La Policía Nacional recupera una cartera con más de 300 euros y un teléfono móvil sustraídos en dos robos con fuerza a un conserje y a una enfermera

0
1168

EL FARO

  • El detenido por ambos robos es un varón de 44 años de nacionalidad española con más de medio centenar de detenciones previas quien habría manipulado las cerraduras de un cuarto de contadores de una comunidad y de un armario situado en un hospital, ambos en el distrito centro de Granada
  • Mientras esperaba su turno para poner la denuncia, el conserje de la comunidad reconoció al presunto autor, a quien una patrulla trasladaba hasta la Comisaría de Distrito Centro para su identificación por otro suceso, y recuperó su cartera con cerca de 300 euros intervenidos al detenido
  • Los agentes también intervinieron un teléfono móvil de color rosa en poder del detenido y averiguaron que su propietaria había denunciado su sustracción junto con otros efectos y una tarjeta de crédito con la que compró en un comercio de alimentación. Hechos por los que también fue detenido
La Policía Nacional recupera una cartera con más de 300 euros y un teléfono móvil sustraídos en dos robos con fuerza a un conserje y a una enfermera (Archivo)

La Policía Nacional ha detenido en Granada a un varón de 44 años de nacionalidad española con más de medio centenar de detenciones previas como presunto autor de dos robos con fuerza mediante la manipulación de las cerraduras del cuarto de contadores de una comunidad, utilizado también por el conserje como vestuario y del armario situado en uno de los despachos de un hospital. Los agentes intervinieron en poder del detenido la cartera y cerca de 300 euros sustraídos al conserje y un teléfono móvil sustraído a la enfermera.

Llamada al CIMACC-091 sobre un varón grabando a una mujer

Los agentes contactaron con el detenido por un suceso que nada tenía que ver con lo que posteriormente provocó su detención. A primera hora de la tarde, una dotación policial, perteneciente a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana fue comisionada para contactar con una mujer la cual llamó al CIMACC-091 informando que un varón la estaba grabando sin su consentimiento, tornándose violento al recriminarle su acción. Una vez en el lugar, establecieron contacto visual con el individuo quien aceleró el paso intentando marcharse, no obstante, fue interceptado y se comprobó que portaba una cartera, una navaja, un teléfono móvil de color rosa, un televisor de pequeño tamaño y cerca de 300 euros en efectivo. Él mismo manifestó que el terminal telefónico no era de su propiedad, negándose a aportar cualquier otra información al respecto. El varón fue trasladado a dependencias policiales ya que carecía de documentación con la que acreditar su identidad.

El individuo fue detenido por dos robos con fuerza y por una compra utilizando una tarjeta bancaria sustraída en uno de ellos

Al acceder a la Comisaría de Distrito Centro, se encontraron casualmente con el conserje de un edificio que había acudido para denunciar el robo de su cartera ocurrido esa misma mañana mientras estaba depositada bajo llave en el cuarto de contadores, espacio utilizado también para guardar su ropa y efectos. El cual dijo reconocer al individuo como el presunto autor del robo, a quien había visto entrar en el edificio y salido poco después. Al resultarle sospechosa su actitud, fue a comprobar sus pertenencias, percatándose del robo de su cartera con su documentación y 400 euros correspondientes al cobro de varios recibos. La cartera, junto con los casi 300 euros fueron devueltas al conserje y también se intervino el teléfono móvil.

Por su parte agentes del Grupo de Robos habían llevado a cabo una investigación tras la denuncia realizada por una enfermera sobre el robo de un teléfono móvil, una tarjeta bancaria y otros efectos sustraídos del interior de su bolso mientras se encontraba depositado bajo llave dentro de un armario situado en un hospital del centro de la ciudad. La tarjeta se había utilizado posteriormente para comprar en un comercio de alimentación y los investigadores habían identificado al presunto autor como este mismo individuo. También averiguaron que el teléfono que le intervinieron con ocasión de la primera detención, pertenecía a la enfermera a quien seguidamente se lo devolvieron.

El presunto autor de ambos robos y del uso de la tarjeta sustraída fue detenido y puesto a disposición de la autoridad judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí