EFEMÉRIDES DE FIN DE SEMANA

0
1648

Antonio Gómez Romera

Domingo, 30 de julio de 2023

EN EL LXXV ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DEL ACTOR “JEAN RENO”

Tal día como hoy, domingo, 30 de julio, festividad de los santos Abdón y Senén (mártires, siglo III), trigésima semana de 2.023, hace 75 años (viernes, 1.948) nace en Casablanca, protectorado francés, Juan Moreno y Herrera-Jiménez, actor hispano-francés, más conocido por su seudónimo artístico, “Jean Reno”.

Notas biográficas

Son sus padres gaditanos, él de Sanlúcar de Barrameda y ella de Jerez de la Frontera. En tiempos de posguerra, la familia Moreno deja España por sus ideas republicanas y se instalan en el exilio, en la zona del Marruecos francés. Su padre es linotipista y su madre, costurera.

Juan siempre se ha sentido orgulloso de sus orígenes gaditanos y españoles, y no duda en hacer gala de ellos: «El pequeño Juan, sigue aún dentro de mí, en su pena y en su felicidad. Se nota, sobre todo en mi mirada sobre las cosas. Ahora estoy escribiendo mi biografía y espero desarrollarla en libro y espectáculo como un monólogo con el que haga viajar a los espectadores. Eso sí, te confieso que Juanito está muy sorprendido con la carrera de Jean, y se pellizca todos los días para creérselo».

Juan Moreno tiene una hermana pequeña, María Teresa (Marie-Thérèse), que también tiene la nacionalidad francesa. En una imagen retrospectiva de su infancia, el actor llegó a afirmar que “recuerdo que en casa se hablaba de política. Mis padres eran republicanos. Pero eso es el pasado…”. El aprende castellano de sus padres, y el árabe y el francés en el “Lycée Lyautey”, situado en el 260 Bd Ziraoui, en Casablanca. Desde niño, tiene un problema de asma y personalmente comenta que “Mi padre era obrero y mi madre cosía. Aunque mi padre bailaba muy bien, a pesar de ser fuerte y pesado, tenía mucha sensibilidad y le gustaba mucho Julio Iglesias. Cuando supo que estuve con Julio en una retransmisión de la tele se volvió loco el pobre…”

De sus padres, admite conservar la educación, el humor, el apego a la familia y cierta humildad. A ellos les dedica, con orgullo, el título que recibe de “Hijo Predilecto de la Provincia de Cádiz”, el domingo, 19 de marzo de 2.006. “No lloré cuando Chirac me nombró caballero de la Legión de Honor (el año 2.003), y sí aquí”. Jean recordó, entre lágrimas, a su madre jerezana y a su padre sanluqueño, al recibir el título de manos de Manuel Chaves González (Ceuta, 1.945 – presidente de la Junta de Andalucía entre 1.990 y 2.009) y de Francisco González Cabaña (Benalup-Casas Viejas, Cádiz, 1.957 – presidente de la Diputación Provincial de Cádiz entre 2.003 y 2.011). “Veníamos de vacaciones todos los años, pero a Jimera de Líbar (Málaga), un lugar en la montaña, con un río, un sitio formidable. A Sanlúcar no fui mucho…”. «En 1.960, yo tenía 12 años y montamos una obra de teatro en clase de francés. El ambiente en los camerinos, los olores, la madera, el maquillaje… la revelación (…) ya estaba con la obsesión del teatro, no sé por qué, seguramente porque no me quería mucho a mí mismo y a través de los personajes lo lograba. Eso dicen los psicólogos (…) Amábamos a Kirk Douglas, Brando, James Dean, Fernandel, Jouvet, Bourvil. Ya era cine, con dos caras: americano y francés. Luego, el conservatorio de Casa. Era bastante pobre, a todos los niveles. Ya soñábamos con París mientras leíamos France Soir (…) Yo nací y crecí en Casablanca, pero los de mi generación sentíamos que Marruecos no eran nuestras raíces. Nosotros éramos de los 60, del rock and roll y los Rolling. Toda esa música nos llevaba a Europa. La generación posterior sí se ha sentido más enraizada en Marruecos (…) Fui a Marrakech de joven. Teníamos un grupo de música, tres chicos y una chica y fuimos al Casino a cantar. Cosas francesas, tonterías, cantábamos muy mal…”.

Su madre fallece cuando Juan es un adolescente. Como anécdota hace constar que uno de sus amigos de juventud, Cándido Carrasco, que es español y creció en Casablanca, le hizo subir a un escenario y después de 60 años lo ha reencontrado recientemente por internet.

El traslado a Marsella (Francia), siendo menor de edad, con 17 años, y la adaptación a una identidad sociocultural nueva, lo recuerda, aún hoy, como “momentos difíciles”. Y esas adversidades las afronta a su manera: matriculándose en la “Escuela de Arte Dramático Cours Simon”, sita en el 14 Rue la Vacquerie de París. Es a raíz de sus primeros trabajos en el teatro cuando decide cambiar el Juan por Jean y recortar el Moreno hasta dejarlo en Reno. Tras el servicio militar en Wittlich, Alemania, se prepara para ser actor y hasta forma una compañía de teatro. Así, con Didier Flamand (1.947), organiza una compañía itinerante y recorren Francia. Jean Reno también hace rondas de castings y consigue varios pequeños papeles en producciones tan diferentes como «La hipótesis del cuadro robado» (1.978), dirigida por Raoul Ruiz (Puerto Montt, Chile, 1941 – París, 2.011), o «Clair de femme» (1.979), de Costa-Gavras (Lutra-Iraias, Atenas, Grecia, 1.933), un drama romántico protagonizado por Yves Montand (Monsummano Terme, Toscana; 1.921 – Senlis, Oise; 1.991) y Romy Schneider (Viena, 1.938 – París, 1.982), en cuyo reparto figura otro principiante que va a dar mucho que hablar, el italiano Roberto Benigni (Castiglion Fiorentino, Italia, 1.952), ganador del Óscar al Mejor Actor por protagonizar en 1.997, “La vida es bella”. En el plató de rodaje de la película «Bidasses aux grandes Manoeuvres» (1.981), dirigida por Raphaël Delpard (París, Francia, 1.942), Reno conoce a Luc Besson (París, Francia, 1.959), entonces Asistente de Dirección, con el que va a tener una productiva vida cinematográfica.

En cuanto a su vida personal, Jean contrae matrimonio en 1.977 con Genevieve, su primera mujer, con quien coincidió en la Escuela de Arte Dramático Cours Simon y tienen a su hija Sandra (1.978) y a su hijo Mickael (1.980). Se divorcian en 1.995 y, un año después, se casa con la modelo polaca Nathalie Dyszkiewicz, con quien tiene otros dos hijos: Tom (1.996) y Serena (1998), hasta que se divorcian en el año 2.001. Cinco años más tarde, en el 2.006, Reno se casa con otra modelo, la británica de origen polaco Zofia Borucka. Con Zofia, Jean ha tenido otros dos hijos: Cielo (2.009) y Dean (2.011). En total, Jean es el padre de 6 hijos, dos con cada una de sus tres mujeres.

Curiosamente, en sus inicios en el cine, interpreta únicamente papeles de villano, debido especialmente a su gran altura (1,91 metros) y su rostro de tipo duro. Pero no tarda mucho en conseguir también papeles cómicos y heroicos. El dúo Reno – Besson, nunca se separa y se convierten, mutuamente, en su director / actor favorito. Así, Jean es guerrero apocalíptico en «Le Dernier Combat» (1.983), baterista silencioso en «Subway» (1.985), buzo bravucón en «Le Grand Bleu» (1.988), liquidador ácido en «Nikita» (1.990).

En “Le Gran Bleu” (“El Gran Azul”), Besson nos habla de la amistad y la rivalidad en el deporte del submarinismo en apnea. Es la película francesa de más éxito en taquilla en la década de 1.980. Reno, interpreta el papel de Enzo Molinari y comparte cartel con Jean

Marc Barr (Bitburg, Alemania, 1.960) que interpreta a su amigo de la infancia, Jacques Mayol y con Rosanna Arquette (Nueva York, 1.959), en el papel de Johana Baker, una empleada de una compañía de seguros a la que conoce Jacques en el helado Lago del Demonio (Cordillera de los Andes – Perú – La Raya, a 4.319 m.s.n.m.). La película comienza con unas preciosas escenas, rodadas en blanco y negro en una isla de Grecia, en 1.965 y los títulos de crédito resaltan en la pantalla al ser de color azul mar. El resto de la cinta discurre veintitrés años después, en 1.988, ya a todo color, entre la Cordillera de los Andes, la Costa Azul, Nueva York y Taormina (Sicilia). La banda sonora es de Eric Serra (París, Francia, 1.959), compositor musical habitual en algunas películas de Besson. La película tuvo 8 nominaciones en los Premios César (1.989) y recibió los César en las categorías de «Mejor música de cine» y «Mejor sonido». Pero su papel más importante, lo encuentra en 1.994 con «Léon», titulada en España “El profesional”, escrita y dirigida por Besson, papel que es la continuación de su personaje del “limpiador” en «Nikita»: el solitario León, asesino a sueldo, bebe leche, le gusta planchar la ropa, hacer ejercicios de abdominales, ver en el cine películas musicales de Gene Kelly

(Pittsburgh, 1.912 – Beverly Hills, 1.996), cuidar de una planta que es su única amiga y que es igual que él, sin raíces, y con unas reglas claras: ni mujeres, ni niños. Y son 5.000 dólares, por cabeza. A Reno le acompañan una jovencísima Natalie Portman (Jerusalén,

Israel, 1.981), que interpreta a Mathilda Lando, una niña de 12 años, que queda huérfana tras el asesinato de toda su familia por agentes corruptos del Departamento Anti Droga de Nueva York; Danny Ayello (Nueva York, 1.933 – Nueva Jersey, 2.019), que interpreta al viejo Tony, mafioso del barrio de “Little Italy”; y Gary Oldman (Londres, 1.958), que hace el papel de Norman Stansfield, Jefe de Policía de la DEA: un psicópata con una personalidad trastornada e impredecible. Por su interpretación, Reno es nominado al Premio César. Rodada en Nueva York, le va a dar a conocer en todo el mundo y le abrirá las puertas de Hollywood.

Colofón

El 5 de diciembre de 2.016, Don Felipe y Doña Letizia, Reyes de España, presiden en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián el acto de entrega de la edición correspondiente al año 2.015 de las “Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes”, unos galardones cuya concesión aprueba el Consejo de Ministros a propuesta del ministro de Educación, Cultura y Deporte, y que sirven para reconocer a las personas y entidades que hubieran destacado de modo eminente en el campo de la creación artística, entre las que se encuentra, Juan Moreno y Herrera-Jiménez “Jean Reno”.

En 2.019, filma su primera película en castellano, el idioma de sus padres: “4 latas”, una “road movie”, dirigida por Gerardo Olivares (Córdoba, 1.964). Gracias a ésta película se ha reencontrado con la tierra de su infancia y juventud. «He redescubierto Marruecos, donde hace tiempo que no iba. Cuando yo vivía allí, la vida era más lenta y más campesina, de pequeñas ciudades. No tenía el ritmo del país más joven, más moderno, más activo, más en el presente que he encontrado ahora». Juan, habla perfectamente el castellano, pero no se dobla en las películas a sí mismo. “No tengo una película favorita, cada una es un pedazo de vida”. “A mi edad, hay que ser más moderado en todo, no comer ni beber tanto. Y también trabajar menos. Antes hacía más películas y teatro. Ahora estoy siempre frenando. Tengo niños en casa y es esencial que esté con ellos”.

Jean Reno es fanático de Elvis Presley, fabrica su propio aceite en su finca de Les Baux de Provence, en la Camarga  (Francia), y mantiene un ritmo de trabajo agotador. Como bien dice, «a la gente se le olvida de dónde venimos. El mestizaje es el porvenir del mundo. Así son las cosas, y siempre han sido así. ¡A ver de dónde viene la humanidad! Me siento muy cómodo en mi mezcla, si no, no viviría en Nueva York. Un ejemplo: mi hijo mayor se ha casado con una brasileña».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí