Granada se sitúa como la provincia andaluza con mayor tasa de paro

0
599

EL FARO

CCOO exige a la Patronal una mejora en los salarios para que las familias no carguen con el peso de la Inflación

Oficina del Servicio Andaluz de Empleo (Archivo)

Según  los datos correspondientes al tercer trimestre de la Encuesta de Población Activa, la tasa del paro en Granada se sitúa en el 22,55%, como la más alta de Andalucía, una cifra preocupante que define la situación de nuestra provincia como  “insostenible en términos de cohesión social”. Para el secretario general de CCOO Granada, Daniel Mesa, “la acumulación de beneficios empresariales está lastrando el crecimiento económico y ahogando el consumo interno” por lo que “es necesaria una mayor redistribución de la riqueza”. Y por ello, el próximo 3 de noviembre nos manifestamos en Madrid para decir alto y claro que “esta crisis no la paga la clase trabajadora”, ha advertido el dirigente sindical.

Del análisis del desempleo por sectores se desprende que la Industria y la Construcción crean empleo, mientras lo destruyen la Agricultura (muy afectada por la fuerte sequía) y los Servicios, dado que pese a los buenos datos turísticos, la actividad hostelera se ha basado en el crecimiento a través de la explotación laboral.

En definitiva, asegura Mesa, “a CCOO le preocupa que la creación de empleo se paraliza por la negativa de la patronal a subir salarios”, ya que la CEOE no está abierta a un acuerdo salarial razonable. En este sentido, la manifestación del 3 de noviembre en Madrid debe ser un “hito fundamental” para impulsar una mejora importante de los salarios, así como el desbloqueo de la negociación en los convenios colectivos en nuestra provincia, denuncia CCOO.

Con el IPC cercano al 9%, advierte el secretario general de CCOO Granada, “la apuesta de la CEOE es que esta inflación la vuelva a pagar la clase trabajadora, que el incremento de los costes repercuta en los precios al consumo y a la vez bloquear la negociación salarial para tratar de salvar los márgenes de beneficios empresariales, a costa de una caída de los salarios reales”. La patronal granadina, a pesar de sus benéficos, no solo no está creando empleo, sino que además sigue la dinámica de no subir salarios pese al incremento de precios que está situando a miles de familias, en una situación insostenible, ya que no pueden cubrir sus necesidades básicas ni llegar a fin de mes. En definitiva, insiste Mesa (CCOO) “o nuestro país asume de forma equilibrada los costes de la inflación y de la guerra, y mejora los salarios de forma conveniente, o vamos directos hacia la depresión económica”. Porque para activar el consumo y el crecimiento económico, el bienestar de las familias es fundamental. Por todo ello, el 3 de noviembre salimos a la calle para decir alto y claro que esta crisis no la paga la clase trabajadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí