CONCLUYEN EN MOTRIL LOS ACTOS A DEVOCIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS

0
341

Domingo A. López Fernández

Cronista Oficial de la ciudad de Motril

CONCLUYEN EN MOTRIL LOS ACTOS A DEVOCIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS

Ntra. Sra. la Virgen de las Angustias de Motril (EL FARO)

El pasado domingo, tras una semana de intenso fervor mariano, el barrio de las Angustias ponía el colofón a los actos que durante nueve días han tenido como protagonista a la patrona del barrio. Tradicionalmente, el calendario marca que ese segundo domingo del mes de octubre la Virgen de las Angustias ultime su semana grande de fiesta con la procesión de alabanza por las calles de la ciudad. Así ha venido siendo todos los años, pero de nuevo el malicioso virus que nos afecta ha ejercido su poderoso influjo sobre la celebración, de modo que por segundo año consecutivo la manifestación popular de fe ha tenido que ser suspendida. Nuestra Señora de las Angustias siempre ha sido la que ha bajado desde su ermita para procurar el encuentro con el pueblo y gratificar con su presencia la devoción de los lugareños. Así ha sido siempre, pero este año la tradición ha trocado el envite y han sido los vecinos quienes han subido a su sagrada casa para ofrendarle sus plegarias. Ha sido, desde luego, una semana intensa, con predicaciones de hondo sentido mariano, con ofrendas, con bendiciones, exposiciones…, y un continuo peregrinar de gentes hacia quien siempre abre su corazón para acoger en su seno las oraciones del pueblo. Así pues, no ha habido procesión de fe, pero si una grandeza de actos que el párroco, D. Alberto Sedano, y la junta de gobierno de la hermandad, han procurado llevar a cabo para que la Virgen, la Patrona del barrio, aquella que siente la angustia de ver a su hijo muerto y postrado en sus rodillas se sienta en todo momento arropada por la feligresía de la ciudad.

Uno de los momentos vividos en la Novena a la virgen (EL FARO)

Durante nueve días la parroquia ha celebrado el tradicional novenario a la titular, siendo D. Alberto Sedano el encargado de principiar la ofrenda. Ese primer día de octubre ha visto igualmente como durante la eucaristía ha sido bendecida la nueva corona que un hermano de hermandad, Francisco Molina, ha donado al ajuar de la Virgen. Nuestra Señora de las Angustias se presentaba para la ocasión ataviada con su tradicional y antiguo terno bordado, el fajín de General que en el mes de julio de 2020 le fue ofrendado por D. Juan Jesús Martín Cabrero, la medalla de oro de la ciudad que le otorgó la corporación municipal y una sencilla corona de flores naturales que le había confeccionado su tradicional vestidor, el artista Jesús Ortega Fernández. La nueva corona que ha lucido ya durante toda la novena ha sido bendecida e impuesta por el párroco, quien ha estado asistido por el hermano mayor de la hermandad, D. Antonio Manuel García Ruiz, instante único e irrepetible en el que se han prodigado sucesivos vítores a la Virgen, a la vez que el coro parroquial le ha ofrecido el cántico de la “Salve Regina”. La nueva corona real constituye una artística joya que ha sido realizada en metal repujado a mano y bañado en oro y plata, en la que se puede ver en su frontal el corazón traspasado por siete espadas que es típico de la advocación de la Virgen de las Angustias. Igualmente aparece orlada con emblemas típicos de la pasión tales como la corona de espinas, flagelos, clavos, martillos, tenazas y la esponja sagrada que fue ofrecida al Redentor para saciar su sed durante la crucifixión. Finalmente, otro símbolo propio de la advocación remata la presea al figurar en su centro la cruz desnuda con el sudario de Cristo sobre el “patibulum”. Finalizada la novena, tenía lugar la inauguración de la exposición pictórica «El rostro de mi devoción», obra del artista Jesús Ortega Fernández, que recogía en distintas modalidades pictóricas bellas representaciones de la titular mariana. La muestra permanecía abierta en el salón parroquial por tan solo tres días, aunque el éxito de la misma indujo a la hermandad a prorrogar su cierre un día má

El sábado, 2 de octubre, segundo día de novena, era invitado a la predicación el sacerdote D. José Gabriel Martín Rodríguez, consiliario de la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Granada. Siguiendo el protocolo, concluida la eucaristía, la junta de gobierno de la hermandad procedía a hacer efectivo el nombramiento de Hermanos Honorarios de la corporación al Cuerpo de Bomberos de la ciudad. La representación del cuerpo, encabezada por la responsable municipal, María Ángeles Escámez, efectuaba en el acto la ofrenda de un centro de flores a la Virgen, al mismo tiempo que la hermandad le hacía entrega de un pergamino conmemorativo en el que aparece representada la “petalá” que el cuerpo de Bomberos le dedicaba a la Virgen el día en el que le fue impuesta la medalla de oro de la ciuda

Exposición habilitada en el salón parroquial (EL FARO)

En sucesivos días, la cátedra sagrada ha seguido prodigándose con destacados representantes de la Curia granadina. En concreto han expuesto sus doctas palabras D. José Antonio Cantos Fernández, párroco de San Juan María Vianney de Granada, D. Pedro Aranda Garrido, rector de la Iglesia de la Virgen de las Angustias de Guadix, D. Rosalío Ramírez Méndez, párroco de Castell de Ferro, D. Moisés Fernández Martín, formador del Seminario Mayor de Granada, D. Antonio Rodríguez Hervás, párroco de Capuchinos, D. Carlos Fernández Peñafiel, párroco de Santa María la Mayor de Padul y D. Bonifacio Díez Pérez, capellán de las RR. MM. Nazarenas.

Juntamente con la novena y en calidad de actos extraordinarios la hermandad ha verificado igualmente la tradicional ofrenda de flores y de alimentos no perecederos que ha tenido lugar en horario partido durante la mañana y la tarde del viernes. El acto ha contado con una masiva participación de los vecinos del barrio juntamente con significados comercios, instituciones y cofradías y hermandades de la ciudad. Ya en la noche, se ha celebrado igualmente una ofrenda de luz a la titular mariana, acto emotivo y singular ya que durante estos días los devotos de la Virgen han podido adquirir una pequeña vela que han podido encender  junto a las escalinatas que dan acceso al templo, confiriéndole a la noche un espectacular pasillo de luz que encamina sus pasos hacia la divina efigie de la Madre del Hijo de Dios.

La novena a Nª Sª de las Angustias finalizaba el sábado, 9 de octubre, con una eucaristía que ha presidido el padre agustino D. Bonifacio Díez. Durante la misma se ha asistido a la bendición de la nueva “bacalá” de la Hermandad que ha de presidir todos los actos oficiales de la corporación. El guion representativo ha sido diseñado por Jesús Ortega y confeccionado en tejido de damasco de color negro, figurando en su extremo el tradicional escudo de la Virgen de las Angustias. Todo el conjunto aparece orlado de flores y estrellas, además de piezas ribeteadas que son obra de la bordadora motrileña Elena Burgos. Tras la novena tenía lugar la celebración del pregón extraordinario de exaltación a Nuestra Señora de las Angustias que ha quedado a cargo del investigador granadino Miguel Luis López Guadalupe Muñoz y del que ya EL FARO ha dado buena cuenta en su pasada edición.

Numerosos fieles en la Novena a la Virgen de las Angustias (EL FARO)

Los cultos a la motrileña Virgen de las Angustias se han dado por finalizados en la tarde del domingo con una misa de campaña que ha sido impartida en la plaza de la iglesia. Con solemnidad y portada por su cuerpo de costaleros la Virgen aparecía sobre unas sencillas andas que ha cedido para la ocasión la Cofradía del Santísimo Cristo de los Vigías de Vélez Málaga. La sagrada imagen iba precedida de la cruz parroquial y ciriales y ha sido ubicada junto a un altar que ha sido erigido para la ocasión y que ha presidido el Crucificado de la Sed. Con una plaza totalmente abarrotada de fieles, la titular mariana ha sido recibida entre vítores y aplausos, mientras una prolongada salva de cohetes anunciaba su presencia. La eucaristía ha sido oficiada por el titular de la parroquia, D. Alberto Sedano Rodríguez, y ha contado con la participación del coro motrileño “Amigos del Rocío». Finalizada la misma, la Virgen de las Angustias  ha marchado siguiendo los sones de la banda de música de Güevéjar, al tiempo que una espléndida “petalá” ha despedido a la Reina y Madre del barrio de las Angustias.

Esta ha sido la secuencia de los actos devocionales que ha programado la hermandad de la Virgen en este segundo año de la pandemia en el que la imagen titular no ha podido procesionar por las calles de la ciudad. Motril vive ahora el tercer domingo de octubre con otra señera devoción mariana, la Reina y Madre del barrio de Capuchinos, que durante estos días viene celebrando ya el tradicional septenario que le dedica su hermandad y del que EL FARO dará igualmente buena cuenta del mismo a la conclusión de los cultos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí