La procesión del Cristo de Burgos despierta devoción en el barrio de las Monjas

0
1283

DOMINGO LOPEZ FERNANDEZ

                                                           Fotografías: Joaquín Bustos

El sábado de pasión se celebraba en Motril la procesión del Santísimo Cristo de Burgos y María Santísima de la Trinidad, que este año tenía como novedad el haber quedado bajo la organización de la Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor. Efectivamente, el grupo de jóvenes que años atrás sacaba en procesión a sus dos titulares ha quedado integrado en el seno de esta hermandad con idea de asentar sus bases cristianas y dar continuidad a una iniciativa que está creando escuela cofrade en el barrio de las Monjas.

Tal como estaba programado, a las 18:30 hrs, efectuaba su salida la procesión desde la casa hermandad del Gran Poder, constituyendo un organizado séquito que componían exclusivamente jóvenes del barrio. La marcha quedaba abierta por la cruz guía y faroles del frente de procesión, al que seguían dos largas filas de niños con atuendo cofrade de color blanco y pañuelo de tocado en color negro. Todos sus integrantes portan en sus manos báculos y cruces penitenciales y el orden dispuesto principia con el libro de venias, atributos de la pasión, estandarte cofrade, representación del grupo joven del Gran Poder, incensario y madrinas.  Finalmente, el sencillo paso del Santísimo Cristo de Burgos y María Santísima de la Trinidad, que aparece portado por seis jóvenes costaleros en modalidad de trabajadera granadina. Finalmente cerraba la comitiva la banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora del Rosario.

Es ésta la tercera edición que se ve salir en Motril al Cristo de Burgos y su titular mariana. En esta ocasión la procesión transcurrió por la calle Monjas y continuó por Jaime Ferrand, Barranco de las Monjas, Agustín de Foxá, San Roque, Pontanillas, Buenos Aires e Iglesia de la Visitación. Precisamente frente al pórtico del templo se ubicaba la mesa donde se verificó la firma del Libro de Venias, acto en el que estuvieron presentes el hermano mayor de la hermandad del Gran Poder, Joaquín Bustos, el joven capataz del paso y varios miembros de la junta de gobierno de la hermandad, además de la concejal de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Motril, Inmaculada Torres. En el transcurso del mismo, el hermano mayor de la hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón, José Torres, entregaba a la representación juvenil la medalla representativa de su hermandad, que inmediatamente era colgada en el paso de Cristo. Finalizado el acto la comitiva procesional continuó hasta la casa hermandad del Gran Poder para proceder a su definitivo encierro.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí