MOTRIL CELEBRA CON FERVOR EL DÍA DEL CORPUS CHRISTI

0
1604

Domingo A. López Fernández

Fotos: EL FARO

Jesús Sacramentado recorre en procesión de fe las calles de la ciudad

Hasta hace unos años, la solemnidad del Corpus Christi se ha venido celebrando un día de jueves, precisamente el que cumple la segunda semana tras Pentecostés, o lo que es lo mismo, sesenta días después del domingo de resurrección. Así lo afirmaba un viejo refrán que dice “Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol, Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión”. Sí, al menos así fue hasta el año de 1989, en que el gobierno de la nación y la Conferencia Episcopal acordaron que la fiesta se trasladase al domingo siguiente al jueves que corresponda. Y, efectivamente, así se cumple en la mayor parte de ciudades y pueblos de España, a excepción de algunas capitalidades como Toledo, Sevilla o la misma Granada, que siguen fiel a la tradición  y conmemoran la fiesta ese jueves que reluce más que el sol.

Siguiendo, pues la disposición gubernamental, Motril celebró la fiesta del Corpus Christi el pasado domingo, 11 de junio, y tal y como acostumbra la feligresía de la ciudad, lo hizo con magnificencia, como corresponde. En realidad, los actos daban principio el sábado en la noche en la iglesia Mayor, donde tras la misa de tarde, la sección de la Adoración Nocturna efectuaba su vigilia del corpus. Tenía lugar ésta en la capilla del Sagrado Corazón de Jesús, donde los adoradores dedicaron sus rezos y lecturas a Jesús Sacramentado hasta las 23:00 hrs de la noche.

El domingo,  día de la solemnidad, todas las parroquias de la ciudad cerraron sus puertas para celebrar una única eucaristía concelebrada con todos sus titulares en la iglesia de la Encarnación. Tenía lugar ésta a las 11:00 hrs, presentando el templo una imagen de grandeza ya que quedó completamente abarrotado de fieles. Como es costumbre, han estado presentes las corporaciones cofrades de la ciudad, una representación de la institución municipal, además de feligreses de las distintas parroquias. En el crucero, en su parte izquierda, han ocupado sus lugares los niños y niñas que este año han efectuado su primera comunión. En el otro flanco, el derecho, se ha ubicado la sagrada custodia, a cuyo lado se han situado los componentes de la sección de la Adoración Nocturna de la ciudad, además de los portadores del sagrado trono de Jesús Sacramentado. Han presidido la función sacra el preste, D. Antonio Rodríguez Hervás, junto al párroco de la Encarnación, D. José Albaladejo Hernández, el de las Angustias, D. Alberto Sedano Rodríguez, el rector del Santuario de la Virgen de la Cabeza, D. Daniel Barranco Rodríguez y el Padre Bonifacio Díez, de la Comunidad de Agustinos Recoletos. Momento significativo de la misma ha sido cuando el titular de la parroquia Mayor ha accedido hasta el trono de Cristo para colocar en el viril de la sagrada custodia el cuerpo de Cristo sacramentado.

Terminada la santa misa, David Correa Galeote, hermano mayor de la Cofradía del Santo Sepulcro, que ostenta igualmente el título de sacramental, ha procedido a organizar el orden de la procesión del Corpus que a partir de las 12:00 hrs había de recorrer las calles de la ciudad. Siguiendo su disposición, ha abierto el frente la cruz parroquial y ciriales, a los que han seguido las hermandades de gloria de la localidad, en concreto la Virgen del Carmen del Varadero, la Virgen de las Angustias y la Divina Pastora de Capuchinos, todas con sus estandartes al frente y sus varas presidenciales. Le han seguido las representaciones de las cofradías penitenciales de Motril, encabezadas por la hermandad de la Santa Vera Cruz, a la que han seguido Humildad y Victoria, Gran Poder, Pasión, Perdón y Misericordia, Buena Muerte, Borriquita, Salud y Consuelo, Soledad y Yacente, Nazareno y Esperanza y la cofradía del Santo Sepulcro. Tras ellas, la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa, con su guion representativo. A continuación, la hermandad de la Patrona, la Virgen de la Cabeza, junto al estandarte de la hermandad sacramental del Santo Sepulcro, disponiéndose a continuación el nutrido grupo de niños que han cumplido en este año su primera comunión. Tras ellos, se ha dispuesto el cuerpo de acólitos e incensarios, junto al que se ha ubicado la sección de la Adoración Nocturna de Motril con su bandera representativa, en la que se hace constar el año de su fundación. Finalmente, el sagrado trono de Jesús Sacramentado, espléndidamente adornado con flores del tiempo, que es portado por miembros del cuerpo de costaleros de la Hermandad Sacramental de la Santa Cena. Sobre él se alza la peana en dorado que porta la sagrada custodia, auténtica joya de orfebrería que se pudo salvar de su destrucción en la guerra civil española. Desde el punto de vista artístico puede definirse como una custodia de sol confeccionada en plata sobredorada, en cuyo viril irradian un conjunto de rayos con formas rectas y flameadas. Tras el trono de Cristo se ha ubicado la representación eclesiástica que se ha visto acompañada de numerosos feligreses, cerrando el cortejo la Banda de Música de Molvízar.

Fiel a la tradición, el recorrido procesional mantiene el mismo itinerario de otros años, de forma que partiendo desde la Plaza de España ha continuado por Victoria, San Agustín, García Pizarro, Zapateros, Catalanes, Canalejas, Cardenal Belluga y Plaza de la Libertad, para desde aquí proceder al encierro del cortejo por la puerta norte de la iglesia. Como novedad, este año han sido erigidos dos altares efímeros en lugares emblemáticos de su recorrido. El primero de ellos ha sido realizado por la Cofradía de la Oración de Nuestro Señor de la Humildad junto al pórtico de su sede canónica, la iglesia de la Victoria, conjunto artístico que ha comenzado a ser confeccionado a las 6:30 hrs de la madrugada. El altar se ha montado sobre un fondo de terciopelo rojo que muestra en su centro el cuadro de la Inmaculada Concepción que se custodia en el coro alto de la iglesia. En su centro, el sagrario de Cristo, flanqueado por las imágenes de la Virgen de la Cabeza y San Fernando, figurando a sus pies la pequeña imagen de Santa Rita y la banderola de la Asociación de María de los Sagrarios. Precisamente, al paso de la Sagrada Custodia, el preste, D. Antonio Rodríguez Hervás, ha procedido al rezo y lectura del “Alabado sea el Santísimo Sacramento del altar”.

Igualmente, a su paso por la calle Catalanes, concretamente en su intersección con la calle San Rafael, la Hermandad de la Santa Vera Cruz ha erigido otro altar de bella composición que ha comenzado su ornato a las 8:00 hrs de la mañana. Muestra éste tres alturas, la primera de ella con la sagrada custodia representativa del día, sobre la que se ubica la reliquia del ”Lignum Crucis” que se venera en la iglesia Mayor y, finalmente, la imagen de un Niño Jesús que simboliza al titular del Domingo de Resurrección. Finalmente, en su aderezo, se alza una jarra con azucenas que representan a la Madre de Dios. Como es preceptivo, por parte del preste se ha vuelto a verificar el rezo de “Alabado sea el Santísimo” al paso del cortejo de Jesús Sacramentado.

El trono de Cristo ha llegado a la iglesia Mayor a las 13:30 hrs, momento en el que todas las cofradías y hermandades de la ciudad han hecho un pasillo de honor con sus estandartes al frente para engrandecer su glorioso encierro. Ya en su interior, se han efectuado las preceptivas oraciones con los sacerdotes postrados de rodillas, hasta el momento en el que la sagrada hostia de la custodia ha vuelto a ser introducida en el sagrario del altar.

De nuevo, la tradición se ha vuelto a imponer en el día del Corpus Christi, jornada solemne que ha gozado de una gran presencia de fieles, tanto en la santa misa como en la procesión de Jesús Sacramentado, símbolo eucarístico que se ha visto acompañado en todo el recorrido por el pueblo devoto de Motril.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí