Comienzan los trabajos de desmontaje y retirada de la plaza de las maderas

0
757
DESMONTAJE DESCUBRE BASURA ACUMULADA BAJO MADERAS

Los vecinos de La Herradura se han despertado hoy  viendo cumplida una de las demandas más reiteradas de los últimos años y que no era otra que  el desmontaje de las maderas de la plaza Las Palmeras, o también conocida
popularmente, precisamente, como el nombre “Las Maderas”, situada  en la playa herradureña, frente al acceso principal.
            Así lo recordaba el teniente de alcalde y delegado de La Herradura, Juan José Ruiz Joya, tras la visita que giraba hasta el lugar “para comprobar  “in situ” lo que ya presagiamos: cantidad de basura acumulada y maderas, muchas de ellas, en avanzado estado de deterioro que ha provocado más de un susto a los vecinos y visitantes al romperse “, explicaba el edil herradureño.
            Los trabajos, adjudicados a una empresa local, se han iniciado a primera hora de la mañana después de que ayer, la Policía Local,  señalizada la zona  para evitar aparcamientos de vehículos en la zona de influencia.
Hoy, una maquina retro-excavadora y varios operarios  proceden al desmonte de las traviesas que, a su vez, estaban atornilladas a unos anclajes de madera y sujetos con hormigón a la arena.
            Ruiz Joya recordaba  que la propuesta de retirada y desmontaje de esta plaza, presentada desde la Tenencia de Alcaldía herradureña y que también contó con el apoyo de la Asociación de Chiringuitos, fue aprobada por el pleno el pasado mes de diciembre, al tiempo que se solicitaba a Costas la correspondiente autorización de la misma.
            La plaza de “Las Palmeras”, situada  frente al acceso principal de la playa herradureña por la avenida Prieto Moreno, era el espacio el espacio de mayor superficie que aún queda del “paseo” de maderas que se llevo a cabo a principios de los años 90.
            El espacio se convertía hasta hoy   en la tarjeta de bienvenida o presentación de un espacio original  que sorprendía al visitante. Sin embargo, las deficiencias de muchas traviesas unido al   deterioro,  tras
el paso del tiempo, hizo que se agravara la  situación.  Otra anomalía que se sumaba a la petición,  desde el principio, fue  la dificultad para la limpieza de los bajos de las maderas, por lo que se convirtió en un
basurero.
            Para la iluminación de esta  plaza también se instalaron  farolas de madera  que nunca llegaron a lucir en las dos décadas instaladas, a excepción del día de la prueba. La plaza también cuenta con  una decena de
palmeras, de donde tomaba el nombre “oficial”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí