SE CELEBRA EN MOTRIL EL I PREGON DE EXALTACIÓN A Nª Sª DE LAS ANGUSTIAS

0
423

Domingo A. López Fernández

Cronista Oficial de la ciudad de Motril

SE CELEBRA EN MOTRIL EL I PREGON DE EXALTACIÓN A Nª Sª DE LAS ANGUSTIAS

EL PREGONERO JUNTO A MIEMBROS DE LA HERMANDAD DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS (EL FARO)

En la tarde de ayer tenía lugar en Motril la celebración del I pregón de exaltación mariana a Nuestra Señora de las Angustias, acto con el que la hermandad que le da culto ha querido poner el colofón a la tradicional novena que enaltece todos los años a la Patrona del barrio. En realidad el pregón fue uno de los grandes actos que se programaron para el año 2020 en conmemoración del III centenario de la fundación de la ermita, pero  el desencadenamiento de la pandemia del Covidd-19 indujo a la hermandad a decretar su suspensión en evitación de posibles focos de contagio. Ahora, con los niveles óptimos de bonanza que en materia de control del virus se han alcanzado, la junta de gobierno de la corporación mariana ha determinado su celebración en el curso actual, segundo año consecutivo en el que Nuestra Señora de las Angustias se ha visto obligada a no procesionar por las calles de su barrio.

El canto de las excelencias a Nuestra Señora de las Angustias ha tenido lugar a la conclusión de la novena que ha presidido el padre agustino D. Bonifacio Díez, quien ha estado asistido en la misma por el titular de la parroquia, D. Alberto Sedano. Seguidamente, Inmaculada Sáenz, vocal de relaciones institucionales de la hermandad, daba principio al acto de exaltación mariana al recapitular las circunstancias que provocaron su suspensión en el mes de mayo de 2020 por causa de la pandemia. Igualmente, participaba a todos los presentes el extenso currículum del pregonero y el buen nombre que tiene ganado en Granada en la temática específica de la religiosidad popular de toda la provincia.

UN MOMENTO DEL PREGÓN DE MIGUEL LUIS LÓPEZ JUNTO AL ALTAR DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS (EL FARO)

Miguel Luis López-Guadalupe Muñoz accedía al ambón del altar para iniciar su mensaje de exaltación mariana con unos breves pasajes de los conocidos “Gozos de Nuestra Señora de las Angustias, patrona de la ciudad y reino de Granada”. De seguida, en el ámbito devocional, quiso significar un canto a Motril, pues  es “Montaña y mar, puerto y vega, encrucijada única que le hace muy especial a Motril y lo dota de una naturaleza generosa y una historia milenaria, que es también una topografía devocional. Una peculiar rosa de los vientos que protagoniza sin discusión la Virgen María. Cabeza es su norte, faro elevado en alto para iluminar Motril y su entorno. Carmen es el sur, abierta al mar con ondas de salve marinera. Pastora es el este, fiel celadora de las almas de este pueblo. Y al oeste, ay, al noroeste de esta ciudad heroica, Angustias, nombre que se me escapa como un suspiro. Porque decir Angustias es algo muy grande en nuestra tierra. De escarpe baldío a arrabal, de arrabal a barrio te elevó la devoción. Todo por amor a María. Y desde entonces Motril mira la puesta de sol desde este mariano barrio de las Angustias”.

EL HERMANO MAYOR, ANTONIO GARCÍA, ENTREGA LA MEDALLA DE LA HERMANDAD AL PREGONERO (EL FARO)

Su docto discurso proseguía con una completa y detallada secuencia histórica de la devoción a Nuestra Señora de las Angustias en la ciudad y los fundamentos que dan lugar a la organización de su primigenia hermandad en el año de 1848. Sus palabras fueron desgranando los nombres de los devotos hermanos mayores que engrandecieron el ajuar y los enseres de su titular mariana y de la propia hermandad, así como el hito histórico que supuso conferir el título de Hermana Mayor Perpetua a la reina Isabel II en el año de 1868. Versado en la historia, el pregonero continuó relatando actos sobresalientes tales como la reorganización de la hermandad en el año de 1919, o los propiamente luctuosos que dan lugar a la destrucción de la imagen titular en la guerra civil y la posterior nueva hechura que es obra del escultor granadino Domingo Sánchez Mesa. Con énfasis culminaba la primera parte de su pregón con una frase que ensalzaba a la ciudad de Motril y a su Virgen, pues “Motril se rinde a sus Angustias, que es imagen, y ermita, y hermandad, y barrio, y fiesta, y sentimiento… Porque todo, absolutamente todo, lo hacéis por Ella”.

La segunda parte de su discurso continuó abundando en las fiestas que celebraba el barrio el segundo domingo de cada mes de septiembre, la solemnidad de la procesión y, muy particularmente, los cultos devocionales a su titular, que solían ser trasladados al templo mayor parroquial o la iglesia de las Nazarenas para poder acoger a la ingente cantidad de fieles que solían estar presentes. Pasada la guerra civil su verbo proclama con intención que “Octubre se apropia del protagonismo de sus fiestas en un otoño que avanza sin titubear. Es la hora de la Virgen de las Angustias. De alegría desbordante, amenas verbenas y cultos solemnes. Motril lo sabe y lo celebra”. El pregonero culmina ahora la etapa de fiesta y de fervor para conferirle un giro a su oratoria, que se vuelve dogmática y singular al ahondar en el significado del corazón traspasado por ocho espadas que es típico de la advocación. Cada una de estas espadas recoge un pasaje íntimo de la vida de la Virgen y la del Redentor que el pregonero ha querido hilvanar con voz poética a través del cantico de las sentidas bienaventuranzas.

La ermita y su ornato ponen punto y final a su discurso al referir la multitud de emblemas pasionistas que rizan el interior del espacio sacro: flagelo, azotes, corona de espinas, tenazas, clavos… y el sudario sobre la cruz desnuda que revela que la muerte del Redentor se ha consumado. Y la Virgen de las Angustias, como “madre oferente, nos lo entrega, desde sus brazos, con la caricia de sus manos y bajo la sombra protectora de su manto”. El pregonero tuvo todavía un grato recuerdo para el redactor de EL FARO que en el número correspondiente al 14 de octubre de 1946 relataba a la perfección lo que es y supone la devoción de los motrileños a su Virgen de las Angustias. Solo así se explica, porqué “Millares de ojos se clavan en el hermoso rostro de la venerada efigie, que en medio de sus dolorosas angustias sonríe feliz y dichosa ante el amor de sus hijos”. Y para colofón, el recuerdo a un acto entrañable, el de la entrega de la medalla de oro de la ciudad a la imagen de la Virgen, patrona del barrio que se posa a sus pies.

Sin más, el pregonero concluía su discurso para dar paso a las incesantes muestras de gratitud que le brindaban los fieles devotos  presentes, pero muy particularmente las de los hermanos de la hermandad que honrados con su fino verbo han hecho historia al impartir el que ya es el I pregón de exaltación a Nuestra Señora de las Angustias de Motril.

EL PREGONERO

MIGUEL LUIS LÓPEZ-GUADALUPE, PREGONERO 2021 (EL FARO)

Miguel Luis López-Guadalupe Muñoz (Granada, 1964) es uno de los más relevantes investigadores de la temática de la religiosidad popular en la provincia. Es Doctor en Historia por la Universidad de Granada (1992), título que obtiene con la tesis “Contrarreforma y Cofradías en Granada”, investigación que le mereció el Premio Extraordinario de Doctorado. Asimismo, ha sido Becario Postdoctoral en la Facultad de Teología de Granada y en la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París, habiendo realizado estancias de investigación en el Archivio Segreto Vaticano, Maison des Pays Ibériques de Burdeos y la Universidade Nova de Lisboa.

En su labor profesional Miguel Luis López-Guadalupe imparte docencia desde hace más de treinta años en la universidad granadina de la que es catedrático en el Departamento de Historia Moderna. Autor de una decena de libros y más de doscientos trabajos en revistas especializadas y aportaciones a congresos científicos, ha dirigido hasta el día de hoy seis tesis doctorales y ha sido I Premio de investigación científica “Humanismo e Ilustración”, mérito que le ha sido concedido por el Real Colegio Seminario de Corpus Christi de Valencia (2017) y VII Premio Rafael Altamira, concedido asimismo por la Facultad de Derecho de Universidad Complutense de Madrid (2018). En la actualidad es Director del Departamento de Historia Moderna y de América y Subdirector del Centro de Estudios Históricos de Granada y su Reino.

En el ámbito cofrade Miguel Luis López-Guadalupe es Hermano de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y María Santísima de las Maravillas, de la Sacramental del Santísimo Cristo de San Agustín, corporación de la que fue Hermano Mayor entre el año 2002 y 2006,  y de la Hermandad Patronal de la Virgen de las Angustias en la que actualmente desempeña el cargo de Hermano Mayor y Archivero. Ha sido igualmente miembro de la Directiva de la Federación de Cofradías de Semana Santa de Granada y fundador de la revista Gólgota. En calidad de pregonero ha realizado numerosas  intervenciones para las cofradías granadinas destacando sobre todas ellas la del Pregón Oficial de la Semana Santa de Granada en el año de 2002, a la que hay que sumar desde hoy la ser pregonero del I pregón de exaltación a la Virgen de las Angustias de la noble y leal ciudad de Motril.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí