FERNANDO GARCÍA MOLES, UN DEPORTISTA DE ÉLITE EN EL RECUERDO

0
7061

  Domingo A. López Fernández

FERNANDO GARCÍA MOLES, UN DEPORTISTA DE ÉLITE EN EL RECUERDO

Fernando García, ganador del torneo de Run&Run (Foto: Mucho Deporte)

Días pasados, el Club Deportivo Salobreña de Pádel confería un homenaje público a quien fuera uno de sus socios más cualificados en la práctica de este deporte, Fernando García Moles, fallecido trágicamente en plena juventud. Fue, Fernando, un aventajado deportista en variedad de modalidades, pues prácticamente tocó todos los palos. En su memoria, el Club de Pádel de la villa organizó una jornada de convivencia con todos sus asociados en el estadio Municipal de “Los Trances”, en la que se recordó su figura y se procedió a la inauguración de una cartela en cerámica que hace significar la que fue su trayectoria, personalidad y simpatía. Otro Club deportivo, “18 nudos Surf Club” lo hacía tiempo antes para elogiar a quien fue espléndido monitor de esta modalidad en la que dejó una gran huella. Fernando García Moles fallecía el 8 de junio de 2022, hace pues un año, y con motivo del homenaje hemos querido traer a las páginas de EL FARO esta memoria de aniversario que nos acerca a la que fue su vida. He aquí, pues su biografía.

Fernando García Moles nace en Ibiza el día 3 de marzo de 1991. Es, desde luego, una paradoja del destino, pues circunstancialmente sus padres ejercen como docentes en centros públicos de la bonita isla balear. Conseguido su nuevo destino, meses después trasladan su residencia a Salobreña, donde comienzan su nueva etapa docente en el IES Mediterráneo y, posteriormente, en el IES Nazarí.

Placa que luce en el estadio de Los Trances de Salobreña, en su memoria.

El pequeño Fernando crece en la villa costera y se integra perfectamente entre los naturales de la localidad. Es, desde luego, un granadino más y así se sintió toda su vida. En Salobreña sigue sus estudios primarios y la formación secundaria con muy buen expediente académico, destacando ya por sus extraordinarias cualidades físicas. A juicio de sus entonces profesores, es una persona responsable, agradable, buen compañero y mejor amigo. Sugestionado en aquel entonces por el deporte, comienza a practicar el fútbol y el tenis como hobby. También el ciclismo, quedando ganador en la Vuelta Ciclista a España en modalidad júnior sin haber entrenado casi con la bicicleta. También le llama la atención el atletismo, en cuya categoría infantil consiguió la mejor marca de Granada en velocidad, peso, salto de longitud y resistencia. Durante uno de los campeonatos celebrado en Motril sufrió un tirón en la prueba de velocidad y, aun así, persistió en seguir y cruzar la línea de meta. Lo consiguió a base de soportar el dolor, circunstancia que le llevó a caer al firme y tener que ser trasladado al hospital. Su tesón le llevó a ser el número tres de los que encabezaron la línea ganadora.

En el fútbol comenzó su trayectoria deportiva en el Salobreña FC, pasando a jugar con el primer equipo del Motril C.F en las categorías de cadete y juvenil. Su progreso fue espectacular y terminó jugando en el Jaén de División de Honor, la máxima categoría de su edad. A los 18 años se traslada a Jaén para seguir los estudios de Magisterio en la especialidad de Educación Física, pero la exigencia de los entrenamientos y la dedicación que requiere su carrera le llevan a colgar las botas y abandonar la práctica del fútbol. Sigue con intensidad sus estudios, que finaliza en la Universidad de Ustí, en Chequia, consiguiendo su especialización en esquí, modalidad en la que siempre destacó. Su amor al deporte le lleva a cursar INEF en la UCAM de Murcia, carrera que finaliza en Roma, donde realiza la formación práctica en el equipo femenino de Fútbol Sala de La Roma.

Acto de homenaje y recuerdo a Fernando García.

Terminadas sus dos carreras, perfecciona su formación con cursos de tenis, surf y pádel, las que se pueden definir como sus grandes pasiones, en las que consigue sus respectivas titulaciones de monitor. Es entonces cuando decanta su vida profesional al deporte del pádel, que compagina con el trabajo de profesor de Educación Física y las oposiciones a la enseñanza. Ejerciendo este deporte es galardonado con el premio al mejor deportista, distinción que le es concedida por el Semanario “Mucho Deporte” en el año de 2019. Paralelamente  triunfa en multitud de torneos de pádel celebrados en la costa tropical, donde queda consumado como experto jugador. Tal es así que su compañero deportivo llegó a decir que “si mañana inventan un deporte, ya sabemos que Fernando va a ganar”.

Estadio de Los Trances con placa en recuerdo de Fernando García.

Se puede decir que el deporte fue su vida, en cualquier modalidad, y valga para ello la anécdota de un compañero de clase que quedó campeón de Andalucía de esgrima con el que practicó una clase y le gano.

Sin esperarlo, la estrella de Fernando García Moles se apagó un 8 de junio de 2022. Como no podía ser menos le sobrevino practicando su deporte preferido, el pádel. Lo hizo sin avisar, sorpresivamente y de forma inesperada. Una paradoja de la vida para un deportista de élite que cuidaba muy mucho su estado. Su estrella se apagó, sí, pero brilla incandescentemente en su familia, sus amigos y compañeros de pádel, que allá donde esté le recuerdan con cariño. Para siempre, su figura va a estar presente en el complejo deportivo Los Trances, donde en la sección de pádel una placa conmemorativa le deja inmortalizado con la siguiente inscripción: “A Fernando García Moles (1991-2022). El deporte fue tu vida y tu sonrisa, el estímulo para compartir nuestros sueños y realidades”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí