La Junta ha vuelto a reclamar más fondos Next Generation para el impulso de infraestructuras hídricas y modernización de regadío

0
476

EL FARO

La consejera ha aprovechado dicha reunión para volver a solicitar a Morán “solidaridad en el trasvase Tajo-Segura”

Carmen Crespo (centro) en la constitución de la comisión bilateral de seguimiento del estado de las masas de agua en el ámbito del acueducto Tajo-Segura (EL FARO)

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha participado en la constitución de la comisión bilateral de seguimiento del estado de las masas de agua y de la sostenibilidad de los aprovechamientos en el ámbito del acueducto Tajo-Segura, que se ha celebrado de forma telemática y ha contado con la presencia del secretario general de Medio Ambiente, Hugo Morán.

La consejera ha aprovechado dicha reunión para volver a solicitar a Morán “solidaridad en el trasvase Tajo-Segura” y mostrar su rechazo al aumento de los caudales ecológico del Tajo, ya que esto supone “un recorte importante que pone en riesgo la supervivencia de 23.000 hectáreas de cultivo y los aportes de abastecimiento que reciben del Trasvase los municipios del levante almeriense para unos 150.000 habitantes”

En este sentido, Crespo ha vuelto a incidir en que “se tengan en cuenta los informes científicos que establecen que 6 metros cúbicos por segundo es suficiente para mantener en buenas condiciones el río. La consejera ha puesto de manifiesto que elevar el caudal hasta los 8,6 m³/s suponen un recorte de 105 hm³ a la zona del levante de España, donde, como ha subrayado, “los agricultores aprovechan cada gota de agua para crear riqueza y empleo”.

Durante la reunión, la consejera andaluza ha transmitido al Gobierno central “la preocupación de los productores del levante almeriense, que se encuentran en una situación precaria debido a la grave sequía que afecta a España y, por tanto, necesitan el agua del trasvase para poder continuar con la actividad que desarrollan”. Al respecto de esta agricultura, Crespo ha vuelto a explicar al secretario de Estado que “estamos ante una producción sostenible tanto en el plano económico y social como en el aspecto ambiental que, además, aporta riqueza y empleo a todo el levante español”.

De otra parte, Carmen Crespo ha querido trasladar que “el Gobierno de Andalucía está estudiando, junto a otras comunidades autónomas, la posibilidad de presentar un recurso ante el Tribunal Supremo contra esta decisión adoptadas a través del nuevo plan hidrológico del Tajo”.

Más agilidad y fondos

Por otro lado, la consejera ha abordado en la reunión la necesidad de contar con una “mayor agilidad en la ejecución de las obras hidráulicas que son competencia del Estado y aún continúan pendientes en Andalucía, una tierra especialmente afectada por la escasez de lluvias”. Entre otras medidas, Crespo ha apostado por destinar más recursos del fondo Next Generation para “continuar avanzando en la eficiencia de los regadíos y así ahorrar agua al tiempo que se mantiene un sector que es vital para Andalucía”. “El sector agroalimentario forma parte de la base económica de las zonas rurales de esta comunidad autónoma, donde se concentra el 60% de la población”, ha explicado.

Asimismo, Carmen Crespo ha insistido en la necesidad de avanzar en la desalación en la provincia de Almería duplicando la desaladora de Carboneras y poniendo en marcha las instalaciones del Bajo Almanzora. En cuanto a actuaciones a más largo plazo, la consejera se ha referido al estudio de la posibilidad de ampliar la capacidad de la desaladora de Dalías.

A este respecto, la consejera ha querido incidir en que “el ejecutivo andaluz está inmerso en lograr una eficiencia hídrica que va más allá de la contención del uso del agua al apostar por la generación de aguas regeneradas siendo el objetivo poner a disposición de los andaluces 120 hm³”. Y es que, “gracias a esta economía circular hídrica se está cambiando el concepto de la importancia de la depuración que se ha convertido en un recurso valioso, ya que nos permite fabricar agua para el riego”.

Sin duda, estamos ante “nuevo recurso que ayuda a aliviar la presión a los embalses y, por ende, a dar una mayor garantía a los futuros crecimientos urbanísticos de las ciudades y las necesidades de expansión de la agricultura, industria y sector turístico”, ha añadido. No obstante, “el esfuerzo debe ser de todas las administraciones”, ya que debemos de “aprovechar todas las fuentes hídricas; los trasvases, las aguas regeneradas y desaladas a la hora de combatir la sequía y adaptar esta tierra seca a los efectos del cambio climático”, ha concluido la consejera.

Por último, en cuanto a otros territorios, la consejera ha aprovechado la reunión con el secretario de Estado de Medio Ambiente para recalcar la importancia de que se constituya la comisión técnica para la gestión del trasvase del Tinto-Odiel-Piedras, ya que llevamos mucho tiempo a la espera de esta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí