NOVENTA AÑOS

0
1080

NOVENTA AÑOS

TERESA MARTÍN -Escritora-

En las redacciones repiqueteaban las viejas máquinas de escribir. El humo de los cigarrillos flotando en ese ambiente cargado, también de folios y de papel calco. El sonido incesante de los teléfonos, los teletipos y faxes.

Los incontables avances tecnológicos que se han registrado en las tres últimas décadas, han cambiado por completo la manera de entender el periodismo. La rapidez (la llamada cultura de la inmediatez) ha marcado nuevas pautas tanto para los profesionales de la información como para los consumidores de la misma, cuyas exigencias han hecho que las distancias entre calidad y tiempo se hayan acortado más que nunca. La hiperconectividad tecnológica y la necesidad constante de satisfacción momentánea son el resultado conductual de esta cultura de lo inmediato.

El Faro, nuestro decano de la prensa motrileña, celebra noventa años de andadura adaptándose, como no podía ser de otra forma, a los cambios que han ido sobreviniendo con la revolución digital.

Mi primer contacto con el Semanario El Faro se produce a principios de los noventa, siendo su director Vicente Fernández Guerrero. Yo venía de redactar noticias en la tele local, bajo la dirección de Francisco. M. Ortega y mis compañeros habían bebido todos de El Faro. Empecé a colaborar semanalmente con un artículo de opinión que enviaba por fax puntalmente desde mi casa.

En esa misma época, El Faro da un salto de gigante y se desdobla; nace El Faro Diario y me incorporo a la plantilla. Además de sacar adelante el diario, seguía manteniéndose a flote el semanario. Llegaba la modernidad a la redacción en un edificio magnifico que albergaba también la imprenta y estrenamos unos ordenadores enormes que escribían en verde.

De aquella época dorada quedaron solo recuerdos. El Faro Diario no salió adelante, Motril no supo apostar por este recién nacido y Vicente volvió a poner todas sus energías en el Semanario. Jamás he conocido a alguien con más tesón.

Seguí con él en un local triste en la Avda. de Salobreña. En esa época hacíamos el Semanario Francisco Fermín Jiménez, Vicente y yo. Paco Fermín me enseñó todo; severas rectificaciones y parcas felicitaciones.

Aunque ha habido paréntesis dilatados en el tiempo, siempre he formado parte de la redacción del El Faro. En la última época, ya en la era de internet, me topé con otro romántico del periodismo, el actual director de El Faro digital, José Manuel González con quien he seguido colaborando con regularidad.

Este periódico de los motrileños forma parte de mi vida, ha sido mi maestro en el comienzo y he escrito millones de palabras en sus páginas.

Siempre en total libertad, nunca me han rechazado un artículo, he hecho y he deshecho y sus puertas siempre han estado abiertas para mí, por lo que le estoy sincera y humildemente agradecida.

En este, su noventa cumpleaños, que se dice pronto, escribo esta felicitación a todas aquellas personas que en alguna etapa de sus vidas, han formado parte de la enorme familia de El Faro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí