941 y, después de conseguir la licencia de principiante, decide participar en el Campeonato de Baleares de velocidad que se celebra en el velódromo de Palma, el“Tirador”. En aquel Campeonato, participan los corredores Miguel Gual Bauza (1.919 – 2.010), Bernardo Capó Plomer (1.919 – 2.000), Miguel Salom March (1.919 – 1.994), Bartolomé Flaquer Carrió (1.912 – 1.986), Andrés Canals Perelló (1.914 – 1.975) y Juan Planas Martorell. Guillermo conseguirá la victoria tras disputar la final con Salom.

A los 17 años (1.943), ya ha ganado su primer título nacional de persecución. Es entonces cuando un ex corredor belga, Lucien Acou (1.921 – 2.016), suegro de Eddy Merckx, le ofrece llevarle a Bélgica para competir en pruebas de pista por toda Europa. Timoner acepta y se convierte en un emigrante del deporte. Corre persecución, pruebas de seis días y americanas, hasta que un día le contrata Bernich, un apoderado que le convence de que lo suyo es el medio fondo tras moto: «Yo me tenía más fe en persecución, pero él me convenció, y yo me alegro de haberle hecho caso».

En 1.945 consigue el primero de sus muchos títulos de Campeón de España, también de medio fondo, tras moto. Hace el Servicio Militar en el Grupo Mixto de Ingenieros núm. 1 de Baleares.

Timoner y su esposa.

Guillermo Timoner forma parte de los siguientes equipos ciclistas: 1.944 C.C. Insular (España) – 1.945 U.D. Sans (España) – 1.945 Minaco (España) – 1.946 U.D. Sans – Pirelli (España) – 1.947 U.D. Sans (España) – 1.948 Veloz Sport Balear (España) – 1.949 D.C. Mataró (España) – 1.949 Galindo (España) – 1.950 D.C. Mataro – Victor (España) – 1.951 D.C. Mataró (España) -´1.952 Individuale (Desconocido) – 1.953 Fijador Marius (España) – 1.954 Frekendall (España) – 1.955 Minaco – Gorila (España) – 1.956 Minaco – Sanchis Bueno (España) – 1.957 Alcyon – Dunlop (Francia) – 1.958 Faema – Guerra – Clément (Italia) – 1.958 Lube – N.S.U. (España) – 1.959 y 1.960 Faema (España) – 1.961 a 1.968 Ignis (Italia). Y, por último, entre 1.983 y 1.985 Teka (España).

Guillermo asegura que no ha fumado nunca y que sólo bebe vino, en las comidas.

Timoner vestido de ciclista en la puerta de su negocio.

El sábado, 4 de agosto de 1.984, en el velódromo Andreu Oliver de Algaida, se disputa el Campeonato de España de pista. Timoner tiene 58 años y uno de los espectadores es su nieta Silvia Picornell Timoner, de tres años, a la que lleva en sus brazos en el momento de subir al podio. Timoner corre, con la colaboración de su motorista Antonio Cerdá, por delante de la pareja Herranz – Mora, que abandonó tras ser doblada dos veces por el campeón. Hacia 39 años (1.945) que consiguió su primer título nacional, en Tortosa (Tarragona). Bien reconoció que “a veces me preguntan si no me hubiera gustado más ser un corredor de ruta, y yo pienso que no puedo quejarme con lo que he conseguido. No creo que hubiera podido hacer más en otra especialidad. Lo mío era esto, lo mismo que lo de Bahamontes era la escalada”.

En 1.995, a los 69 años, gana el Campeonato de Europa en bicicleta, tras recorrer una distancia de 53,4 km con una velocidad media del 37,4 km / h. «Nunca olvidaré aquellos velódromos, llenos para verme» (…) “Yo he sido un comodín del ciclismo, capaz de ganar al más pintado en cualquier terreno”.

Timoner da nombre a una calle en su Felanich natal y al Polideportivo de la localidad. Además, en el Santuario de San Salvador se exhiben sus maillots arcoíris de Campeón del Mundo, en agradecimiento a la Virgen del Puig, ante la cual iba a concentrarse y a rezar antes de cada Campeonato del Mundo.

Durante 75 años, Francisca Vallcaneras Ripoll fue su compañera, tres como novios y setenta y dos como casados. El 31 de enero de 1.950, contrajeron matrimonio en la iglesia parroquial de San Miguel de Felanich. Timoner tenía contrato con el velódromo de Mataró y allí marcharon en viaje de novios y allí fijaron su residencia. El 5 de octubre de 1.955 nace su hija Margarita, y Gary, el padrino de bautismo, es su hermano Antonio. Francisca fallece el martes, 28 de septiembre de 2.021, a los 89 años de edad.

Foto en el Velódromo de Tirador en 1.947.

Timoner es un icono de Mallorca que, con el paso de los años, se mantiene vivo en la memoria colectiva. Y la mejor muestra de ello es la cantidad de ciclistas, muchos de ellos extranjeros, que visitan su «particular museo» en el interior de lo que fuera la tienda que regentaba en su localidad natal, donde los aficionados podían contemplar y disfrutar de sus bicicletas, carteles, banderines, trofeos y recuerdos de una trayectoria irrepetible.

Guillermo sigue residiendo en su pueblo natal, y el 26 de marzo de 2.016 fue homenajeado con la colocación e inauguración de una placa en Estación Enológica, donde él reside, y la Banda de Música de Felanitx interpretó el «pasodoble deportivo», que se tocaba cuando Timoner se proclamaba Campeón del Mundo. En ese emotivo acto, Guillermo recuerda que, en el año 1.940, cuando en Tortosa ganó su primer Campeonato de España, «en este paseo, ya me hicieron un homenaje». Timoner nos habla de sus rutinas, en su vida diaria: «Me monto en el rodillo y veo la tele. Paso mucha parte de mi vida allí encima, y los fines de semana salgo a rodar por ahí. La gente puede pensar que lo mío forma parte de una locura, sin embargo no es así. Todavía me gusta el ciclismo, nada más».

Timoner en la pista.

Colofón

Felanich, jueves, 17 de agosto de 2.023. Jordi Jiménez López, de COPE – Mallorca, informa: “Nos ha dejado Guillermo Timoner Obrador a los 97 años. Felanitx se ha levantado hoy con esta triste noticia a punto de iniciarse las fiestas de Sant Agustí y en plena ebullición porque otra vecina de la localidad, Mariona Caldenteny, está a punto de disputar la final del Mundial de fútbol. Hacía tiempo que no se sabía de Timoner debido a su avanzada edad y el alzheimer, pero hasta que pudo don Guillem estuvo con las botas puestas (…) Felanitx tendrá un recuerdo para Timoner en el inicio de sus fiestas patronales y más adelante el Consistorio quiere rendir homenaje para su figura universal del siglo XX y que tiene un recuerdo permanente con un pabellón, una calle y un monumento.”.

La Funeraria Mallorca, anunciará públicamente que el velatorio va a tener lugar el viernes, 18 de agosto, entre las 10 y las 12 horas, en el cementerio de Felanich. Por petición de la familia, no hay luto en el pueblo y el funeral en su memoria se celebrará el lunes, 21 de agosto, a las 20 horas, en la Iglesia Parroquial de San Miguel de Felanich.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí