MOTRIL CONMEMORA EL DÍA 15 DE AGOSTO, FIESTA DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN

0
1868

Domingo A. López Fernández

Fotos: EL FARO

Solemne procesión de Nuestra Señora de la Cabeza por las calles de la ciudad

El día 15 de agosto es fiesta nacional por excelencia. Según el calendario litúrgico, es el día de la Asunción de la Virgen a los cielos en cuerpo y alma, hecho declarado como dogma de fe por el Papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950. Este día son muy numerosas las ciudades que ennoblecen a sus respectivas patronas con una procesión de alabanza que reafirma el fervor de sus múltiples advocaciones, pues la realidad es que son muy numerosas. Así tenemos a la Virgen de la Cabeza en Motril, la Virgen de la Antigua en Almuñécar, Rosario en Pinos del Valle y Gobernador, Virgen del Milagro en Deifontes, Virgen de las Nieves en Dílar, Virgen de los Remedios en Montefrío.., etc. Y, de la misma forma, señaladas procesiones en toda España que son ofrecidas a la Virgen en su Asunción, la Virgen de la Paloma en Madrid, o la Virgen de los Reyes en Sevilla, por citar solo algunas.

En Motril, como ha quedado señalado, la fiesta de la Asunción tiene un nombre preclaro, el de Nuestra Señora de la Cabeza, patrona de la antigua villa desde el año de 1635. Tras una serie de vicisitudes previas que motivaron, incluso, un pleito para evitar que los frailes franciscanos se apropiasen de la imagen, se pudo resolver éste a favor de la villa, decidiendo el común  construirle la actual ermita donde se venera y solicitar su patronato. Este acto jurídico lleva implícitas numerosas preeminencias, entre ellas que los miembros de la municipalidad tuviesen enterramiento en la ermita y colocar las armas de la villa en la capilla mayor, entre otras prevenciones. Según la escritura de posesión y patronato, firmada en fecha de 9 de enero de 1635, la villa había de conmemorar la festividad de la Virgen de la Cabeza el día 15 de agosto, festividad de la Asunción, jornada en la que habría de ser sacada en procesión a hombros de cuatro sacerdotes. Así ha sido desde entonces, aunque con las lógicas modificaciones, salvo contadas ocasiones en las que no ha podido procesionar por hechos extraordinarios. Y así sigue siendo hoy en día, aunque con sustanciales cambios que han ido adaptándose con el paso de los siglos, ya que, por ejemplo, ahora no son cuatro sacerdotes los que llevan a la Virgen, si no sus caballeros horquilleros que en sucesivas tandas portan sobre sus hombres a la divina efigie.

En Motril, el día 15 de agosto es una fecha muy señalada ya que su Virgen y Patrona recorre las calles de la ciudad para reforzar la fe de los lugareños que, en silencio, le ofrecen sus plegarias y solicitan su  mediación divina. Todo el día aparece marcado por la solemnidad. Desde hace bastantes años, la hoy en día Muy Antigua, Real e Ilustre Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Cabeza, Patrona de Motril, nuevo título que ya ha sido refrendado por la Curia granadina, tiene fijado en su calendario la función principal de instituto en el propio Santuario. Aquí, tras los nueve días de novena, la Virgen de la Cabeza vuelve a ser enaltecida en una imponente función sacra que suele ser concelebrada por varios sacerdotes de la archidiócesis. Y, tal como se acostumbraba en tiempos pasados, en la ermita se encuentran presentes las autoridades civiles y militares junto a las propiamente municipales, que suelen ocupar lugares reservados. Hay, pues, un ambiente de gala y, en el ámbito religioso, una eucaristía con una predicación grandilocuente donde se ponen las bases de la ofrenda de fe que en estos días ha recibido la Virgen de todos los motrileños.

Para el día 15 de agosto la Virgen de la Cabeza ha permanecido expuesta en el conocido trono procesional de “la barquilla” que recuerda su llegada legendaria a la playa de las Azucenas y en donde ha sido ataviada nuevamente por su vestidor, Antonio Jesús Hernández Camacho. Tras lucir el manto de la Virgen de Gádor de Berja (Almería) en el pregón de exaltación mariana y la propia novena, la Virgen fue nuevamente vestida con el conocido terno de Isabel de Braganza para la ofrenda floral. Finalmente, para la función principal de instituto y la posterior procesión de alabanza, la Patrona ha lucido el conocido manto del Marqués de Vistabella que le fue donado hace 125 años y estrenado, precisamente, el día 15 de agosto de 1898. Así pues, una buena consideración que ha tenido en cuenta la junta de gobierno de la hermandad para recordar el hecho y dar acción de gracias por esta ofrenda que vino a engrandecer el ajuar de la Virgen. Juntamente con ello, porta su tradicional rostrillo bordado, su corona imperial y el cetro del siglo XVII que identifica su poder en cielo y tierra ya que es la  Reina y Madre de todo lo creado. Igualmente, el Niño Dios exhibe su corona imperial y el orbe cristiano enaltecido con la cruz que le identifica como salvador y protector del mundo cristiano. En su trono real la Virgen aparece rodeada de un bello conjunto floral en el que predominan los nardos de impoluto color blanco, ornato que ha sido llevado a cabo por “El Olivo, Flores y eventos”, empresa que dirige el hermano en hermandad Antonio Ruiz Blanco.

Como es costumbre, la función principal de instituto se ha celebrado en la misma mañana del día 15 de agosto, a las 12:00 hrs. En los minutos previos, han hecho su entrada las autoridades militares y cuerpos adscritos a la institución local para ofrecer a la Virgen de la Cabeza su particular ofrenda floral, acto en el que han sido recibidos por su hermano mayor, D. Miguel Ángel Gállego. En concreto, las representaciones municipales presentes han estado encabezadas por la alcaldesa de la ciudad, Luisa Mª García Chamorro y su equipo de gobierno, así como el grupo político Andalucía x sí que preside su titular, Francisco David Martín Alonso. En lo que respecta a las autoridades militares, han figurado el Coronel Subdelegado de Defensa de Granada, D. Federico González Vigo,  D. José Luis Delgado Ortega, Comisario Jefe del Cuerpo Nacional de Policía, D. Miguel Antonio Castro Arjona, Comandante del E.V.A 9, D. Luis Sánchez Choza, Capitán Jefe de la Compañía de la Guardia Civil de la costa granadina, D. José Luis Rojas Bonel, Inspector del Cuerpo de Policía Local de Motril, y D. Francisco Puentes, Jefe del Cuerpo de  Bomberos de Motril.

Iniciada la eucaristía, ha presidido su ceremonial D. Daniel Barranco Rodríguez, Rector del Santuario, asistido del vicario territorial, D. Alberto Sedano Rodríguez, y los sacerdotes D. Moisés Fernández Martín, D. Carlos Mario Villalobos, párroco de Torrenueva y D. Alejandro Pablo Anguís Rodríguez, párroco del Varadero. Y, junto a ellos, una representación de seminaristas venidos exprofeso desde Granada, algunos de los cuales son motrileños y han querido estar presentes en la función que ennoblece a su Patrona.

Como viene siendo habitual, en los últimos años, la función sacra ha sido ensalzada por la coral “Armiz” que dirige su presidenta, Chelo Martos Moreno. Según refería a EL FARO uno de sus componentes, Francisco Robles Martínez, para esta solemne ocasión se han seleccionado unas sentidas composiciones de la obra “María Madre del Señor”, compuesta por Marco Frisina, sacerdote, músico, compositor y biblista romano, actual maestro de capilla de la Catedral de Roma y Rector de la Basílica de Santa Cecilia en Trastevere, además de obras de Amadeo Mozart y otros compositores. Para mayor solemnidad, la santa misa ha estado acompañada al órgano por el músico motrileño Rubén Carmona Frías. En concreto, a la entrada, se interpretó “Tú Madre nos acoges”, para continuar con “Señor Ten Piedad”, y “Gloria” de Frisina. Siguieron con ello el “Aleluya” de Mozart, “O Sacrum Convivium” de Luigi Morfino, el “Santo” y “Cordero de Díos” de Frisina, “O Señor delante de Ti” de Carmelo Erdozáin y “Cantate Dómino” de Karl Jenkins, entre otras.

Finalizada la santa misa, el sacerdote oficiante, D. Daniel Barranco, ha incensado la imagen de Nuestra Patrona y orado ante ella durante breves minutos, mientras la coral Armiz, desde el coro, interpretaba el “Himno a la Virgen de la Cabeza”, obra compuesta en el año 2011 con motivo del Año Jubilar concedido por Benedicto XVI a la titular en rememoración del 500 Aniversario de su aparición. Fue precisamente la coral quien  expuso a concurso su letra, siendo seleccionado el poema presentado por Elena Rodríguez Fernández, al que se añadió la música que fue compuesta por el motrileño José Miguel Moreno Sabio. Interpretado el himno, se hicieron notar con fuerza los impresionantes y sucesivos vítores a la Virgen de la Cabeza que fueron respondidos al unísono por toda la feligresía que abarrotaba por completo el Santuario de la Patrona.

Ya en la tarde, y como es costumbre, la procesión de alabanza a la Patrona de Motril tiene fijada su salida para las 21:00 hrs. Desde algo más de una hora antes, los aledaños del Santuario muestran ya el ajetreo lógico de las personas que integran el cortejo y los muy numerosos fieles que ya se ubicaban en la rampa de acceso a la ermita. Respecto al entorno, hay que resaltar el cuidadoso trato conferido por los servicios municipales al césped y los elementos vegetales del Cerro de la Virgen, además del exorno con numerosas cartelas que presentan el anagrama mariano y el escudo de la hermandad.

Cercana ya la hora de la salida procesional, se ha constituido el cuerpo de horquilleros en el interior del templo, a la vez que las representaciones de hermandades y cofradías han permanecido en la rotonda exterior del mismo. Paralelamente, la Banda de Música de Zamarrilla ha concentrado la atención del público a la entrada del Parque de los Pueblos de América, donde ha hecho sonar con fuerza un primer repertorio de marchas procesionales. Finalmente, con solemnidad, ha llegado hasta el atrio de la ermita para solemnizar el momento de salida de la Patrona de Motril.

Puntualmente, a las 21:00 hrs, se ha puesto en marcha el cortejo abriendo su marcha la cruz parroquial y ciriales, a los que han seguido las tradicionales “mandas” de fieles devotos con velas en la mano. A continuación, las representaciones de las hermandades y cofradías de penitencia de la ciudad, con sus guiones y estandartes al frente, y la correspondiente presencia de sus respectivas juntas de gobierno. Seguidamente, han ocupado su puesto las hermandades de Gloria y, a continuación, la sección de Camareras de la Virgen con su presidenta y Camarera Mayor, María Ángeles Rodríguez Tovar. Tras las dos largas filas de madrinas se hace visible  el libro de reglas de la hermandad y su correspondiente escolta de hermanos, junto a los que se ha situado la representación del ayuntamiento de la ciudad y las autoridades militares.

Según el orden dispuesto por la junta de gobierno y, en lugar destacado, ha continuado el estandarte patronal. Le ha seguido una ante-presidencia que componen los hermanos de hermandad María Dolores Romero García, D. Juan Omiste Chacón y D. Lorenzo Ruiz Antúnez. Junto a ellos, D. Francisco Gándara Márquez, D. Antonio Campos Reyes, pregonero de este año de 2023, y Dª María José Garrido Sánchez, D. Antonio Posadas, y D. Carlos Martín Balderas, anteriores hermanos mayores. Como autoridades presentes han estado la alcaldesa de la ciudad, Dª Luisa María García Chamorro, D. Nicolás Navarro en calidad de vicepresidente de Diputación Provincial, y D. José García Fuentes como Presidente de la Autoridad Portuaria, todos ellos acompañados por el hermano mayor, D. Miguel Ángel Gállego Martínez. Tras el guion corporativo ha marchado el cuerpo de horquilleros perfectamente ordenado para ocupar sus turnos correspondientes, al que ha seguido el cuerpo de acólitos e incensarios que da paso inmediato al trono de la Patrona de Motril. Marcha éste comandado en labores de capataz por Sergio Segura Chamorro, que va asistido de los auxiliares Francisco Pérez Lorenzo y Rafael Fernández Suárez. Tras el trono, la representación eclesiástica, que compone el Rector del Santuario, D. Daniel Barranco, el vicario, D. Alberto Sedano, el párroco de Capuchinos, D. Antonio Rodríguez Hervás, el párroco de la iglesia Mayor, D. José Albaladejo Hernández, y el Padre Antonio Manuel Martín Blanco, de la Comunidad de Agustinos Recoletos de Motril, además de los seminaristas motrileños desplazados desde Granada. Finalmente, ha cerrado la marcha la Banda de Música de Zamarrilla de Málaga, que ha marcado el paso con sus alegres marchas procesionales, tal y como corresponde a una Virgen de Gloria.

Sin duda, impresionante ha sido el recibimiento que ha tenido la Patrona en los accesos al Santuario, y muy particularmente en la bajada junto a la Fuente del Ejército del Aire. Allí los fieles se han multiplicado en interminables filas, entre los que se han hecho notar numerosas personas venidas desde los pueblos comarcanos y veraneantes en los que se asienta con fuerza el sentimiento mariano de su espíritu. En realidad, el acompañamiento ha sido masivo en todo el recorrido procesional hasta el mismo regreso al templo, donde ya sin protocolo, el pueblo ha seguido con fervor el trono de la Virgen.

El itinerario marcado para este año por la junta de gobierno de la hermandad ha partido desde el Santuario, para continuar por la rotonda del Ejército del Aire, avenida Andalucía, Nueva, Seijas Lozano, Milanesa, Marqués de Vistabella, Javier de Burgos, Catalanes, Muralla, avenida de Salobreña y rotonda del Ejército del Aire, desde donde se ha verificado el regreso al Santuario.  En ese momento, pasados unos minutos de las 0:00 hrs de la ya madrugada, todas las representaciones cofradieras con sus estandartes al frente han hecho un pasillo de honor al trono de la Virgen de la Cabeza, mientras no cesaban de repicar las campanas de su torre. Ya frente a su pórtico, la Patrona de Motril ha sido ofrendada con una pequeña traca de cohetes que ha puesto su brillante colorido como colofón a la fiesta. Finalmente, a los sones del himno de España, se ha verificado el encierro en su templo.

Como costumbre enraizada en nuestra ciudad, desde el día 16 de agosto y, de manera extraordinaria, la Virgen puede ser visitada por los fieles en su estado original de talla, presentando en su trono las coronas que el escultor D. José Navas Parejo realizó en oro y pedrería en el año de 1929 y el cetro de Reina de diario que fue confeccionado en plata por el taller de Hijos de Juan Fernández en el año de 1993.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí