GLORIOSA ACOGIDA A LA DIVINA PASTORA POR LAS CALLES DE LA CIUDAD

0
2533

  Domingo A. López Fernández

Fotos: EL FARO

La Patrona del barrio de Capuchinos procesiona de forma extraordinaria en conmemoración de su 275 aniversario

Tras un año de intenso trabajo, llegó el gran día para la Divina Pastora de Capuchinos, sublime jornada que tuvo lugar el día 3 de junio de 2023 y en la que la sagrada imagen ha recorrido de forma extraordinaria las calles de Motril. Desde luego, todo un acontecimiento histórico, pues nunca antes la Virgen Madre protectora del barrio de Capuchinos había posado su realeza en el templo Mayor de la ciudad. Si lo había hecho en el templo de Nuestra Señora de la Visitación, donde en 1748, tras algo más de un año de su llegada, permaneció durante dos días para poder ser venerada por las RR. MM. Nazarenas antes de su definitivo traslado a la capilla  erigida en el templo capuchino. Meritorio ha sido, pues este guiño a la historia que la junta de gobierno de la hermandad ha querido renovar pasados 275 años con el fin de reavivar el voto devocional que le ofreció la primitiva comunidad religiosa en el único cenobio femenino que tuvo la ciudad. Histórico, también, el culto que se le ha dedicado en la iglesia de la Encarnación, donde en señalados días han podido presidir su altar la patrona de Motril, Nuestra Señora de la Cabeza, o la Virgen de las Angustias, pero nunca antes la Divina Pastora de las Almas. E, histórica, también, la salida procesional desde el templo Mayor para recorrer, por primera vez, las calles del centro de la ciudad y encaminar su regreso a la que es su santa casa.

Atrás queda un año de intenso trabajo, en el que toda la junta de gobierno ha laborado conjuntamente para engrandecer el fervor y la devoción a quien es Reina Madre de Capuchinos. En verdad, todos han vibrado con su participación sin preocuparse del tiempo que le han dedicado. Así, a lo largo de un año, la hermandad ha organizado un interesante ciclo de conferencias sobre la historia de la Virgen, ha creado un logotipo oficial de ese 275 aniversario, ha presentado un cartel conmemorativo de la efeméride, ha celebrado un rosario vespertino para gloria y honra de la Madre Divina, ha efectuado  traslados a dos señeras iglesias de la ciudad para que la feligresía de todo Motril disfrute de su real presencia y, muy particularmente, la comunidad de MM.RR. Agustinas Nazarenas, que en el silencio de la noche le han podido dedicar sus rezos como antaño hicieran en el señalado año de 1748. Igualmente, ha renovado enseres procesionales incorporando a sus báculos el anagrama pastoreño del que antes carecía, con lo que ahora ostentan el símbolo del Ave María, la pamela y el cayado típico de su iconografía. Así pues, toda una efeméride, que en su ya cercano epílogo, ha culminado con una procesión extraordinaria en la que han participado las cofradías de la ciudad, tanto penitenciales como de gloria, hermandades de fuera de la localidad y hermandades pastoreñas venidas expresamente desde distintos lugares para dar gloria y realce a la Madre de Dios que prende en sus corazones.

La imagen de la Divina Pastora ha permanecido en el templo de la Encarnación desde la noche del día 1 de junio, donde ha presidido el altar de cultos. El viernes, 2, tuvo lugar la solemne función principal de instituto, que ha sido concelebrada por el consiliario de la hermandad, D. Antonio Rodríguez Hervás y el párroco de la iglesia Mayor, D. José Albaladejo Hernández. Finalizada la misma, la junta de gobierno de la hermandad ha procedido al atavío de la Virgen en la propia sacristía, así como al exorno floral del paso, trabajo que han podido finalizar a las 6:00 hrs de la madrugada. En este día 3 de junio se culminaba, pues una semana de intenso trabajo que había de finalizar con la procesión extraordinaria que ha de llevar a la Virgen por las calles de la ciudad hasta la que es su casa y morada, la iglesia de Capuchinos.

La junta de gobierno de la hermandad había previsto la salida procesional para las 19:00 hrs de la tarde, momento en el que la plaza de España, como en las grandes ocasiones, presenta una espectacular acogida de fieles de todos los ámbitos de la ciudad. Minutos antes, accedía al templo Mayor una representación municipal encabezada por la alcaldesa de la ciudad, Luisa María García Chamorro, para felicitar a la hermandad por esa salida extraordinaria y su significativo 275 aniversario. En su correspondencia, por parte del capataz del paso, Sergio Segura, se le invitaba a efectuar la primera “levantá” del trono mariano.

Con puntualidad, el cortejo de gloria parte desde la puerta lateral del crucero, abriendo paso la cruz parroquial y dos ciriales. Protocolariamente, se disponen en orden las representaciones corporativas invitadas expresamente al acto, figurando a su cabeza el Grupo Parroquial de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de los Desamparados (Nerja), seguido de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno (Almuñécar). A continuación, las cofradías propiamente penitenciales de la ciudad, con sus estandartes representativos y báculos presidenciales, marcando su cabeza la hermandad de Humildad y Victoria, y disponiéndose a continuación la hermandad de la Santa Vera Cruz, Gran Poder, Jesús de Pasión, Borriquita, Cristo de la Salud, Soledad y Santísimo Cristo Yacente, Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santo Sepulcro. Tras ellas, las asociaciones culturales y hermandades de gloria, figurando a su cabeza la Asociación Divina Pastora de El Morche (Málaga), hermandad de Nuestra Señora de la Antigua (Almuñécar), hermandad de Nuestra Señora de las Angustias (Motril) y la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen (Varadero). El siguiente tramo está representado por las hermandades pastoreñas expresamente invitadas al acto, que encabeza la hermandad de la Divina Pastora de Algarrobo (Málaga), seguida de la de Cártama (Málaga), de Gójar (Granada) y la de Málaga capital,. Finalmente, la hermandad patronal de Nuestra Señora de la Cabeza, que da precedencia a las hermanas de luz y el cuerpo de madrinas ataviadas con traje de mantilla. Ultimado el tramo, sigue el estandarte de la hermandad de la Divina Pastora, que da paso a la presidencia corporativa que ostenta el hermano mayor, Eloy Ibar, varios miembros de su junta directiva y la representación de la institución municipal. Tras ellos, el cuerpo de acólitos e incensarios precede al trono de la Reina Madre de Capuchinos que figura espléndidamente aderezado en su ornato floral y con el tradicional árbol del granado que identifica su iconografía. Como es habitual, dirige el paso su tradicional capataz, Sergio Segura Chamorro, acompañado en tareas auxiliares por José María Martos García y José Santiago Martín. Tras el trono, la representación eclesiástica, que ostenta su consiliario, D. Antonio Rodríguez Hervás, acompañado de numerosos feligreses de la parroquia. Cierra finalmente el cortejo la Banda de Música de Zamarrilla de Málaga, que ha interpretado conocidas composiciones de alegre contenido, tal y como corresponde a una titular mariana de gloria.

Inmejorable y llamativo ha sido el aderezo que para esta solemne jornada ha enseñoreado a la Reina Madre de Capuchinos que, como es habitual, ha quedado a cargo de sus dos vestidores, Txema Díaz y Juan José Guidet. Según referían a EL FARO, “han pasado 275 años desde que nuestra querida Pastora se hizo motrileña y en estos cerca de tres siglos de existencia la Virgen ha variado la forma de ataviarse por modas o épocas, pero lo que nunca ha variado ha sido la forma tan curiosa en la que los motrileños crearon en ella un concepto más popularizado a una imagen común de vestir, que en una Divina Pastora. Los motrileños se vieron con la necesidad de hacer única a nuestra imagen otorgándole el don de vestir vestido de cola, pero sin perder su impronta, ni ningún signo evidente a su iconografía”. En esta salida extraordinaria la Virgen porta el manto del taller sevillano de Francisco Carrera Iglesias, “Paquili”, recogido por un conjunto de broches con la intención de lucir aún más la extensión de la cola. Asimismo, un finísimo pañuelo de encaje de “tambor y batista” lucía en la mano que porta su regio callado, rematado con unas flores de imitación de talco y un lazo de tul y agremanes de oro. Igualmente, ha estrenado cuello y puños de un fino encaje de aplicación de Bruselas y Honitón, unos antiguos pendientes del siglo XX de estilo “girándole” y una auténtica pelliza antigua que ha sido expresamente adaptada para la Virgen. Ostenta en su cabeza varios peinecillos de plata de joyería turca, un broche de plata bañado en oro y otro broche con circonitas celestes que prendía de la lanzada de “lamé” de oro en la parte trasera de la pamela. Como bien expresaba Txema Díaz, “la Virgen ha lucido sus mejores joyas, que datan desde el siglo XIX al XXI”. Igualmente, hay que hacer destacar que la Divina Pastora ha portado su mejor saya, concretamente la que pudo estrenar en el año de 2019 para la imposición de la medalla de oro de la ciudad, distinción que se ha dejado ver en su pecho. Cabe destacar también la antigua mantilla de terno del siglo XIX que prendía desde el filo de su pamela, dándole un cierto aspecto diferente al que nos regala cada mes de octubre.

Muy llamativo ha sido, igualmente, el adorno floral del paso, que ha corrido a cargo de “Flores Calvente”. Para la ocasión, la hermandad le ha pedido un estilo asilvestrado, de ahí el conjunto de flores en el que han destacado rosas de té, las propiamente capuchinas que siempre lleva la Pastora con un color morado y grisáceo, cardos de color rojo, peonías rosas y fucsias, además de hojas de pita y lirios blancos, entre otras variedades. Y, por supuesto, la base del monte a los pies de la imagen que ha sido confeccionado con romero para que la titular mariana inunde su paso por las calles con su peculiar olor. En definitiva, un conjunto floral que ha causado bastante sensación y que ha sido muy del gusto de la junta de gobierno de la hermandad.

La hermandad de la Divina Pastora ha dispuesto para esta salida extraordinaria un novedoso itinerario que le ha hecho partir desde la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, para continuar por Plaza de España, Romero Civantos, Díaz Moreu, Emilio Moré, Gaspar Esteva, Cruz Verde, Bustamante, Marqués de Vistabella, Milanesa, Seijas Lozano, Nueva, Fundición, Rubio Reina, Alquitranaderos, Bambú, Secanillo, Hermano Gárate, San Miguel, Parra, Rambla de Capuchinos, Pio XII, y desde aquí proceder a su encierro, momento que se ha podido verificar a las 23:45 hrs de la noche a la vez que se procedía a la quema de un castillo de fuegos artificiales y las campanas de la iglesia repicaban al vuelo.

Para las representaciones corporativas que han asistido a la procesión extraordinaria ha sido ésta una jornada sublime y grandiosa, siendo muy de destacar que el cortejo se ha visto arropado en todo momento por el público y la feligresía de las distintas parroquias de Motril y localidades cercanas hasta el preciso instante de su encierro. En realidad han sido muy numerosos los momentos verdaderamente significativos del tránsito del cortejo por las calles de la ciudad. Así, llamativa ha sido, por ejemplo, la “levantá” realizada en la misma puerta del ayuntamiento, donde se ha recordado al consejo municipal del año de 1748 que acompañó a la Divina Pastora en su recorrido, hecho desde el cual los ediles han estado siempre vinculados a la imagen y la hermandad. También, a la salida de Plaza España, donde la hermandad de Humildad y Victoria ha desplegado una bandera de Andalucía con el rótulo impreso de “Puerta del Cielo” y balconeras con las imágenes marianas de la Virgen de la Victoria y la Divina Pastora. Señalar, igualmente, las impresionantes “petalás” que a lo largo del itinerario se han prodigado por parte de los fieles, siendo de destacar la de la Plaza de las Palmeras, Cruz Verde, Rubio Reina y calle Parra Alta. Precisamente, en la calle Rubio Reina, considerada como la puerta de entrada a su barrio, le ha sido erigido un altar efímero a la Divina Pastora. Ha sido, desde luego, una joya artística confeccionada en terciopelo de color rojo y un dosel, bajo el que ha figurado una imagen de la Divina Pastora que ha sido tallada por el escultor granadino Sergio Castellano y que es propiedad del hermano en hermandad Andrés Correa Salvador. Desde luego, impresionante ha sido el paso del cortejo por esta calle, en la que le ha sido ofrecido a la Virgen el cántico del “Salve Regina” por parte del Coro Virgen de las Angustias, al tiempo que se sucedían los vítores a la Madre del Hijo de Dios y Reina del Cielo, la Divina Pastora de las Almas. Y como no, mencionar el paso por la calle Parra con sus ventanas adornadas con balconeras, instante único en el que se apaga la luz y la Virgen va solo iluminada por las velas de los fieles. Tras un instante, la luz de la calle es encendida y comienza la impresionante “petalada” que le es ofrecida por los vecinos.

Para la historia queda, pues esta salida extraordinaria con la que la hermandad de la Divina Pastora ha conmemorado una efeméride digna de recordar y que para gozo y disfrute de todos los devotos de la divina imagen consta por escrito en los anales de la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí