De bien nacido es ser agradecido, máxime si te salvan la vida

0
2006

José Manuel Glez./EL FARO

Los agentes que salvaron la vida a un vecino de Almuñécar cuando estuvo a punto de morir por atragantamiento recibieron sendas placas de agradecimiento por parte del socorrido vecino. Fue en un acto “inesperado y muy emotivo” que tuvo lugar en la Jefatura de la Policía Local sexitana

AGENTES DE LA POLICÍA LOCAL DE ALMUÑÉCAR CON LAS PLACAS RECIBIDAS (Foto: El Faro)

La Jefatura de la Policía Local de Almuñécar vivió en la tarde noche de ayer “un acto inesperado y muy emotivo” porque el vecino que fue salvado de morir ahogado, tras atragantarse hace poco más de dos semanas, Fall, quiso agradecer personalmente a los agentes que le socorrieron, haciéndoles entrega de una placa a cada uno en la que dice literalmente: «No puedo más que darte las GRACIAS, a ti, mi ángel de la guarda, por salvarme la vida cuando pendía de un hilo y darme una nueva oportunidad para estar con mi familia”. Gracias. Fall».

“Fue  una grata sorpresa y un gesto que agradecemos porque nosotros lo que hicimos con este vecino fue lo que hubiéramos hecho con cualquier otro que hubiera solicitado nuestra ayuda. El ha querido reconocerlo así y por ello el momento fue muy emotivo porque el algo inesperado”, manifestó uno de los agentes.

Recordar que los hechos ocurrieron cuando el pasado día 19 de febrero, pasadas las 21 horas, una mujer reclamó ayuda a una patrulla de la Policía Local de Almuñécar que se encontraba por la zona de la calle Guadix realizando diligencias de prevención por accidente de circulación porque, según la citada mujer, “su cuñado se estaba ahogando”.

Los agentes, con el número de identificación 14742 y 8538, se dirigieron al domicilio indicado por la mujer que reclamaba la ayuda y que estaba a pocos metros del lugar. “Una vez en el mismo, el agente 14742 observó a un hombre, de unos 40 años, tirado en el suelo inconsciente, ante lo que procedió a realizarle la “maniobra de Heimlich”. Después de varios minutos sin que expulsara lo que causaba el atragantamiento, el otro agente, decide coger el desfibrilador portátil del vehículo ante el riesgo evidente de entrada en parada cardiaca”, relató el portavoz de la Policía Local de Almuñécar.

Por otro lado, y según manifestó la patrulla policial, durante unos siete u ocho minutos que tardaron los servicios médicos en llegar al lugar y atender a la persona, “el agente 14742 no cesó de mantener la maniobra hasta que, posteriormente y colocado en posesión lateral de seguridad y con ayuda del servicio médico, esta persona expulsó lo que le mantenía atragantado y comenzara  a respirar con normalidad”.

Los servicios sanitarios decidieron trasladar al afectado al Centro de Salud de Almuñécar “con el fin de realizarle otras pruebas y la observación debido al tiempo que permaneció sin poder respirar”, señalaron.

En la tarde noche de ayer, el socorrido vecino, de nombre Fall, quiso tener un gesto de agradecimiento a los citados agentes haciéndoles entrega de las mencionadas placas, pues en verdad, los agentes le salvaron literalmente la vida.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí