Las inclemencias meteorológicas impiden que «La Borriquita» culmine su estacion de penitencia

0
1294

DOMINGO LOPEZ FERNANDEZ

Expectación y desencanto es el titular que resume de veras el acontecer en Motril de la tarde del Domingo de Ramos. Expectación a raudales, sin duda, pues una enorme marea humana se ha concentrado en la plaza de España para ver salir al primer cortejo oficial de la Semana Santa, pero el desencanto ha hecho mella en todos cuando tras una hora de recorrido procesional se le hacía regresar anticipadamente a su templo. Ante unos pronósticos ciertamente negativos y con el precedente del día anterior, los hermanos cofrades de la popular «Borriquita» suspiraban por que el tiempo mejorase y les dejase llevar a cabo su estación de penitencia, aspecto que por desgracia no se ha llegado a cumplir.

Tal como estaba anunciado, a las 17:00 hrs de la tarde hacía acto de presencia por la puerta lateral de la iglesia de la Encarnación la cruz guía junto a los faroles del frente de procesión. Inmediatamente detrás se ubica la sección de niños hebreos que portan palmas y ramas de olivo para significar la llegada de Jesús a Jerusalén. El séquito realmente impresiona por sus proporciones y número de componentes, valor en alza que ha hecho multiplicar los encargos de vestimentas en el propio taller de bordado. La sección de Cristo Rey se disponía a continuación con el Senatus romano a la cabeza para dar paso a las filas penitenciales en las que se hace destacar con luz propia el color azul de los capirotes y el blanco de las túnicas de hermanos. Como todos los años la presidencia oficial va ostentada por una representación de la hermandad del Gran Poder, confraternidad con la que se encuentra hermanada desde hace años la cofradía de la Borriquita y, tras ella, el cuerpo de acólitos ceriferários con su pertiguero al centro y auxiliares femeninos portando el incensario y naveta. Inmediatamente detrás marcha el paso de misterio con la nueva imagen de Cristo Rey que ha sido tallada por el escultor jiennense Antonio José Martínez Rodríguez. El paso es comandado por su capataz, Francisco Pérez Lorenzo y figuran en su interior treinta y cinco costaleros que discurren en modalidad de trabajadera sevillana. Tras el trono, la representación eclesiástica que personifican la figura del párroco de la Encarnación, D. José Albadalejo y el diácono Moisés Fernández. Finalmente, marcando el paso, la recién unificada Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora del Rosario y Santa Ana.

El tramo de la Virgen del Rosario se inicia con la cruz parroquial y ciriales y el guión representativo del grupo joven de la cofradía. Tras los penitentes de la sección mariana marcha el estandarte titular que ha sido bordado en su propio taller, el libro de reglas y la tradicional «bacalá». El cuerpo de acolitado infantil precede finalmente al paso de la Virgen del Rosario, imagen que es obra del motrileño Miguel Ángel López Montero. A diferencia del paso de misterio, el de la Virgen marcha en modalidad de trabajadera granadina y es su capataz el motrileño Serafín Rodríguez Correa. Finalmente cierra el cortejo la Agrupación Musical San Indalecio de la Cañada (Almería), que estrena actuación en la procesión.

El itinerario marcado por la junta de gobierno para este año ha partido desde la iglesia de la Encarnación, en cuya escalinata de acceso se ha desplegado una rampa de madera que ha permitido discurrir a los costaleros con todas las medidas de seguridad. Bajada ésta y desde la propia Plaza de España se ha organizado el cortejo que ha transcurrido por la calle Romero Civantos, Díaz Moreu, Catalanes y Plaza Javier de Burgos, momento en el que se ha dispuesto la suspensión de la estación de penitencia ante la persistente lluvia caída en los últimos minutos. La clausura de la procesión se verificaba en el templo de la Encarnación pasadas las 18:00 hrs de la tarde mientras en el interior se veían emotivas escenas entre costaleros de ambos pasos y hermanos de la hermandad. Minutos más tarde el hermano mayor, Manuel Terrón, justificaba ante el publico presente la decisión tomada en aras de preservar el patrimonio artístico de la cofradía y la seguridad del cortejo infantil. El propio diputado mayor de gobierno, Carlos Valdivia, comunicaba a EL FARO que en los minutos previos a la suspensión las noticias eran totalmente negativas ya que se hablaba de lluvias persistentes en Salobreña, Vélez y otras poblaciones costeras, aspecto éste que ha primado para dar la orden de regresar al templo. Por expreso deseo de la junta de gobierno los pasos de Cristo Rey a lomos de la borriquita y Nuestra Señora del Rosario van a permanecer expuestos hasta el sábado de gloria en las capillas donde se veneran Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen Milagrosa.

Para hoy, lunes santo, tiene fijada su salida penitencial la cofradía de la Oración de Nuestro Señor en el Huerto de los Olivos y María Santísima de la Victoria, confraternidad que cumple XXV años de vida en el panorama cofrade motrileño. La estación de fe está fijada para las 20:00 hrs. y se espera que el tiempo de una tregua y permita ver al completo todo su recorrido procesional.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí