EFEMÉRIDES DE FIN DE SEMANA

0
1094

Autor: Antonio Gómez Romera

Domingo, 18 de junio de 2023

En el LXXXIII aniversario de la grabación del discurso radiofónico de Charles de Gaulle para la Francia libre

El general Charles De Gaulle en Londres.

Junio de 1.940. En Londres, reina el estupor. Los alemanes, en unas cuantas semanas, se han adueñado de los Países Bajos, Luxemburgo, Bélgica y de la mitad de Francia y prosiguen, inexorablemente, su avance. Cada día que pasa, trae malas noticias. En 4 días, los alemanes han pasado de París a Brest. El gobierno francés, que se ha refugiado en Burdeos, pone todo su empeño en hacer frente a la situación, pero el empuje de las “Panzerdivision” está barriendo toda posibilidad de resistencia. Los británicos saben que pronto los franceses van a dejar de combatir, con lo que se van encontrar solos ante Hitler. Pero se equivocan, porque no están solos. En efecto, al mismo tiempo que esto ocurre, pone pie en suelo británico un francés que ha abandonado Burdeos, casi clandestinamente, y que está dispuesto a proseguir la lucha: Charles de Gaulle (1.890 – 1.970).

De Gaulle ha sido ascendido recientemente al rango de General de Brigada y nombrado Subsecretario de Estado para la Defensa Nacional y la Guerra por el primer ministro Paul Reynaud (1.878 – 1.966), durante la invasión alemana de Francia. Reynaud renuncia, después de que su propuesta de una Unión franco – británica sea rechazada por su Gabinete y el mariscal Philippe Pétain (1.856 – 1.951), un héroe de la Primera Guerra Mundial, se convierte en el nuevo Primer Ministro, comprometiéndose a firmar un armisticio con la Alemania nazi. De Gaulle se opone a esa decisión política y, ante un arresto inminente, huye de Francia el 17 de junio. Otros políticos destacados, incluido Georges Mandel (1.884 – 1.944), Léon Blum (1.872 – 1.950), Pierre Mendès France (1.907 – 1.982), Jean Zay (1.904 – 1.944) y Édouard Daladier (1.884 – 1.970), y por separado Reynaud, son arrestados mientras viajan para continuar la guerra desde el Norte de África. Al desembarcar en las costas de Inglaterra, son muy pocos los que le conocen. Sin embargo, desde el 10 de mayo, ha estado al mando de la única División Acorazada Francesa que ha logrado frenar, momentáneamente, el avance alemán. Dado que ninguna personalidad con mayor autoridad que la suya ha tomado la decisión de actuar, De Gaulle se va a convertir en el portavoz de Francia.

Foto del General Charles De Gaulle.

De Gaulle llega a Londres la tarde del 17 de junio y se reúne con el Primer Ministro Británico, Winston Churchill (1.874 – 1.965). Churchill tiene una buena opinión de De Gaulle, pues se ha reunido con él en tres ocasiones con anterioridad y le concede su permiso para dar un discurso radiofónico a la Francia de Vichi.

Tal día como hoy, domingo, 18 de junio, festividad de San Salomón, vigésimo cuarta semana del año 2.023, hace 83 años (martes, 1.940), De Gaulle termina de grabar su discurso, de 4 minutos, durante la tarde, pero no sabe que el gobierno británico ha estado a punto de revocar el permiso concedido. De Gaulle ha llegado a las instalaciones de la BBC Radio (British Broadcasting Corporation), a las 6 P.M. y ha grabado su discurso. Pero el permiso final no llega hasta las 8 P.M. por lo que BBC Radio, desde Broadcasting House, transmite a las 10 P.M., 8  P.M. en París, hacia Francia, su llamamiento a todos los franceses, para que sigan la lucha; ha nacido la “Francia Libre”:

“Los Jefes que desde hace varios años están al mando del Ejército Francés, han formado un Gobierno. Ese Gobierno, alegando la derrota de nuestro Ejército, estableció comunicación con el enemigo para cesar los combates. Por supuesto, hemos estado, y estamos hundidos por la fuerza mecánica, terrestre y aérea del enemigo. Infinitamente más que su número, los tanques, los aviones, [y] la táctica de los alemanes nos hace[n] retroceder. Los tanques, los aviones, [y] la táctica de los alemanes han sorprendido a nuestros mandos, al grado de llevarlos a la situación en la que hoy se encuentran. Pero, ¿se ha dicho la última palabra? ¿La esperanza debe desaparecer? ¿La derrota es definitiva? ¡No! Créanme, a mí, que les hablo con conocimiento de causa y les digo que nada está perdido para Francia. Los mismos medios que nos han vencido pueden darnos un día la victoria. ¡Pues Francia no está sola! ¡No está sola! Tiene un vasto imperio de su lado. Puede formar bloque con el Imperio Británico que domina el mar y continúa la lucha. Puede, como Inglaterra, utilizar sin límites la inmensa industria de los Estados Unidos. Esta guerra no se limita al triste territorio de nuestro país. Esta guerra no se decidió en la Batalla de Francia. Esta guerra es una guerra mundial. Todos los errores, todos los retrasos, todas los sufrimientos no impiden que haya, en el universo, todos los medios necesarios para aplastar un día a nuestros enemigos. Aplastados hoy por la fuerza mecánica, podemos vencer en el futuro con una fuerza mecánica superior. El destino del mundo está en juego. Yo, el General De Gaulle, actualmente en Londres, invito a los oficiales y a los soldados franceses que se encuentren en territorio británico, o que ahí vinieran a encontrarse, con sus armas o sin ellas; invito a los ingenieros y obreros especialistas de la industria de armamento que se encuentren en territorio británico, a ponerse en contacto conmigo. Pase lo que pase, la llama de la Resistencia Francesa no debe apagarse y no se apagará. Mañana, igual que hoy, hablaré en la Radio de Londres. Charles de Gaulle”.

Cartel del discurso en la BBC de Charles De Gaulle.

La BBC repite la transmisión 4 veces más al día siguiente. El llamamiento del 18 de junio (“L’Appel du 18 juin”) es el primer discurso pronunciado por Charles de Gaulle tras su llegada a Londres. El Gabinete de Guerra británico ha intentado oponerse inicialmente a la difusión de este discurso, ya que la situación respecto de Francia y Alemania dista de estar aclarada y se teme que Gran Bretaña pronto deba negociar con el nuevo gobierno francés de Pétain, pero el primer ministro Churchill apoya la idea de que al menos un líder francés invoque a sus compatriotas a seguir la lucha. Aun así los Jefes de la BBC no juzgan el acontecimiento como poseedor de la suficiente entidad política, como para grabar la alocución de De Gaulle y para realizar una fotografía del momento. Como bien expone el hijo de De Gaulle, «Recuerdo muy bien su furia cuando llegó a casa bastante tarde esa noche [el 19 de Junio] después de la transmisión. Se enteró por la BBC que su transmisión de radio del día anterior no había sido grabada».

El discurso de De Gaulle es considerado como uno de los más importantes para la Memoria Colectiva Francesa, pero los historiadores han demostrado que la apelación fue escuchada solo por una pequeña fracción de oyentes y pasó casi desapercibido en Francia, donde la confusión y la desmoralización de civiles y militares alcanzaba su punto más grave, y pocos tenían interés en oír la radio inglesa en esas circunstancias.

De Gaulle emite un segundo discurso, que ya si es grabado, el sábado 22 de junio, donde repite con otras palabras las ideas del llamamiento original, y éste tiene más impacto popular, pues para entonces el público francés ya sabe que el Gobierno de Pétain ha capitulado ante Hitler, mientras que De Gaulle en Londres postula todo lo contrario.

Alocución radiofónica de Charles De Gaulle 1

El 2 de agosto de 1.940, la Justicia de la Francia en guerra, da publicidad a la sentencia de condena a muerte, en rebeldía, emitida por el Gobierno de Vichy contra De

Gaulle.  Y esto va a cimentar entre los ciudadanos franceses el carácter fuertemente simbólico del “Llamado del 18 de Junio”. La importancia histórica de estas transmisiones de radio y el futuro político de De Gaulle como emblema de la Resistencia Francesa, le dan a éste, el sobrenombre de “L’Homme du 18 Juin”, El hombre del 18 de Junio.

Los temas del discurso se reutilizan a lo largo de la guerra para inspirar al pueblo francés a resistir la ocupación alemana. A principios de agosto de 1.940, un cartel con texto escrito por de Gaulle se distribuye ampliamente en Londres y se conoce como “L’affiche de Londres”, El cartel de Londres. Se van a producir y exhibir variaciones de este cartel en África, América del Sur y la propia Francia durante el transcurso de la guerra.      

A Charles De Gaulle y sus “franceses libres”, el Gobierno británico concedió 5 minutos todos los días para transmitir mensajes radiofónicamente a Francia, organizando la Resistencia desde lejos. Además, el Servicio Francés de la BBC, transmite las Noticias en francés para contrarrestar a la propaganda nazi. De los más de 100.000 soldados franceses temporalmente en suelo británico, la mayoría evacuados recientemente de Noruega y Dunkerque, solo 7.000 se quedan para unirse a De Gaulle. El resto vuelve a Francia y rápidamente son hechos prisioneros de guerra. Sin embargo, el discurso de De Gaulle es innegablemente predominante y motiva al pueblo de Francia y al pueblo oprimido del resto de Europa.

Alocución radiofónica de Charles De Gaulle 2.

Colofón

De Gaulle vuelve a Francia cuando es liberada en 1.944 y, más tarde, se convierte en Presidente de la República. Cinco años después, el 8 de mayo de 1.945, Francia recibe en Reims la capitulación alemana y tiene un sitio entre los aliados. De Gaulle se convierte así en el símbolo de la lucha francesa contra el nazismo y contra la invasión alemana, y en el símbolo de la “Resistencia”, nombre que se da a este movimiento. Gracias al prestigio conseguido, De Gaulle va a estar durante dos períodos al frente de los destinos de su país, de 1.945 a 1.946 y de 1.958 a 1.969.

En 2.005, el llamamiento del 18 de junio fue incluido por la Unesco en el Programa Memoria del Mundo, en el que se recogen desde 1.997 los Documentos del Patrimonio Documental de Interés Universal, para garantizar su protección. La inscripción, propuesta conjuntamente por el “Institut National de L’audiovisuel” (INA) por Francia y por la “British Broadcasting Corporation”· (BBC) por el Reino Unido, se refiere a cuatro documentos considerados como los testimonios clave del acontecimiento: el manuscrito del texto del llamamiento radiodifundido el 18 de Junio, la grabación radiofónica del llamamiento del 22 de Junio, el manuscrito del cartel del 3 de agosto y el propio cartel donde aparece la frase famosa «Francia ha perdido una batalla ¡pero Francia no ha perdido la guerra!»

Alocución radiofónica de Charles De Gaulle 3.

El 70 aniversario del discurso se marcó en 2.010 con la emisión de un sello postal diseñado por Georges Mathieu, y una moneda conmemorativa de 2 €. En 2.023, “Le Monde” ha encargado una recreación del discurso utilizando inteligencia artificial para replicar la voz de De Gaulle, utilizando una transcripción del discurso en alemán en los archivos militares suizos para encontrar el registro francés del discurso más cercano al original y grabando una lectura del discurso de François Morel como «audio base» para ser modificado por síntesis vocal para estar más cerca de la voz de De Gaulle.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí