Francisco Barrera pregona al Nazareno en la iglesia de la Encarnación

0
1319
FRANCISCO BARRERA EN UN MOMENTO DEL PREGÓN

DOMINGO LÓPEZ FERNÁNDEZ

En la noche del sábado, el motrileño Francisco Barrera Moya pronunciaba en la iglesia de la Encarnación el pregón de exaltación a los titulares de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza en la que constituye ya la XXIII edición de este entrañable acto cofrade. En un ambiente de gala y excepción, el templo parroquial se llenó materialmente de fieles para escuchar al pregonero que la junta de gobierno que preside Mª del Carmen Ferrer García ha tenido a bien designar para este año 2013. Conocido cofrade con arraigo devocional a los colores morado y verde esperanza desde sus años infantiles, Francisco Barrera no ocultó en los prolegómenos al mismo la ilusión y emoción que le embargaba por ser el quien dirigiera los cantos de excelencia a su titular y patrón.

La edición del pregón comenzaba pasadas las 21 hrs de la noche cuando accedía al altar de la iglesia otro conocido cofrade José Torres Cardona, exhermano mayor de la cofradía de Nuestro Padre Jesús del Perdón, que fue la persona encargada de presentarle públicamente. José Torres avanzó los arraigados sentimientos que asisten a su amigo del alma y recordó las vivencias y enseñanzas que en el seno familiar han avivado la llama cofrade que fluye en su persona.

Por su parte Francisco Barrera agradeció públicamente a la cofradía su elección y con una versada documentación trasladó hasta los presentes el sentimiento de la población hacia su santo patrón en los momentos históricos vividos en Motril con motivo de los terremotos del año 1804. Tras las salutaciones de rigor a autoridades, consiliario, juntas de gobierno y cofrades, dedicó un agradecimiento especial a su familia y a todos cuanto le han ayudado en esa larga senda de nazareno del alma. Recordó esos 75 años de existencia de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, efeméride se viene celebrando con gran éxito en su curso cofrade y tuvo momentos de agradecimiento para la persona de Dª Emilia Jiménez Uyá, que fue quien tuvo la feliz idea de realizar el encargo al escultor Antonio Martínez Olalla. Finalmente aludió a los sentimientos que destilan sus dos titulares, el Nazareno y María Santísima de la Esperanza y la pasión que embarga a todos cuando cada jueves santo acompañan a ambos en la estación de penitencia que recuerda los amargos instantes vividos por Jesús en su camino al calvario. Finalizada su intervención, Francisco Barrera fue largamente ovacionado por todos los presentes y, ya personalmente, recibió la felicitación del resto de hermanos de hermandad y  miembros representativos de otras cofradías motrileñas

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí