Registrados cuatro nuevos terremotos de magnitud 4.3, 3.6 y 3.3 en Santa Fe y 3.6 en Cúllar- Vega

0
1067

José Manuel González/EL FARO

El Centro de Coordinación de Emergencias ha atendido hoy casi un centenar de avisos de distintos puntos de la provincia, 64 de ellos entre las siete y las ocho de la tarde

SALA DE EMERGENCIAS 112 (Foto: El Faro)

La serie sísmica que registra Granada y su área metropolitana desde el pasado mes de diciembre ha sumado la tarde de este jueves cuatro nuevos temblores de magnitud 4.2, dos de 3.6 y uno de 3.3 en el municipio granadino de Santa Fe y Cúllar-Vega, además de otra media docena de menor intensidad, sin que haya constancia de daños personales ni materiales de carácter estructural, según informa Emergencias 112 Andalucía, servicio adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta.

El movimiento sísmico de mayor magnitud, 4.3, se ha registrado a las 19:49 horas con epicentro en Santa Fe a una profundidad de tres kilómetros, mientras que anteriormente a las 19:06 otra sacudida ha alcanzado el valor de 3.6 en la escala Richter a un kilómetro de profundidad, según fuentes del Instituto Geográfico Nacional. Posteriormente, a las 20:05 se ha vuelto a producir un tercero en esta serie de 3.3 también en Santa Fe a un kilómetro de profundidad y a las 20:28 un cuarto de 3.6 a dos kilómetros de profundidad en Cúllar-Vega.

En las salas de coordinación del 112 no hay constancia, hasta el momento, de daños personales ocasionados por estos cuatro sismos. Los terremotos de hoy han motivado casi un centenar de avisos (97) al teléfono único de emergencias de la Junta, sobre todo de municipios de Granada capital y de la Vega de Granada como Cúllar-Vega, Churriana de la Vega, Maracena, Láchar, La Zubia, Las Gabias, Huétor-Vega e, incluso, un vecino de Linares en Jaén ha señalado que lo había sentido. De estos 97, 64 se han atendido entre las 19.00 y las 20.00 horas.

De momento en el 112 se han notificado incidencias por caídas de cornisas y elementos externos de edificaciones y, especialmente, grietas como las registradas en chimeneas de las calles Alameda y Río Genil de Santa Fe y Maracena, cornisas de una casa de la calle Doctor Covo de Las Gabias y calles Ronda, 1 de Mayo y Castillo y Ronda de Belén en Santa Fe, la caída de un termo en calle Rubén Darío de Granada capital, la rotura de una caldera en la Plaza del Tabaco, la aparición de grietas en el techo de una vivienda de la calle Pedro Antonio de Alarcón y en una fachada del Pasaje Francisca Alba sin que en ninguna de ellas se hayan producido heridos.

Los municipios de Santa Fe y Atarfe han habilitado espacios públicos como parques y campos de fútbol para que los vecinos que lo deseen puedan ir, según informan las concejalías de seguridad de ambas localidades.

Emergencias 112 Andalucía ha gestionado ya 865 avisos relacionados con los temblores de la provincia de Granada desde el pasado sábado 23 de enero y ha coordinado más de 200 incidencias, de las que en más de 75 se han constatado daños, principalmente por caídas de elementos, desprendimientos y grietas en viviendas.

Esta misma tarde se han vuelto a reforzar las sedes de 112 que actúan como regionales -centros de recepción de llamadas y primera respuesta -por si fuera necesario ante posibles incrementos en el volumen de llamadas.

Antecedentes

Desde el mes de diciembre del pasado año se están registrando una serie de terremotos superficiales al noroeste de la ciudad de Granada en el entorno de las localidades de Atarfe, Pinos Puente y Santa Fe. Se trata de terremotos superficiales, con una profundidad menor de 10 kilómetros, y con magnitudes, en su mayoría, inferiores a 2,5. Conviene recordar que suelen ser sentidos por la población cuando la magnitud es mayor de 3.

La serie se ha reactivado a finales de enero de 2021 y el día 23 se registró un terremoto con magnitud de 4,4, el de mayor intensidad de esta serie hasta el momento, al noroeste de Santa Fe que fue sentido en numerosas poblaciones y con algunos daños aunque ninguno de carácter estructural y una persona herida de carácter leve.

La sucesión de estos movimientos sísmicos motivó el martes 26 de enero el paso a fase de pre-emergencia del Plan de Emergencia ante el Riesgo Sísmico en la provincia de Granada. En esta fase los fenómenos sísmicos se producen sin ocasionar víctimas ni daños materiales relevantes, por lo que desde un punto de vista operativo, el nivel se caracterizada fundamentalmente por el seguimiento instrumental y el estudio de dichos fenómenos, así como por el consiguiente proceso de información a los órganos y autoridades competentes en materia de Protección Civil y a la población general.

Recomendaciones en caso de terremotos

En caso de episodios sísmicos como los repetidos desde el fin de semana en la provincia de Granada, Emergencias 112 Andalucía recomienda mantener la calma y cortar cualquier situación de pánico, bulo, rumor o información exagerada. Durante el seísmo, lo más adecuado es permanecer en el lugar donde uno se encuentra, tanto si se está dentro de un edificio o en la calle, ya que al entrar y salir de los edificios pueden ocurrir accidentes.

Dentro de un edificio es necesario buscar estructuras fuertes donde cobijarse, como por ejemplo una mesa o una cama, bajo el dintel de una puerta, junto a un pilar, una pared maestra o en un rincón. Tras la sacudida, se recomienda salir ordenada y paulatinamente de los edificios a través de las escaleras y, bajo ningún concepto, usar el ascensor para la evacuación.

En el caso de encontrarse en el exterior, se aconseja alejarse de cables eléctricos, cornisas, cristales y demás elementos que puedan sufrir roturas o desprendimientos a causa del movimiento.

Si el terremoto sorprende a los ciudadanos en mitad de un viaje en el interior de un vehículo, es necesario pararlo de inmediato donde permita el tráfico y permanecer dentro del mismo hasta que finalice el temblor.

Se debe comprobar que no hay heridos, examinar a los que están alrededor y no olvidar que los heridos graves no deben moverse, a no ser que se tenga conocimiento de cómo hacerlo o en caso de empeoramiento grave o peligro inminente (fuegos, derrumbamientos, etc.…).

Hay que comprobar el estado de las conducciones de gas, agua y electricidad, visualmente y por el olor, sin poner a funcionar nada.

No usar el teléfono a menos que sea para situaciones de urgencia, conectar la radio y seguir las indicaciones de las autoridades u organismos intervinientes a través de los medios de comunicación y cuentas oficiales en redes sociales (por ejemplo: @E112Andalucia / Facebook 112 Andalucía / @IGNSpain).

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí