EL BAR DE CARLOS DEL PUERTO DE MOTRIL. UN BAR QUE YA ES HISTORIA

0
4465

Cartas al director/EL FARO

       EL BAR DE CARLOS DEL PUERTO DE MOTRIL. UN BAR QUE YA ES HISTORIA

En estas imágenes, en una de ellas, se puede ver la terraza del Bar de Carlos en sus primeros años, y en la otra, a Carlos Reyes (hijo) de niño y de adulto cuando cogió la dirección de este establecimiento…

El Bar de Carlos abrió sus puertas el día dos de marzo del año 1972, este bar estaba ubicado en los bajos del edificio de la Sección de Trabajos Portuarios del Puerto de Motril. Carlos Reyes Pastor en sus primeros años fue socio de Pepe El Soldaito (José Béjar Domínguez), Carlos y Pepe el Soldaito en esos años eran Estibadores Portuarios, a los dos años de abrir el bar, Carlos se quedó con el negocio, lo trabajo con la ayuda de los camareros Saúl, el joven Antonio García, Antonio Genor, Guillermo Moya y Manolo Medina (El Barraco), éstos  tres últimos también eran Estibadores Portuarios. En estos años Carlos Reyes hijo aún era un niño pero en sus ratos libres echaba una mano en el bar, al principio la mayoría de los clientes eran Portuarios y Gente de la Mar pero Carlos que era un gran comerciante con visión de futuro fue el primero de la zona que empezó a servir frituras de todo tipo de pescado recién pillado (capturado) como el famoso Chanquete, el negocio fue a más, Cervezas Alhambra le montó una terraza (la que se ve en la imagen inferior) en la que puso seis mesas y otras tres dentro del bar.                

Le empezaron a llegar clientes de Motril, Granada y provincia hasta el punto que al bar de Carlos acudían clientes de cualquier lugar de España, la fama del bar llegó a tal punto que el bar que solo estaba autorizado para  abrir en el horario laboral de los Estibadores Portuarios, Carlos tuvo que ampliar el horario manteniendo el bar abierto las veinticuatro horas con varios turnos de camareros, la cocina por el día la llevaban entre Nati (la mujer de Carlos) y su  hija Fina.

Con el incremento de la clientela, debido a su horario, la calidad de sus pescados y sus bajos precios al interior del puerto donde estaba situado el bar llegaba mucho personal ajeno al puerto, y Obras Públicas (Autoridad Portuaria) propietaria del local del bar indicó a Carlos a que volviera a respetar el horario laboral como al principio de la apertura del bar, lo que causó que Carlos orientará el negocio de otra manera, pero Carlos siguió abriendo por la mañana un par de horas más temprano del nuevo horario, alumbraba el bar con unas velas para pasar un poco desapercibido y como respeto a Obras Públicas (Autoridad Portuaria) que le pasaba la mano ya que a esas horas era el único sitio donde los pescadores se podían tomar sus cafés y sus copas antes de salir a la mar. A media mañana con la ayuda de su hijo Carlos empezó a servir aquellos desayunos con los Famosos Criminales (bocadillos de jamón) inventados (según Carlos hijo) por Encarnita Aguaza (La del Bar Terraza).                                 

A principios de los años 80 costaba en el Bar de Carlos, un Tercio de cerveza un ‘Criminal’ y un café 300 pesetas, un tercio de cerveza que fuera del puerto valía 15 duros (75 pesetas) en el bar de Carlos valía 10 duros (50 pesetas), al no disponer ya el bar de cocina las tapas eran de jamón, cacahuetes, embutidos… Carlos a base de mucho trabajo siguió ganándose la vida hasta que cayó enfermo a mediados de los años 80 a partir de esta fecha, Carlos hijo siguió con el negocio con la ayuda de su hermano menor Moisés, Moisés estuvo poco tiempo ayudando a su hermano, Carlos tuvo que contratar a camareros como a Javi, Juan Vicente (El Noi), El Caenas y Juan Miguel El Chato que se hizo cargo del negocio mientras Carlos estuvo de viaje de novios. El Bar de Carlos siguió siendo un referente en el sector de la hostelería hasta el año 2007 que cerró sus puertas.

Pensamos hacer otra publicación contando algunas de las anécdotas que ocurrieron en el  fue el Bar de Carlos: como la de unos funcionarios que tuvieron que ser llamados al orden por sus superiores por ir a desayunar con los coches oficiales al bar de Carlos porque el desayuno les costaba mucho más barato que en cualquier bar de la zona.

Esta publicación la dedicamos a la memoria de Carlos Reyes (hijo), a la de su madre, a la de  su padre, y también se la dedicamos a todos los trabajadores que trabajaron en el bar de Carlos y a todos los Estibadores del Puerto de Motril y especial a los que ya no se encuentran entre nosotros.

Carlos: dónde quiera que estés Encarnita y yo siempre te estaremos inmensamente agradecidos por  todo lo que nos contastes sobre EL BAR DE CARLOS, sobre nuestro Barrio y nuestro Puerto.

Encarnita y yo mientras podamos, seguiremos contando estas pequeñas historias sobre las gentes humildes (trabajadores) de nuestro barrio, pequeñas historias que no aparecen en los medios oficiales ni en la prensa

Si hemos dado algún dato erróneo agradeceríamos que alguien lo comentara.

PD: EL BARRIO DE EL VARADERO DE MOTRIL, El VIERNES DÍA 17 DE SEPTIEMBRE DEL 2021, PERDIÓ A CARLOS REYES MARTÍN, (EL DEL BAR DE CARLOS DEL PUERTO DE MOTRIL), UN VECINO QUE JUNTO A SU PADRE HIZO HISTORIA EN SU BARRIO, EN EL PUERTO, Y SOBRE TODO, EN EL SECTOR DE LA HOSTELERÍA DE AQUELLOS AÑOS.

Por, Encarni García y Juan Antonio Gutiérrez Montes (El Niño La Nati)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí